Marta Pérez, directora de Melodijopérez. Premio Red Rural Nacional

0
351
David y Marta Pérez, de la empresa Melodijopérez
David y Marta Pérez / Fotos: Melodijopérez
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.2)

Marta Pérez es el alma mater de Melodijopérez: “desde los pueblos también sabemos contarte las cosas. Buscamos la excelencia en la comunicación y defendemos que todos tenemos derecho a disfrutarla en nuestro proyecto, sin importar el tamaño”, dice la periodista asturiana. Desde entonces la empresa no ha parado de crecer: en 2021 recibieron el Premio Red Rural Nacional a la primera agencia de comunicación en el medio rural, proyecto pionero no solo en Asturias sino a nivel nacional.

-¿Con qué filosofía nace Melodijopérez?
-Nace para llenar un vacío que en el medio rural no está cubierto, la comunicación profesional; las agencias suelen estar en las ciudades y queríamos llenar ese espacio. Otra cosa que defendemos es que todo el mundo tiene derecho a un comunicación excelente y profesional para su proyecto de negocio por pequeño que sea o alejado que esté del mundo digital. Estar en red mejora tu visibilidad, la imagen de tu marca y te ayuda a crecer.
Con el confinamiento vimos cómo se cerraban las puertas de los espacios físicos y se abrían los espacios virtuales, pero no todo el mundo tenía las herramientas para hacerlo. Ahí es donde encaja Melodijopérez con su ruralismo ilustrado, “Todo para el pueblo, pero desde el pueblo”.

-La agencia de comunicación fue reconocida y premiada el pasado año por la Red Rural Nacional como uno de los siete mejores proyectos de emprendimiento rural de España. Eso sí que es empezar con buen pie…
-Todos los años organizan una especie de Operación Triunfo del medio rural con nuevos emprendedores, y decidí presentarme. De ahí seleccionaron a 48 proyectos de toda España, primero hacías toda la formación y al final de curso debías de presentar un proyecto. Ellos se comprometían a darles difusión a los siete mejores en todas las redes del ministerio, en sus plataformas y boletines. Conseguimos colocarnos por la novedad de nuestro proyecto: ser la primera agencia de comunicación dedicada al medio rural, nadie está prestando este tipo de servicios y es muy necesario. Contar con el reconocimiento de la Red Rural Nacional fue un gran espaldarazo, ser la primera oportunidad y que depositen tanta confianza en ti fue algo muy importante. Tuve la suerte de estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado. Aunque también te digo que nadie te regala nada para avanzar, y más en estos tiempos, hay que trabajar mucho. Empecé a trabajar enseguida, el mundo rural respondió, en agosto ya estaba sobrepasada y tuve que pedir ayuda a mi hermano.

“Somos la primera agencia de comunicación dedicada al medio rural. Nadie está prestando este tipo de servicios y es muy necesario”

-¿En qué te ha ayudado tu experiencia como profesional de la comunicación para poner en marcha este proyecto?
-Volqué sobre el proyecto y la marca toda la experiencia adquirida en estos años, tanto a nivel de formación como los 18 años de experiencia que llevo en la profesión. Mi primer destino como corresponsal de La Nueva España fue en la zona del occidente asturiano, conozco el medio y hablo el mismo lenguaje. Pero es que soy de pueblo, nací en Boal y ahí pasé mi infancia y adolescencia. Por razones laborales he vivido en varias ciudades, pero al final siempre he vuelto al pueblo. En la actualidad vivo en Las Regueras y no lo cambio por nada. Nuestra carta de servicios está diseñada especialmente para atender tareas cotidianas de las personas, nos adaptamos a las necesidades reales y llegamos a cualquier modelo de negocio, por pequeño que sea.

