Villaviciosa. Celebrando Asturias

0
70
Fiesta del Portal, Villaviciosa
Fiestas del Portal /Foto: Dacar
[Total:0    Promedio:0/5]

No hay bebida más asturiana que la sidra, ni embajador más acorde que un gaitero que llevó el nombre de su concejo por todo el mundo. Tiene lógica entonces que el Día de Asturias se organice este año en Villaviciosa, en lo que promete ser un fin de semana multitudinario. A la celebración propia del 8 de septiembre se suma la tradicional Fiesta de la Sidra natural y el Festival Internacional de Gaitas; y unos días más tarde comienzan las Fiestas de la Virgen del Portal y la primera parte del Festival de la Manzana. Este mes de septiembre, la asturianía tiene sabor maliayo.


El Día de Asturias se celebra de forma itinerante desde hace años, y en esta ocasión se ha escogido Villaviciosa como sede de los actos principales. Para ello, Principado y Ayuntamiento han unido fuerzas y han combinado diferentes actividades de promoción regional y municipal. Así, el Principado tiene la idea de celebrar el típico mercado agroalimentario, en el que los comerciantes locales tendrán también su espacio, y en el que no faltará la artesanía. Los maliayos se han implicado a fondo tanto en esta celebración como en los otros eventos que completan este fin de semana, que está claro que va a ser intenso y de seguimiento masivo.
Uno de los actos más espectaculares, que llena las calles de la villa de cientos de músicos, es el Festival Internacional de la Gaita, que este año celebra su octava edición. Dentro del programa, el viernes 6 hay concierto de Alienda Folk en la Plaza de Carlos V, y además se celebra la IV Noche de la Gaita, un espectáculo de luz, sonido y música en directo. La noche sigue a partir de la una y media con la sesión Folk del café teatro El Grillu Salvaje. Pero el día grande es el sábado 7, con la actuación de hasta diez bandas de gaitas, en escenario o en pasacalles. Todo confluye en el Festival de Bandes de Gaites de la noche, y en la Noche Folk a cargo de Vallarna, Felpeyu y La Tarrancha. El domingo se cierra el festival con animación por las calles, una actuación en la Plaza Carlos V y el III Concurso de Gaiteros Solistas «Memorial José Huerta».También el día 7 se celebra la XVI Fiesta de la Sidra. En ella, como ya es habitual, varios llagares del concejo ofrecerán una cata gratuita en la Plaza del Ayuntamiento. Con todo esto se abre boca para el Día de Asturias, que seguro tendrá un enorme seguimiento, tanto de público como mediático. Y, una vez terminado, habrá que recuperar fuerzas, ya que el siguiente fin de semana continúa el calendario festivo en la villa.

Uno de los momentos cumbre de estos días es la ofrenda del Primer Mosto a Nuestra Señora del Portal. Aquí se unen la devoción y la costumbre.

Los pilares de la sidra.
El Festival de la Manzana nace en 1960 como fórmula de promoción de la sidra y su ingrediente principal. Hoy en día se celebra los años impares, en los que tradicionalmente la producción es de más calidad, y está declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. El Festival en sí tiene una parte más técnica, que se celebra en octubre (fecha óptima para la cosecha) y otra más lúdica, que se adelanta hasta septiembre para coincidir con las Fiestas del Portal. Entre los eventos más esperados destaca especialmente el desfile de carrozas, tradición que se recuperó en la edición anterior con gran éxito. A las dos carrozas municipales, donde van la Reina de la Manzana y demás cargos honoríficos, se suman las de las diferentes agrupaciones y clubes del concejo, todas con motivos relacionadas con la manzana, la cosecha, la elaboración de sidra, las costumbres tradicionales… Para animar el desfile las carrozas compiten en un concurso en el que están en juego dos mil euros en premios.
Uno de los momentos cumbre de estos días es la ofrenda del Primer Mosto a Nuestra Señora del Portal. Aquí se unen la devoción y la costumbre, en uno de los actos más emotivos de estos días, en los que -no puede ser de otra manera- la Portalina es la estrella. El día 13 comienza el programa oficial de las fiestas con el pregón a cargo del periodista y escritor villaviciosino Evaristo Arce, además de la presentación de las Reinas y Damas de las Fiestas. A partir de ahí, actividades deportivas por todo el concejo, juegos y espectáculos infantiles, concurso de escanciadores, de sidra casera y de sidra natural, de magdalenas caseras y de tortillas; encuentros corales, tonada, orquestas para animar las noches; tradiciones como la Danza del Portal o la gira al Prau de la Ballera, disfraces, fuegos artificiales… Todo un despliegue para unas fiestas que este año prometen dar mucho que hablar.

Villaviciosa hace honor a su fama de «Capital de la Manzana» y permite conocer las claves de la elaboración de la sidra, bien visitando alguno de los lagares de la zona, bien entrando directamente a cualquiera de las sidrerías del concejo.

Quizá en otra ocasión.
Las aglomeraciones en estos días se prevén importantes, y desde las instituciones se está haciendo un esfuerzo extra para coordinar el tráfico y habilitar zonas de aparcamiento. Para acercarse estos días a la villa hay que estar dispuesto a mezclarse con la gente, dejarse llevar por el previsible jolgorio, dormir poco y reír mucho. Para disfrutar de la serenidad y la naturaleza quizá lo mejor sea venir otro día. Villaviciosa es habitualmente un concejo tranquilo, donde transitan peregrinos y caminantes por alguna de sus rutas más conocidas (la de los molinos, la de Peña Cabrera, la del Azabache…). El concejo maliayo ofrece amplios paisajes en su ría, uno de los estuarios mejor conservados de la costa cantábrica; también en el arenal de Rodiles, playa de referencia tanto para bañistas como para aficionados al surf, que disponen de una importante escuela en el concejo. Los más sedentarios, en cambio, pueden admirarse del patrimonio románico y prerrománico, representado en el pequeño templo de «El Conventín», en muy buen estado de conservación. Completa la visita el Monasterio de Valdediós, fundado en el año 1200.

Ruta de Los Molinos (Villaviciosa)
Ruta de Los Molinos /Foto: Dacar
En cuanto a la gastronomía, Villaviciosa hace honor a su fama de «Capital de la Manzana» y permite conocer las claves de la elaboración de la sidra, bien visitando alguno de los lagares de la zona, bien entrando directamente a cualquiera de las sidrerías del concejo, el mejor lugar para catarla en condiciones. Todo ello acompañado por supuesto de los platos más típicos, que aquí más que nunca tienen su máximo exponente en la fabada. En Villaviciosa se otorga todos los años el título a «la mejor fabada del mundo», en el marco de las ya tradicionales Jornadas Gastronómicas de les Fabes. Aquí vienen cocineros de toda Asturias, e incluso algunos «extranjeros» osados, a medir su maestría en los fogones y pelear por el deseado reconocimiento. Pero no todo van a ser potajes o potes contundentes, teniendo en cuenta que en Villaviciosa hay acceso directo al pescado fresco. Para captar el ambiente marinero no hay como acercarse a Tazones, típico pueblo que ofrece estampas de postal… y un marisco de merecida fama.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí