14 C
Oviedo
domingo 19, mayo 2024

Turismo de mar y montaña.

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Desde el mirador del Fitu el visitante puede comprobar por sí mismo la belleza del Sueve, uno de los cordales europeos que más próximos están a la costa. En este territorio se conjugan mar y montaña con una facilidad asombrosa.

La Sierra del Sueve, una pequeña cordillera de más de mil metros de altura da nombre a una Comarca cuya posición es sin duda privilegiada. Próxima al centro de Asturias, el Sueve es a su vez la antesala a otro de los destinos turísticos de mayor renombre: los Picos de Europa.
De todas formas, no es necesario salir de esta comarca para disfrutar de unos parajes excepcionales. Integrada por los concejos de Caravia, Parres y Piloña, la comarca aúna un interesante patrimonio natural con hermosas playas, frondosos bosques y paisajes de montaña que atraen a los senderistas y caminantes. Y todo en un territorio de poco más de cuatrocientos kilómetros cuadrados.
La posibilidad de encontrarse en un entorno natural sin tener que desplazarse en largos trayectos es una de las cosas que inclinan al turista a elegir el Sueve para sus periodos vacacionales. Gustavo Sánchez, presidente de ASPITUR, asociación de Turismo Rural en el concejo de Piloña, sabe mucho de esto: “El Sueve es una reserva natural muy accesible, porque en un momento te encuentras en plena naturaleza y tiene muchas posibilidades de ver fauna salvaje: aves, venados, gamos… estos últimos son fáciles de ver porque están acostumbrados a la gente”. Entre las excursiones que con mayor frecuencia recomiendan está la subida al mirador del Fitu, que ofrece una espectacular panorámica del Oriente asturiano, y además permite realizar la ascensión al pico Pienzu, la cota más alta del Sueve.
“Además -añade Gustavo Sánchez- estamos muy cerca de la N-634, lo que nos pone a media hora de cualquier punto de interés del Oriente de Asturias. Esto es el paraíso de la media montaña, ideal para el turismo de senderismo, el que pueden realizar las familias con los críos y si además quieren hacer alguna actividad en otro punto del Oriente lo tienen muy fácil”.

Integrada por los concejos de Caravia, Parres y Piloña, la comarca aúna un interesante patrimonio natural con hermosas playas, frondosos bosques y paisajes de montaña.

La Sierra del Sueve fue declarada Reserva Nacional en 1960. En sus zonas de pasto se encuentra uno de sus animales más emblemáticos: el asturcón. Este caballo de media alzada es todo un símbolo en la comarca, lugar del que es originario. “Es un animal dócil, que antes se usaba mucho como montura y para trabajar, y ahora se utiliza sobre todo para los arrastres” asegura Manuel Roza, presidente de ACAS, Asociación de Criadores de Asturcones del Sueve. La Asociación organiza en Piloña una de las fiestas más importantes en torno a este animal en el mes de agosto, la Fiesta del Asturcón, que se ha convertido en un importante reclamo turístico. Otra cita festiva multitudinaria es la conocida Fiesta de las Piraguas, que se celebra en las aguas del río Sella. Los piraguistas toman la salida en la localidad de Arriondas y la afluencia de visitantes es tal que repercute en todo el Oriente asturiano.
La costa de Caravia, con sus hermosas playas de fina arena, es otro de los recursos que aprecia el visitante cuando llega a la comarca. Las mayores, el Arenal de Morís y La España, cuentan con accesos rodados, mientras que la pequeña playa de El Viso, de 275m., tiene sólo accesos peatonales.

Entre las excursiones más recomendadas está la subida al mirador del Fitu, que ofrece una espectacular panorámica del Oriente asturiano, y permite realizar la ascensión al pico Pienzu, la cota más alta del Sueve.

Los atractivos turísticos de la Comarca son muchos, y tienen una gran proyección hacia el futuro. Así lo ve la piloñesa Ana Rosa Migoya, Consejera de Administraciones Públicas: “Los concejos de Caravia, Parres y Piloña, reúnen un conjunto de posibilidades turísticas y culturales de primer nivel. La comarca tiene una ubicación envidiable. Situada a las puertas del Oriente asturiano, estos concejos forman una simbiosis perfecta entre mar y montaña, con el nexo común de la Sierra del Sueve. Tienen además un patrimonio artístico y etnográfico así como una destacada arquitectura indiana de gran singularidad. Todo ello sin olvidar su oferta gastronómica. Es decir, la comarca reúne atractivos más que suficientes para el visitante”.
Para potenciar el atractivo de este territorio, la oferta de alojamientos en el Sueve es muy amplia y la gastronomía de la zona colabora para atraer al visitante. A los platos tradicionales de su cocina, como el pote de berzas o la fabada asturiana hay que añadir otros productos como la castaña, la avellana o las setas, que además se promocionan a través de unas concurridas jornadas o festivales gastronómicos. Los pescados y mariscos de la costa asturiana y los productos de la caza y pesca también tienen gran relevancia en los menús de la zona, muchos de ellos regados con sidra, la bebida asturiana por excelencia y a la que también se rinde culto en la comarca del Sueve.Pinche aquí para ver más reportajes de esta comarca

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos