Polígono Industrial del Espíritu Santo (Oviedo). Proyectos de mejora

0
18
Polígono Industrial Espíritu Santo (Oviedo)
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

A medio camino entre Oviedo y Colloto, esta zona industrial disfruta de los beneficios de tener una altísima ocupación; pero también padece a partes iguales los perjuicios derivados de esta característica. El movimiento humano y económico está garantizado, aunque a cambio los problemas de tráfico hacen obligatoria la búsqueda de soluciones día a día.
La construcción de una nueva rotonda de acceso ha ayudado considerablemente, y aún se barajan nuevos proyectos que abran posibilidades de mejora.
Siempre el tráfico. Es un problema común a muchos polígonos asturianos, especialmente los más antiguos, que han visto desbordadas sus previsiones de crecimiento y se encuentran muchas veces con las vías de acceso saturadas, o con problemas para encontrar espacios habilitados para aparcamiento. Es el caso del Espíritu Santo, cuyos orígenes se remontan a los años setenta, y con el paso de las décadas se ha visto integrado en el crecimiento de la ciudad de Oviedo. A esto se suma la cercanía con las grandes superficies comerciales -Parque Principado y alrededores- de manera que, en la práctica, el polígono se ha convertido en lugar de paso para muchos de los clientes que van a hacer sus compras. Esto repercute en la densidad del tráfico, especialmente en las horas de entrada y salida del trabajo, y también en la falta de espacio para aparcamiento. Además, hay quejas por la excesiva velocidad de algunos conductores, que incluso ha dado lugar a atropellos. Para solucionarlo se barajan varias soluciones, como la instalación de bandas rugosas de última generación, que obliguen a pisar el freno sin dañar los vehículos de los transportistas.
Desde el punto de vista empresarial, aquí abundan las pymes, pero también las grandes compañías. También está la Ciudad del Transporte, en la que desarrollan su actividad unas treinta empresas. El campo principal de trabajo es el sector terciario, más que actividad industrial pura: centros de logística y distribución, mayoristas, tiendas de atención al público, negocios de automoción, gasolinera, concesionarios, sedes administrativas y de servicios… Además, recientemente se han instalado dos grandes call centers que han hecho crecer todavía más la plantilla habitual que se desplaza al polígono diariamente. En total son en torno a ochenta naves, más una gran parcela vacía para la que se plantean diferentes posiblidades.
Al ser de propiedad municipal, es el Ayuntamiento el que se ocupa del mantenimiento de las instalaciones y de los servicios básicos como limpieza y recogida de basuras, alumbrado, mantenimiento, etc. Aproximadamente un 45% de las empresas están agrupadas en la Asociación de Empresarios AEPES, que está integrada a su vez en la Federación de asociaciones APIA.

El Centro de Servicios, en proyectoDesde la Asociación de Empresarios, en colaboración con APIA, se ha preparado un proyecto para dar salida a la parcela que actualmente se encuentra sin urbanizar. Se trata de una actuación subvencionada por el Principado a través del IDEPA con cargo al Programa de Espacios Industriales (2009-2012).
La parcela, de propiedad municipal, se otorgaría en concesión por un periodo negociable. Conscientes de la dificultad de encontrar grandes inversores, se ha optado por un planteamiento modular, que permita la entrada de diferentes empresas y la construcción de las infraestructuras en función de las necesidades.
El proyecto está preparado, pero no hay perspectivas de que de momento se vaya a poner en marcha, de modo que como propuesta temporal se plantea habilitar el espacio como zona de aparcamiento solucionando, al menos a corto plazo, el problema más acuciante del polígono.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí