Aniquilación total

0
120
[Total:0    Promedio:0/5]

Parece que discuten entre ellos, pero es como si quisieran acabar con nosotros; o cuando menos, con nuestra paciencia. Se está alargando demasiado este proceso de constitución de Gobierno; quizá no se hayan dado cuenta de que el país sigue funcionando aún sin su colaboración. Los términos del debate son cuasi apocalípticos, da la sensación de que decantarse por una u otra opción nos llevaría a la ruina absoluta, caerían sobre nosotros las siete plagas de Egipto. No es para tanto, tendremos que seguir madrugando cada día para ganarnos los garbanzos. De cualquier forma, hay que tener preferencias y mojarse, no todos son iguales.

Aniquilación total

Ya que hablamos de apocalipsis, leo en un diario al gerente de una cadena de comercios quejarse del Black Friday, de la venta por internet y otros “males modernos”. Las rebajas se han salido de madre con la liberación, pero me parece exagerado el rótulo de esta tienda, -en Málaga, me dicen-, Aniquilación total. Cuentan que el empresario que cito previamente ha decidido cerrar y dedicarse a otra cosa; leo con detalle y observo que es lo mismo que critica. Vamos, que en definitiva hay que adaptarse a las corrientes de cada época.

Cada día tiene su afán. Hace nada que se celebraba la Jornada contra la esclavitud; oficialmente se llama de otra manera, pero su sentido es exactamente éste, seres humanos forzados a trabajar por otros seres, supuestamente humanos. Parece que con los siglos no mejoramos, ni en comportamiento ni en el vocabulario; titular de un diario regional: “Una sentencia histórica considera que la trata de blancas para la prostitución en clubes de alterne es la esclavitud del siglo XXI”.

¿Trata de blancas? ¿Entonces no es delito la trata de negras, o de chinas, o de blancos, o de indios? M.M. que firma el artículo debería mejorar su léxico, basta con que se fije en otro colega de difusión nacional sobre el mismo asunto: “El supremo considera esclavitud la prostitución en clubes de alterne. Confirma las condenas impuestas a una red de trata de seres humanos”.

Bueno, un poco menos de seriedad, que el verano es época de vacaciones bien ganadas por las honradas huestes trabajadoras, de relax en general. Puede contribuir a provocar sonrisas la TVE, empobrecida por los presupuestos, cargada de becarios y becarias en estas semanas, que son capaces de generar a veces situaciones sorprendentes, así sale un reportaje sobre perros abandonados, -otro signo innegable de periodo vacacional-, y el rótulo inferior dice “Responsable de moda de Cáritas”. (No me pregunte, no intento establecer la relación). Transmiten el Campeonato de Europa de fútbol juvenil y uno de los comentaristas se inventa un nuevo uso para el verbo “lateralizar”. ¿Significado? Según él, colocarse un jugador en cualesquiera de las bandas laterales. Según el Diccionario de la RAE, transformar en consonante lateral la que no lo era, como en almario por armario.

Es ésta una época de conocer sitios y gastronomías diferentes. La siguiente foto procede de un supermercado de Australia, pero antes una orientación acerca de otro destino: Londres. Hemos compartido allí jornadas con nuestro amigo Paco Robles; nos invitó a la comida anual de los Niños del 37, evacuados desde Santurce al Reino Unido para salvarlos del golpe de Franco, una celebración entrañable. Como corresponde, devolvimos el detalle convidándole en el Ibérica, el restaurante que asesora Nacho Manzano en el distrito de Marylebone, al lado del elegante Regent’s Park. En la nota la tortilla y los fritos de pixín se llaman exactamente así, sin traducción, haciendo patria; el tradicional arroz con pitu caleya se convierte en “pitu rice”, para distinguirlo bien del arroz con leche, que se denomina “spanish rice”.Jesus was here

Y seguimos con lo de Australia. Si se observa la parte superior de la imagen se lee “water”, es decir, agua, sin embargo, la estantería está llena de botellas de vino, así que la amable persona que distribuyó la foto hace gala de sus conocimientos y recuerda el milagro de las bodas de Caná, titula “Jesus was here”, “Jesús estuvo aquí”. No sé… es un dato que no puedo confirmar, la verdad; tengo varias ediciones del Nuevo Testamento, incluyendo las que han hecho los Gedeones en inglés, alemán e italiano, -esas que dejan en los hoteles y te ruegan que no te lleves-; ninguna pone nada al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí