Revista Fusión Asturias
Inicio Firmas El Rincón de Teobaldo

El Rincón de Teobaldo

Ignorancia o equivocación es lo que deja al descubierto nuestro colaborador, Teobaldo Antuña con sus divertidos relatos. No hay nada como el humor para ver el mundo de una forma diferente desde este rincón.

El Rincón de Teobaldo

Urbanidad

Civismo. Buena educación. Politesse. Courtessy. O sea, capacidad para convivir socialmente, virtud imprescindible que ha desarrollado el ser humano desde que se atrevió a...
El Rincón de Teobaldo

San Pedro detenido

Langreo, 30 de junio. - En el día de ayer, sobre las 13’15, un destacamento del cuartel Cabo Noval procedió al arresto de Pedro...
El Rincón de Teobaldo

Manolo, ¡tengo que volver a Indonesia!

Se iba a titular esta columna “Lo que hay que oír”, pero la playa de Gijón me provee de historias tan sabrosas como las...
El Rincón de Teobaldo

Una vaca en la baca

Acertijo. En un programa de radio para insomnes propone un ciudadano un problema lingüístico: “Va uno en el coche con una vaca sobre la...
El Rincón de Teobaldo

Despistes oficiales

Empieza a informar la cadena SER sobre Asturias a las 6:50 horas, que para mí son de la mañana y, en ocasiones, para el...
El Rincón de Teobaldo

Muy complicadu, aquest article, about the language

Ustedes me disculparán por la tardanza en volver a la tarea; agradezco a la redacción de Fusión que no me haya echado por baja...
El Rincón de Teobaldo

Diciembre gris, Semana Negra

Había amanecido un mes tirando a grisaceo, con la mala noticia del suicidio de Verónica Forqué, la sonrisa más triste del cine español. Un...
El Rincón de Teobaldo

Navidad, ¿otra vez?

Pues sí, cerramos otro ciclo. De nuevo estamos en los días en que todos manifestamos una generosidad inhabitual. Un amigo de Langreo, voluntario de...
El Rincón de Teobaldo

La Batalla del Vino

En la primavera me permitían opinar en la revista leonesa “Mil y una palabras”, -cuarta entre las nacidas en el fructífero Ágora de la...
El Rincón de Teobaldo

Toponimia hospitalaria

Las circunstancias me llevan a mediodía al comedor del Hospital de Cabueñes. Se agradece la generosa luz natural de las cristaleras, no tanto los...