-¿Qué características específicas tiene la comunicación en el entorno rural? ¿Requiere una sensibilidad especial?
-Sin desmerecer a esas grandes firmas que cuentan con profesionales especializados y llevan ahí mucho tiempo, nuestra estrategia de diferenciación es la cercanía, nosotros al pertenecer al pueblo, ser y trabajar desde el pueblo, tratamos a la gente de igual a igual, hablamos el mismo idioma, sin anglicismos ni tonterías, vamos al grano y lo agradecen. Puedo entender mucho mejor quién eres, dónde estás, a quién vas a dirigirte y quienes pueden ser tus clientes potenciales que otra persona que no pertenece a este entorno y valora las cosas desde fuera. Generamos confianza y demostramos que desde los pueblos también sabemos contar bien las cosas. La competencia ahí fuera es muy fuerte y si te quedas atrás no sales. Dentro de poco será tan habitual el acudir a una asesoría de comunicación como cuando vas a una asesoría fiscal para que te ayude a hacer la declaración de la renta.

“Sin desmerecer a esas grandes firmas que cuentan con profesionales especializados, nuestra estrategia de diferenciación es la cercanía, al pertenecer al pueblo, ser y trabajar desde el pueblo, tratamos a la gente de igual a igual, hablamos el mismo idioma y lo agradecen”

-A pesar de que lleváis poco tiempo con la agencia dices que os va fenomenal…
-Sí, acabamos de coger un local en el vivero de empresas La Cardosa (Grado). Estamos instalando los equipos informáticos, el mobiliario y terminando de acondicionarlo. Teníamos ganas de tener un sitio donde poder recibir a la gente a gusto y no tener que quedar por los bares. Además, aquí podemos trabajar en los proyectos de manera más cómoda.

-¿De dónde viene el nombre de “Me lo dijo Pérez”?
-Es nuestro apellido al igual que el de miles de personas en España y en nuestro caso por partida doble porque somos Pérez Pérez. Al principio la agencia empezó siendo un proyecto personal, pero a raíz de la promoción de la Red Rural Nacional todo cogió más velocidad y me vi desbordada. David, mi hermano, es periodista, creativo publicitario y trabajaba en una agencia de publicidad en Gijón desde hacía varios años. En un momento determinado decide dejar su trabajo para incorporarse a Melodijopérez. Le agradezco mucho que haya apostado y confiado en esto. La verdad es que nos llevamos muy bien y tener al lado a alguien en quien puedas confiar plenamente es algo muy importante. Al final somos un negocio familiar, él lleva la parte creativa y yo la periodística, soy más hormiguita.

David Pérez y Marta Pérez, de la empresa Melodijopérez

-¿Quiénes son vuestros clientes?
-Tenemos clientes de tres perfiles: administración pública, pequeños negocios y asociaciones del medio rural. Por ejemplo, trabajamos con el Ayuntamiento de Las Regueras, aquí no hay secreto profesional porque se trata de un contrato público. Les llevamos las redes sociales y tanto vecinos como Consistorio están encantados porque disponen de una información en tiempo real más directa y asequible. Lo mismo te puedes enterar de que hay clases de yoga hasta subvenciones. Creo que el hecho de ser periodista te ayuda a tratar la información, traducir el lenguaje administrativo y trasladarlo al ciudadano de manera sencilla. Algunos ayuntamientos delegan esta tarea en los funcionarios y ellos no tienen por qué saber hacerlo.
Trabajamos también para una importante agencia de Barcelona como proveedores de contenidos, creo que es el único cliente que tenemos de fuera, el resto son todo pequeños clientes de la región. Podemos decir que la empresa tiene cien por cien ADN asturiano.

