Gijón a pedir de boca

0
84
Muestra de la gastronomía gijonesa
Foto: Benedicto Santos
[Total:0    Promedio:0/5]

Pescados frescos del Cantábrico, carnes y verduras preparadas en su punto justo, dulces artesanos… y por supuesto la sidra y su cultura: la gastronomía asturiana tiene en Gijón una sede de lujo. La ciudad propone varias formas de disfrutar de la cocina local de forma sencilla y asequible.

Gijón es cuna de alta cocina, no sólo por la calidad de sus materias primas sino por el renombre de sus restaurantes, con reconocidos chefs al frente. Los aficionados a la gastronomía conocerán perfectamente la reputación de nombres como Marcos Morán (Casa Gerardo), Nacho Manzano (La Salgar), Gonzaño Pañeda (Auga), Alejandro Urrutia (Alejandro G. Urrutia)… Ellos hacen que las estrellas Michelín y los soles Repsol brillen en el panorama de la gastronomía local, y para comprobarlo de primera mano, el bono Gijón Gourmet permite acceder a un menú compuesto de dos originales entrantes, dos platos principales, un postre diferente y un vino especialmente seleccionado. Al tener un precio cerrado (45 euros), es una oportunidad de oro que pone la cocina más exclusiva al alcance del gran público.
La lista de los nueve restaurantes participantes en esta promoción se completa con El Candil, Casa Víctor, Ciudadela, El Perro que fuma y Bellavista, todos con reconocidos distintivos de calidad. Para disfrutar de sus propuestas no hay más que hacer una reserva en el restaurante elegido, indicando que se trata de una reserva Gijón Gourmet y el número de comensales (no más de ocho). Los bonos también se pueden adquirir en la oficina de información turística o en la tienda online de gijon.info.
En ambos lugares venden e informan de las diferentes ofertas gastronómicas de la ciudad, como la promoción Gijón Goloso, que es la delicia de los más «llambiones», y hace honor a una tradición repostera de merecida fama. Desde las propuestas más tradicionales (casadielles, arroz con leche…) hasta las creaciones más rompedoras, tanto en pastelería como en helados, esta iniciativa propone un recorrido a través de los dulces y especialidades reposteras más deliciosos. Es cuestión de plantear un paseo haciendo paradas estratégicas en las diferentes confiterías, heladerías, pastelerías, bombonerías… y todo a un precio más que asequible: cinco degustaciones por 7 euros o diez degustaciones por 13 euros.
Como no podía ser de otra manera, también la cultura de la sidra tiene su lugar en las promociones gastronómicas de la ciudad. Existen diferentes bonos para disfrutar de la Ruta de la Sidra, que en Gijón es mucho más que una bebida: la sidra es cultura, rito, costumbre, paisaje, economía… Para ir conociendo sus secretos se pueden adquirir diferentes bonos que permiten visitar llagares para conocer el proceso de elaboración de la sidra; visitar el Jardín Botánico Atlántico para conocer las variedades de manzana y su cultivo en pumaradas; degustar la sidra y la gastronomía más típica asturiana en sidrerías, merenderos o en los propios restaurantes de los llagares; probar dulces elaborados con sidra o manzana, o relajarse con tratamientos de belleza a base de manzana.
Con ésta y otras ofertas puntuales, la gastronomía de la ciudad se pone a disposición del visitante, para que siempre se lleve un buen sabor en la memoria.

Una ciudad para regalarCualquiera de los bonos de la Ruta de la Sidra, Gijón Gourmet, Gijón Goloso son un buen regalo. Pero Gijón también es una ciudad para ir de compras, más en unas fechas en las que todo el mundo busca obsequios personalizados y originales. El primer fin de semana de mes se celebra el Mercado del Ferrocarril. En la antigua estación de Renfe, entre vías, locomotoras y piezas del Museo se pueden encontrar objetos de decoración, moda, gastronomía, mobiliario, antigüedades… Una feria con aire vintage y un ambiente decididamente optimista, que aporta un valor extra a ir de compras.
Para los cazatendencias se ha preparado también un Trend Tour Navideño, en el que se visitarán los espacios más característicos y «trendies» de la ciudad. Durante día y medio -14 y 15 de diciembre- se combinan turismo, gastronomía, moda, arte, ocio nocturno… y por supuesto compras. Todo de la mano de diferentes expertos, que van guiando a los participantes en las muchas posibilidades de una ciudad que busca siempre estar a la última.


DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí