Tarik Vázquez Samulewicz, presidente de Biodevas. Creando conciencia ambiental

0
134
Tarik Vázquez Samulewicz
Tarik Vázquez Samulewicz / Foto: Asociación Biodevas
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)


Este asturiano de adopción, nacido en Río de Janeiro, es educador ambiental, secretario de la Asociación de Educadores Ambientales de Asturias y presidente de Biodevas, una asociación que tiene como objetivo crear conciencia ambiental entre los asturianos sobre el deterioro del medio natural. “Siempre buscamos dar soluciones antes que realizar críticas porque pensamos que las cosas se cambian sumando, con actitudes positivas de colaboración”, comenta Tarik Vázquez.

-Antes salíamos a jugar al campo y nos reuníamos en familia para ver “El hombre y la tierra”. ¿Qué nos ha pasado para que hayamos sacado a la naturaleza y a la ciencia de nuestras vidas?
-Pues ha ido un poco en paralelo con la evolución de la sociedad. Nos hemos centrado más en lo que es la tecnología, todo lo que compramos cada vez está más separado de la naturaleza, todo eso nos ha hecho alejarnos de nuestro origen, de nosotros mismos, así como de la ciencia.

-Hace algún tiempo te definías en una columna de opinión como “un joven soñador que quería luchar por cambiar las cosas”. ¿Quién es Tarik Vázquez?
-No soy tan joven como cuando escribí aquello, pero sigo siendo el mismo soñador que lucha por transformar una sociedad individualista en otra más igualitaria, comprometida y más social. Una sociedad que sepa empatizar y busque el bien general. Creo que tenemos que recuperar las costumbres de antaño que nos conducían a la naturaleza, y nos ayudaban a relacionarnos con las personas que tenemos alrededor. Sigo creyendo en los jóvenes, en su capacidad de compromiso. Creo que solo necesitan un empujón, por eso creé la Asociación Medioambiental Biodevas.

“Sigo siendo el mismo soñador que lucha por transformar una sociedad individualista en otra más igualitaria, comprometida y más social”

Tarik Vázquez en las cascadas de Guanga (Trubia. San Andrés)
Tarik Vázquez en las cascadas de Guanga (Trubia. San Andrés) / Foto: Asociación Biodevas

-¿Cuándo empezó tu preocupación por el medio ambiente?
-Pues mi compromiso despertó más o menos a los 22 años. Tuve la ocasión de conocer a una gran persona que tenía muchos conocimientos de las aves, me consiguió transmitir su pasión. A partir de ahí empezó a crecer mi interés por toda la naturaleza y mi necesidad de cambiar las cosas, de defenderla y transmitir a los demás el conocimiento y pasión que a mí me habían contagiado. Pero eso hay que saber hacerlo, hay que saber transmitirlo y para ello es básica la comunicación.

-Y supongo que también la educación, una de las herramientas más poderosas a la hora de formar a una sociedad. ¿Por qué tanto interés en la educación ambiental?
-Sí. La educación ambiental intenta hacer llegar toda esta ciencia, que en ocasiones es muy técnica, a la sociedad. Traducirla de forma sencilla. Es como una especie de idioma más accesible para el ciudadano de a pie para que le pueda llegar toda la información y se pueda hacer idea de lo que está ocurriendo alrededor. La educación ambiental ayuda a formar a personas más autocríticas, más conscientes.

“Estamos volcados en concienciar sobre todo a la gente de ciudad. Personas que no tienen un contacto directo con la naturaleza pero que luego sí les gusta salir y disfrutar de ella, pero carecen de información”

-En un momento determinado decides dar el salto a la política. ¿Por qué?
-Yo trataba de inculcar en la ciudadanía la defensa de la naturaleza y eso a través de la asociación se me quedaba un poco corto. El ciudadano tiene ante sí una responsabilidad, pero luego el lugar donde se toman las decisiones, y donde se pueden cambiar las cosas es dentro de las propias administraciones. Esa es una de las patas que más cojea dentro del medio ambiente porque hay poca conciencia.

-A nivel de programas electorales el medio ambiente suele ser el gran olvidado…
-Ahora creo que las cosas han cambiado y sí está muy presente en los programas electorales. Otra cosa es que esas promesas luego se lleguen a cumplir. En mi caso el decidirme a entrar en política es que uno de los pilares que tenía el programa de IU Siero era la defensa de un bosque que para mi era fundamental. Soy concejal en el Ayuntamiento de Siero con la formación IU luchando como el primer día porque se cuide y mejore todo ese entorno.

-Durante la pandemia parece que lo ecológico ha adquirido cada vez más fuerza. ¿Qué hay de moda y qué hay de cambio de mentalidad?
-Creo que la pandemia nos ha abierto un poco los ojos y ha ayudado a que esta conciencia se extienda. Estamos en una sociedad que tiene cada vez más información y creo que eso poco a poco ayuda a que entendamos que formamos parte de la naturaleza y cualquier cambio nos afecta en el día a día. A la gente le preocupa el futuro y lo que nos puede deparar. Hay más concienciación y la gente está cambiando hábitos.