“Todo el mundo tiene derecho a un comunicación excelente y profesional para su proyecto de negocio por pequeño que sea o alejado que esté del mundo digital”

-¿Qué puede hacer Melodijopérez por un señor que tiene un chigre en un pueblo?
-No tenemos fórmulas mágicas. Primero hablamos con las personas, les preguntamos qué es lo que quieren hacer. El primer paso sería ubicar ese negocio para que un cliente que quiera acercarse hasta allí no le tenga que llamar veinte veces por el camino para encontrarle. A lo mejor debe abrir un perfil en Google My Business para que cuando la gente ponga en Google Casa Paco, el GPS te pueda llevar hasta allí. Desde esa cosa tan básica a poder informar en perfiles de redes sociales de sus menús, los precios, los horarios de apertura y cierre, días de descanso, subir alguna fotografía, poder hacer reservas… el mundo de posibilidades es infinito. Ese señor no necesita una super página web de cuatro mil euros con un diseño especial, nosotros tenemos orientados los servicios a las cosas prácticas del día a día que tú necesitas en tu negocio. Sin más adornos que puedan despistar.

-¿Crees que la sociedad conoce la realidad que se vive en el entorno rural?
-Creo que existe desde fuera una visión un poco idealizada de lo que es el medio rural. Se cree que es un lugar bucólico cuando en realidad es un entorno duro en todos los aspectos tanto para los que trabajan en el sector primario como los que lo hacen en el de servicios. Aquí a las seis de la mañana veo la luz de la cuadra de mi vecina que está ordeñando las vacas, yo a esas horas estoy consultando el BOPA. Para que algo salga adelante aquí hay que trabajar mucho y has de integrarte, tienes que hacer vida de pueblo, si no las cosas no funcionarán. Si tienes una finca, lo suyo es que hagas un huerto, te relaciones con los vecinos, hagas vida social. Tanto los que vivimos en el pueblo como los que llegan de fuera hemos de dejarnos empapar por el medio rural. Se habla de acabar con la despoblación, pero creo que para que eso sea una realidad y de verdad se echen raíces se ha de pasar por lo que te comentaba antes.

“Creo que desde fuera existe una visión un poco idealizada de lo que es el medio rural. Se cree que es un lugar bucólico cuando en realidad es un entorno duro en todos los aspectos”

-Por vuestra experiencia, ¿tradición y tecnología pueden ir de la mano?
-Sí, creo que deben ir de la mano y, además, es importantísimo. Si quieres que tu negocio y tu proyecto sean competitivos, no debes tener miedo a salir fuera. Las oportunidades hay que inventarlas, crearlas y realizarlas porque la competencia es brutal. Hay que formarse, yo hace poco estuve haciendo un curso con Fademur (Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales) de aplicación de las nuevas tecnologías a negocios en el medio rural. Allí nos enseñaban, por ejemplo, la aplicación de la tecnología de drones para controlar explotaciones agrarias, experiencias que ya están funcionando en Galicia o Extremadura. O cómo una peluquería de pueblo puede abrir un servicio de cita online. Son herramientas que están ahí y debemos de usar para ser competitivos. Nada de eso va a hacer que se pierdan las tradiciones.

“Dalle mio nena” es el primer podcast rural de España en clave femenina.
“Dalle mio nena” es el primer podcast rural de España en clave femenina.

-“Dalle mio nena” es otra de las iniciativas que estáis desarrollando desde Melodijopérez. ¿De qué se trata?
-Es un programa radiofónico mensual que grabamos en El Estudio y que está producido por la agencia. El primer podcast rural de España en clave femenina en el que participamos la periodista Aitana Castaño y una servidora. Hacemos entrevistas a mujeres que están haciendo cosas maravillosas en sus pueblos, ponemos en valor historias que aparentemente son invisibles porque el trabajo de la mujer siempre fue silencioso y silenciado, hablamos de la actualidad alternativa y todo ello lo hacemos con mucho humor. Empezamos haciendo el programa desde el estudio, pero luego decidimos trasladarnos donde estaba la noticia, empezamos a caleyar. Es otra forma de hablar del medio rural, pero de manera divertida. También tenemos en antena Paxarinos TV, el primer programa en streaming de España dedicado al apasionante mundo de las aves, conducido por David Acera que cuenta con una gran comunidad de servidores.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí