Imágenes de Asturias

descargar


Deportes Entrevistas Sin límites. Jesús Antonio Fernández. Esgrima adaptada

Sin límites. Jesús Antonio Fernández. Esgrima adaptada

Imprimir E-mail
(3 Votos)
Escrito por Gerardo Calvo   
Miércoles, 29 de Septiembre de 2010 12:40
Sin límites. Jesús Antonio Fernández. Esgrima adaptada 5.0 out of 5 based on 3 votes.
Antes de descubrir su gran pasión, la esgrima, Jesús Antonio Fernández practicó otros deportes, como baloncesto, remo, y otros. Hoy, la entrega y el trabajo lo han convertido en Campeón de España en sable y medallista en espada y florete.  Pero en contra de lo que cabría pensar, no se trata de un superdotado físicamente: es un parapléjico sin limitaciones que cree firmemente lo que dice: “A los discapacitados no se nos resiste ningún deporte”.

Jesús Antonio Fernández González. Esgrima en silla de ruedas.Tras el duro bache que supuso superar una lesión de codo que le mantuvo dos años alejado de los circuitos, regresó a la selección y participó en el Campeonato de España de esgrima en silla de ruedas celebrado el pasado junio en Alcorcón. Logró tres medallas y ya está pensando en su siguiente cita internacional.
-Este último campeonato de España ha sido muy importante para usted.
-Sí, me he sacado una espina, porque conseguí la medalla de oro en sable. Gané holgadamente tres de las cuatro pruebas que se disputaban. Además conseguí una plata y un bronce, en florete y en espada, así que ha sido un campeonato que me ha llenado de confianza, después de lo mal que lo pasé durante la lesión que tuve en el codo. He vuelto muy fuerte.
-¿Superar la lesión fue duro?
-Me descentró mucho porque no me acababa de encontrar físicamente bien. Eso me afectó a nivel mental y estuve dos años apartado de la competición. No me encontré en condiciones hasta hace bien poco.
Ahora quiero volver a la máxima competición durante un tiempo. Tengo 44 años y aspiro a participar en las Paralimpiadas de Londres 2012, donde pienso despedirme. Después querría dedicarme a la enseñanza y promoción del deporte base para discapacitados, y quizá a través de la federación, del club, y buscando otros apoyos, crear una escuela de esgrima adaptada. Ése sería mi sueño, aunque sé que es muy difícil.
-¿Cómo valora las ayudas al deporte adaptado?
-El tema está bastante mal, y con la crisis han hecho recortes en el deporte en general y en el adaptado mucho más. Algunas becas se han reducido al cincuenta por ciento y otras han desaparecido directamente. Además, las ayudas que nosotros recibimos son infinitamente inferiores a las que hay para el deporte normal. Creo que es un tema que se debería revisar.
“La esgrima te hace pensar mucho, analizar el asalto, fijarte en tus rivales, en sus manías. Tiene mucho de picardía y de psicología”
-¿Se ha convertido ya el deporte en una parte de su vida, más que en un hobby?
-Sí, por eso en el futuro querría seguir dedicado a esto, practicándolo, aunque no compita, y promocionándolo. Es un tema que ya conozco, porque durante la lesión, tanto la federación como el club deportivo “Cosa nuesa”, estuvimos dando charlas en colegios, institutos y universidades acercando el deporte discapacitado a la gente joven, que es lo que interesa, porque los jóvenes son el futuro, y nosotros queremos estar ahí.
Es importante que vean que nosotros, aunque tenemos una discapacidad, somos capaces de practicar el deporte que sea, no hay ninguno que se nos resista.
-¿Qué es lo que más le gusta de este deporte?
-Quizá que aparte del físico es muy importante la condición mental, y porque no sólo dependes de ti, sino también del contrario. Tienes que estudiarle y conocer sus reacciones. La esgrima te hace pensar mucho, analizar el asalto, fijarte en tus rivales, en sus manías. Tiene mucho de picardía y de psicología.
Además, es un deporte originario de nuestro país. Los primeros tratados que se conocen sobre esgrima son del siglo XV, y son españoles. Es el único deporte olímpico de origen español.
También me enganchó el hecho de que sea un deporte individual. Eso ayuda mucho a conocerse, a explorar los límites propios. No existen las excusas, porque para lo bueno y lo malo, el responsable siempre eres tú. También me encantan los deportes de equipo. Esto no es ni mejor ni peor, simplemente es diferente.
-Al ser esgrima adaptada, la silla se sitúa a una distancia fija del adversario. ¿Eso qué implica?
-Desde mi punto de vista requiere más técnica. En la esgrima convencional, si tú tienes un buen físico, puedes esquivar, retroceder, tienes otras opciones. En silla de ruedas hay que basarse mucho más en el manejo de la espada y el sable, o sea, en la técnica, porque en realidad no tienes mucho más. Además, yo soy parapléjico y dentro de mi misma categoría lucho contra amputados, lo que para mí es una desventaja, porque yo cuento con los abdominales altos pero los bajos no los controlo, y se me va la cadera. Ellos están físicamente mejor que yo. Lo tomo como un acicate, un reto que suplo con veteranía, con tretas, con otros recursos.
“Las ayudas que nosotros recibimos son infinitamente inferiores a las que hay para el deporte normal. Creo que es un tema que se debería revisar”
-A nivel personal ¿qué le ha aportado la práctica de la esgrima?
-En primer lugar, una rutina de trabajo y de entrenamiento. No lo tomo como obligación, sino como afición. Después del accidente que sufrí -yo era encofrador y caí desde un cuarto piso- puedo decir que el deporte llenó mi vida. Primero viajé, busqué en Estados Unidos, en Rusia, en varios lugares hasta que me di cuenta de que no había milagros y que no volvería a andar. Entonces encontré la esgrima y me llenó, me dio estabilidad, me serenó. Yo era una persona muy impulsiva y me hizo bien a todos los niveles. Eso precisamente es lo que intentamos promocionar y transmitir en nuestras charlas.
También conté con la ayuda inestimable de mi entrenador, Pacho Paniceres, del Club de Armas de Gijón. Viendo mis cualidades me dijo: “si te preparas bien puedes llegar lejos en este deporte”, es decir, me enfocó, por eso quiero destacar la labor de los técnicos, que es importantísima.
-¿Que expectativas tiene de cara a Londres 2012?
-Quiero mejorar mis anteriores participaciones y aspiro a superar ese undécimo puesto en sable individual; por equipos, me gustaría mejorar el diploma olímpico en sable que nos trajimos de Atenas 2004. Sea como sea, mi preparación para Londres ya ha comenzado. Quiero dar el máximo antes de dejar la competición.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p