“Hay ciudadanos que al igual que nosotros quieren cambiar las cosas, pero no se atreven y al sumarse con otros, dan el paso”

Recogida de basura en la playa de Los Quebrantos (Soto del Barco)
Recogida de basura en la playa de Los Quebrantos (Soto del Barco) / Foto: Asociación Biodevas

-¿Cuándo nace Biodevas y con qué espíritu?
-Hace cinco años que empezamos nuestra actividad, pero digamos que legalmente hace cuatro. Y surge de una forma curiosa después de una recogida de residuos. Hay un espacio verde en Lugones por el que pasea mucha gente, que quedó lleno de residuos después de una fiesta de prau. Viendo que la administración no daba ningún paso, cuatro amigos y yo decidimos recoger aquella basura. Y cuál no fue nuestra sorpresa que al vernos la gente empezó a sumarse tímidamente. Solo les hacía falta un pequeño empujón. Hay ciudadanos que al igual que nosotros quieren cambiar las cosas, pero no se atreven y al sumarse con otros, dan el paso.

-¿Qué actividades lleváis a cabo?
-Organizamos rutas interpretadas, talleres y charlas dependiendo también de con quién podamos colaborar. Una de las bases de la asociación es construir una red de tejido social cada vez más amplia para llegar a todos los rincones y unir fuerzas. Para ello no excluimos a ningún colectivo, pueden ser asociaciones ambientales o de otro tipo.

“Queremos naturalizar a la gente, que vuelva a tener curiosidad por estar en contacto con la naturaleza, que despierte todos sus sentidos, no solo la vista”

Tarik Vázquez en una de las rutas interpretadas que realizan
Tarik Vázquez en una de las rutas interpretadas que realizan / Foto: Asociación Biodevas

-¿En qué consiste una de esas rutas interpretadas?
-No somos guías turísticos que caminan, se paran, sueltan la información y continúan. Nosotros hacemos al revés. Intentamos que sea algo social, para que la gente pueda disfrutar del entorno en el que está y mientras hacemos la ruta vamos soltando píldoras de información según el interés de los participantes. Igual hay una flor que le interesa, un sonido de un pájaro, un árbol… Aprovechamos para, además de la información, concienciar e ir más allá. Por qué podemos ver aquí esta especie de ave, por qué este lugar está tan cuidado o no, por qué el río adquiere esa trayectoria. Queremos ayudar a despertar la curiosidad, la capacidad de observación para que la persona pueda descubrir lo que está aconteciendo a su alrededor. Queremos naturalizar a la gente, que vuelva a tener curiosidad por estar en contacto con la naturaleza, que despierte todos sus sentidos, no solo la vista. Que puedan tocar la textura de una hoja y aprender a diferenciarlas; oler una planta si es aromática y puede servir para la cocina o es medicinal y conocer sus propiedades. Hacemos un poco de todo.

-¿Cual es vuestro ámbito de actuación?
-Estamos volcados en concienciar sobre todo a la gente de ciudad. Personas que no tienen un contacto directo con la naturaleza pero que luego sí les gusta salir y disfrutar de ella, pero carecen de información.

“Sigo creyendo en los jóvenes, en su capacidad de compromiso. Creo que solo necesitan un empujón, por eso creé la asociación medioambiental Biodevas”

-¿Cuántos socios sois en la actualidad?
-Tenemos alrededor de cuarenta. Estamos en proceso de cambiar la junta directiva. Somos jóvenes en general, no superamos los 35 años. Nos gustaría que la gente joven se involucrara y colaborara con la asociación. Queremos despertar el interés de este colectivo porque creemos que son los que van a defender nuestro futuro. Pero luego todas las excursiones y actos que organizamos están abiertos para todos los públicos. Nos gusta enriquecernos con otros tipos de visiones.

-¿Qué tiene que hacer alguien que quiera apuntarse a una de vuestras rutas interpretadas?
-Las inscripciones se realizan a través de nuestra página web, biodevas.org. Allí tenemos diferentes entradas para cada una de las actividades que vamos a desarrollar y solo hace falta rellenar un formulario. Nuestras actividades también se dan a conocer en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter. Luego tenemos un canal de Youtube pero es más para colgar entrevistas que nos hacen.

-En estos años de vida de la asociación, ¿qué respuesta habéis encontrado en la sociedad asturiana?
-La asociación está en Siero, pero queremos trabajar a nivel regional. Nos centramos en la zona centro porque la mayoría de los socios son de aquí, también es la que más conocemos, pero estamos interesados en ampliar espacio de actuación incluso a zonas limítrofes como Cantabria, Galicia, El Bierzo… para la defensa de la cordillera cantábrica, por ejemplo. Nos encantaría interactuar con gente de más zonas.

biodevas.orgInstagram
@biodevas
Facebook:
@biodevas
Twitter:
@biodevas

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí