Rubiano, Pueblo Ejemplar de Grado 2010

0
104
Rubiano, Pueblo Ejemplar de Grado 2010. En la imagen, el pueblo tras la nevada.
Rubiano tras la nevada / Foto: Asociación San Lorenzo de Rubiano
[Total:0    Promedio:0/5]

Después de tres intentos presentando su candidatura, Rubiano ha logrado el premio que le reconoce como Pueblo Ejemplar del concejo. Sin duda ha contado a su favor la labor de equipo realizada por sus habitantes.

La gente de Rubiano tenía claro que su pequeño pueblo ganaría un año u otro. Su esfuerzo constante para preservar las infraestructuras, mantener sus fiestas y organizar actividades para que el pueblo se mantenga vivo, por fin se ha visto reconocido.
Desde mediados de los años noventa, con la formación de la Asociación San Lorenzo de Rubiano, el pueblo se vio reactivado. En palabras de su tesorera, Encarna Fernández, “cada año realizamos prácticamente los mismos proyectos, como son el mantenimiento de las fiestas, la organización de excursiones para la gente de la tercera edad y acompañantes; participamos además en la Cabalgata de Reyes de Grado y el Amagüestu…”
Actualmente la asociación la componen doscientos socios, que coordinan su labor en el Centro Social y que son los que mantienen a Rubiano lleno de proyectos. Ellos fueron quienes presentaron la candidatura al Premio Pueblo Ejemplar de Grado.
Uno de los argumentos a favor fue la restauración realizada en hórreos, paneras y la Iglesia Parroquial, así como la rehabilitación y mantenimiento de la antigua escuela que hoy se ha convertido en centro de reunión y ocio. La cooperación vecinal fue también fundamental a la hora de recuperar antiguos caminos, fuentes y traídas de aguas.
Además de estas labores reconstructivas, se señalaba la recuperación y consolidación de dos fiestas, la realización de actividades culturales, y el buen entendimiento y trabajo en equipo de la gente de Rubiano. “Ganamos el premio por intentar mantener vivo el pueblo –explica Encarna Fernández-, por ejemplo movilizándonos para acometer ciertas reparaciones en el centro social, la iglesia, caminos, limpieza de fuentes… Creo que sobre todo el motivo fue el carácter cooperativista que unió a toda la gente para hacer obras comunes, organizar dos excursiones anuales, y mantener vivas las fiestas del pueblo, que son San José en marzo y la Virgen de las Nieves en agosto”.
Estas celebraciones incluyen tradiciones típicas que hacen de ellas algo único y característico. En San José, por ejemplo, se realiza la subasta de las rameras por el mayordomo, mientras que las fiestas de Nuestra Señora de Las Nieves incluyen el Festival Gastronómico del Cordero a la Estaca, la puya de los ramos de panes de escanda y panes dulces, el homenaje a la güela o el güelo de Rubiano, un concurso de arroz con leche casero y paellada campestre. Todo se mantiene vivo con la colaboración de los habitantes de Rubiano, que también se vuelcan en participar en todos los actos que convoca el Ayuntamiento de Grado. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí