Grupo de Acción Local. Consejo Comarcal de la Mujer.

0
245
A la dcha., Ana Isabel Quiñones, presidenta de la Asociación Mujeres de Carabanzo, y representante del Consejo Comarcal de la Mujer. A la izda., Tere Fernández, miembro de la Junta directiva de la Asociación Mujeres de Carabanzo.
A la dcha., Ana Isabel Quiñones, presidenta de la Asociación Mujeres de Carabanzo, y representante del Consejo Comarcal de la Mujer. A la izda., Tere Fernández, miembro de la Junta directiva de la Asociación Mujeres de Carabanzo. / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La voz femenina está presente en el Grupo de Acción Local a través de la Asociación Mujeres de Carabanzo La Carisa. Ellas son, desde hace tres años, las representantes del Consejo Comarcal de la Mujer de la Montaña Central.

Para gestionar los distintos programas de desarrollo rural que se aplican en la comarca o en algunos de sus concejos, el Grupo de Acción Local cuenta con la implicación y participación de los diferentes sectores y principales agentes del territorio. Las mujeres de la Montaña Central tienen su propio voto a través del Consejo Comarcal de la Mujer, un órgano de participación supramunicipal integrado por diferentes asociaciones de la comarca, y representantes municipales.
La labor del Consejo, creado en el año 2000, es ser portavoz de las reivindicaciones de las mujeres, de forma que pasen a formar parte de las prioridades políticas de los ayuntamientos. Las actividades más destacadas de esta entidad se han centrado, hasta la fecha, en la realización conjunta de los Actos del Día Internacional de la Mujer y contra la violencia de género, para lo cual trabajan en colaboración con el Instituto Asturiano de la Mujer. Los estatutos del Consejo Comarcal de la Mujer fueron realizados por la Agente de Igualdad del Ayuntamiento de Mieres Inma Lomba, que además actúa de secretaria de este órgano, ya que en este municipio se concentra toda la gestión, documentación y reuniones del Consejo.
Al menos una o dos veces al año el Consejo se reúne para establecer líneas de actuación y adoptar medidas y propuestas encaminadas a favorecer la igualdad real de las mujeres, fomentar el asociacionismo femenino y potenciar la unidad entre las diferentes asociaciones.
Ana Isabel Quiñones Sánchez es la representante del Consejo Comarcal de la Mujer desde el año 2005, y es también Presidenta de la Asociación de Mujeres de Carabanzo, uno de los pueblos más grandes del concejo lenense. §

 

Las mujeres de Carabanzo
Vecinos de Carabanzo en el Festival Astur-romano de La Carisa.
Vecinos de Carabanzo en el Festival Astur-romano de La Carisa. / Foto cedida por Asoc. Mujeres de Carabanzo
Desde que empezaron a funcionar como asociación, hace ya varios años, las mujeres de Carabanzo no han dejado de organizar actividades. Lo prioritario para ellas es trabajar por el pueblo, así que no dudan en apoyar cuantas iniciativas sean necesarias, y colaborar con las restantes asociaciones que hay en la localidad. Todo ello sin olvidarse de las mujeres, para las que organizan cursos, charlas, encuentros, exposiciones fotográficas… «Gracias a lo que hacemos conseguimos que la gente salga de casa. Y de forma especial queremos que las mujeres mayores de 65 años participen, que vengan si hay un curso de autoestima, de relajación o de manualidades. Es algo que cuesta pero poco a poco se va logrando», explica Ana Isabel Quiñones.
Alrededor de 74 mujeres forman este colectivo, que aglutina tanto a jóvenes como mayores, y que con el paso del tiempo ha ido cogiendo responsabilidades en el pueblo. La junta directiva está formada por Ana Isabel Quiñones, Agra y Tere Fernández, Genti Ares, Elena Juverías, Patricia Fernández e Inmaculada García.
«La verdad es que programamos muchas actividades -destaca Tere Fernández-. Entre otras cosas, en Navidad, preparamos el árbol y la cabalgata, en San Juan ponemos los churros y el chocolate para tomar junto a la hoguera, y cuando son las fiestas ayudamos a los jóvenes a organizarlas». Entre acto y acto, les queda tiempo para sacar adelante un grupo de baile con el que participan en el Festival Astur-romano de La Carisa, una fiesta que transforma el pueblo de Carabanzo en un asentamiento astur y que congrega en la localidad a más de 5.000 visitantes en el mes de agosto. De modo que muy pronto podremos volver a ver a las mujeres de Carabanzo ataviadas para la nueva edición de la Fiesta.

Pinche aquí para ver más reportajes de la Montaña Central

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí