Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 393 invitados conectado(s)

Banderas, uniformes y otros crímenes

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Teobaldo Antuña   
Martes, 31 de Julio de 2012 09:15
'De asesinato, nada. No existe pureza de la lengua, la pureza de la lengua es un mito, otra de las creencias piadosas...' respondía el director de la Academia de la Lengua a la pregunta de Eduardo García '...pero si los periodistas asesinamos el lenguaje...'.



Banderas, uniformes y otros crímenes, por Teobaldo AntuñaHombre, técnicamente no puede llamarse asesinato, puesto que no hay premeditación, aunque sí alevosía: “Los jugadores del Mallorca lucirán el prototipo de la Riviera Maya”. Don Julio Puente me perdonará que le rectifique: logotipo; se dice logotipo. Estos de los deportes dan mucho juego. “La llegada de Carmona ha de-senvocado en las dos primeras salidas del Sporting”. (Ángel Cabranes, LNE, 25 de julio). No es una desembocadura afortunada, y más si, como indica el guión, parte inadecuadamente las sílabas al final de línea; esto le pasa por rebuscar las expresiones.

Para no zaherir siempre a mis paisanos vamos a contar pifias de más allá del Pajares. Publicidad en Diario de Córdoba, febrero: pese a que la carátula de la película pone, clara y correctamente “Suave como el visón”, el maquetista se empeña en corregir y nos endiña por dos veces “bisón”; debe ser como la dependienta de la tienda de calefacción que hay frente a mi casa, que tuvo durante quince días el cartel de “Aprobeche nuestras ofertas”, seguramente para destacar con la altura de la “b” que eran las mayores rebajas posibles. Los grandes diarios nacionales tampoco se libran: “un grupo de marruquíes haciendo fuego durante la ocupación de Ziata”, galería de fotos de ABC, junio.

Diario de León, domingo 1 de julio: “En 121 casos la víctima a renunciado a judicializar el asunto”; Vanessa se ha comido la “h” para ahorrar tinta, que anda la información en papel muy malamente. La verdad es que bien podría haber sido un error tipográfico, nos pasa a todos, por eso es bueno revisar los escritos antes de publicar. Carmen Tapia, en el mismo diario y en fecha anterior, quizá no lo hizo y nos propinó con letra destacada: “Desde que se aprobó la ley de matrimonio homosexual en el año 2005 se han casado en León 61 personas del mismo sexo”; me pregunto si son tan modernos que casan tríos o si han inventado el matrimonio monoparental. Otro redactor leonés me sorprende el día de San Pedro con un titular en el que anuncia tensiones entre Venezuela y Bolivia; desciendo al artículo y no hay nada de eso, la realidad es un incidente diplomático con Paraguay. Todavía no he entendido por qué mencionan al país de Hugo Morales.
Banderas, uniformes y otros crímenes, por Teobaldo Antuña
Debo esta última noticia a la amabilidad del personal de la Cafetería Veracruz, en Ponferrada, esa que está frente a la sede del partido berciano de Tarsicio, el único que yo conozco expulsado de la formación política creada por él mismo. Desde el café sale el sábado por la mañana una alegre excursión de amigos para Ucrania, enarbolando una bandera que es histórica porque ha seguido por el mundo los éxitos de la selección nacional de fútbol. Pero una bandera auténtica, no como el timo que un camarero colgó en la Sidrería Leonés, de La Felguera; comprada en los chinos, atenta contra todos los tratados de heráldica. (Adivine Vd. las siete diferencias entre la original y la asiática, comuníquelo por correo electrónico y le invitamos a una botella de sidra con la peña del fondo a la izquierda)
.

Un crimen de lesa vexilología, si bien a mí me parece más grave el de los uniformes olímpicos. La bandera de que hablábamos la hicieron los chinos, los chandals los rusos, que ya se sabe que están en la cresta de la ola de lo más fashion, árbitros de la elegancia, dictadores del buen gusto; si serán horribles los trajes que hasta Samuel Sánchez y Rafel Nadal tuvieron que presentar certificado médico y declaración jurada de que estaban lesionados y no huían del horror indumentario.

De crímenes entiende una secretaria de un juzgado asturiano que recientemente ha publicado un libro acerca de meteduras de pata en su campo; suelen ser los profesionales del Derecho muy precisos con el idioma, pero a veces otros yerran en su nombre. Todavía recuerdo cuando se hizo campaña para que no matasen a pedradas a Safiya y un locutor de radio dijo que corría el peligro de ser dilapidada. O esta hermosa frase en ABC: “…por lo que el magistrado decidió expulsarlo de la sala, no sin antes gritar gora Eta”; si el magistrado jaleaba a los “valientes gudaris” es de suponer que al final los absolvería. ¿O no? Para nuestra desgracia también abundan los titulares de este jaez (RNE, informativo de la tarde): “Sesenta y seis cadáveres muertos por disparos…” Que ya es saña, esto de matar cadáveres.

Un presidente del Real Madrid, ahora procesado por tramposo, era hábil falseando censos electorales, pero no tanto con la palabra; declaraba en la misma emisora a propósito de un fichaje estelar: “…los jugadores que desgraciadamente tenemos ahora…” Sus futbolistas no le quemaron el coche, quizá les aclaró convenientemente que el sentido real era “…los jugadores que tenemos ahora desgraciadamente envejecerán…” Claro que más altas instancias se atascan ante las nubes de micrófonos; recuerden aquella memorable declaración de Marichalar, comunicando que su Infanta había dado a luz un niño que “…se parece a su madre, el pobre…”

En fin, como decía aquella histórica frase grabada en el cuartel de la Policía Municipal de Langreo “Odia el delito y compadece al delincuente”; seamos benévolos con los humanos, pero implacables con la ignorancia. El próximo mes seguramente tendremos más perlas deportivas, merced a los Juegos Olímpicos; disfrutaremos de la cosecha de chascarrillos, ya que no parece que vaya a haberla de chapas, como era de prever. Me permito usar para citarlo una fastuosa frase de Morientes, pronunciada ante el entusiasmo del tercer gol del España-Irlanda en la Eurocopa: se produjo exactamente “como habíamos predecido”.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p