Coaña. Turismo primaveral

0
117
Playa de Armazá (Coaña)
Playa de Armazá / Foto: Valvanera
[Total:0    Promedio:0/5]

Pesca en el río, paseos culturales, baños en la playa, senderismo costero… Llega el buen tiempo y Coaña ofrece variadas alternativas para conocer las diferentes caras del concejo. Del interior a la costa.

Los días se alargan y se vuelven más luminosos y cálidos. Al igual que las hojas de los árboles comienzan a brotar y las flores ponen color al paisaje, también nuestro ánimo se despereza y busca alrededor puntos de destino que motiven nuestra imaginación. Uno de ellos es el concejo de Coaña, que permite tanto el turismo cultural, como el gastronómico o el de ocio. El paseo entre el mar y la montaña nos llevará a conocer las playas y también la cultura castreña, de la que en Coaña quedan significativas muestras. El más conocido es el Castro de Coaña o Castelón, con un importante poblado de viviendas circulares, pero el concejo también alberga el Castro de Mohías -a 600 metros del Hospital de Jarrio-, menos estudiado que el anterior. Sin embargo, ambos han sido declarados Monumento Histórico Artístico y son paso obligado tanto para estudiantes como para curiosos de esta época de la historia. La visita ha de completarse con la Estela Discoidea que se encuentra de camino al Castelón. Se trata de una piedra circular ligada a cultos funerarios o solares, y es Monumento Nacional. La Estela Discoidea está ligada a cultos funerarios o solares, y ha sido declarada Monumento Nacional.
El pasado castreño es importante en Coaña, pero no lo es todo. Dividido en siete parroquias, uno de los grandes atractivos del concejo tiene que ver con su costa. Puede recorrerse siguiendo la Ruta Costera, que nos llevará hasta sus cuidadas playas. Desde la arenosa Arnelles, encajada entre acantilados, a la recogida Torbas, sin olvidar Armazá, el Barco, Aguiyón, Collea, la Pedrellada, Buxos, Figuería o Foxos. Si seguimos la senda antes indicada, nos toparemos así mismo con uno de los pueblos con más encanto de Occidente: Ortiguera. En lo alto del Cabo de San Agustín, un antiguo faro y otro moderno conviven junto a la pequeña ermita del siglo XVII dedicada a San Agustín. Luego caminaremos entre casas nuevas, que a medida que se acercan al puerto se convierten en pequeñas edificaciones típicamente marineras. Al final, a la orilla del mar, un pequeño puerto sorprende por su pureza y el paisaje que nos muestra. A menudo los habitantes de Ortiguera pasan aquí horas y horas, caña en mano, pescando agujas. Los que se aventuran en la barca, van en busca de congrios y de sardinas, muy típicas aquí preparadas a la plancha.
Si nuestro destino es el interior, el Palacio de Mohías, las quintas de indianos y el Palacio de los Cienfuegos-Jovellanos son lugares recomendados en todas las guías. En cambio si lo que se desea es conocer los paisajes más representativos podremos seguir la ruta El Cordal de Coaña, desde El Castelón al Mirador de Bustabernego. Los montes más emblemáticos del concejo son el Pico Jarrio, el Alto de Abara, el Pico del Cuerno, La Vidrosa y Pico del Lebredo. Estas alturas medianas se presentan como un atractivo paseo para el caminante que prefiere las alturas al camino llano.

Coaña sigue el Camino
Peregrino haciendo el Camino de Santiago por la ruta del Norte a su paso por el concejo de Coaña.
Camino de Santiago a su paso por Coaña / Foto: Valvanera
Este año es de esperar que el número de peregrinos que van a Santiago de Compostela se multiplique, y quien elija el Camino del Norte tiene paso obligado por Coaña.
Hay que entrar por El Espín, tras cruzar el puente que salva la ría de Navia, y ascender suavemente hasta Barqueiros. El siguiente destino es el pueblo de Jarrio y la capilla de Santa Ana. El trayecto continúa por el Caleyón de Calzada, que es el antiguo Camino Real por donde circulaban el rey y los coches de caballos, y que está empedrado. Al final están las antiguas escuelas y la Fuente del Peregrino, pero hay que seguir rodeando el Pico Jarrio hasta llegar al pueblo de El Esteler. Aquí tenemos que ir con cuidado por la N-634 hasta Cartavio, donde más adelante se coge el camino que lleva al lavadero de Xonte. Al poco volvemos a la carretera antes indicada, que nos enlaza con el vecino concejo de El Franco.
Esta ruta la veremos muy transitada este año, pero también sirve de excusa para que los propios habitantes de Coaña den un pequeño paseo siguiendo el trazado del Camino en su concejo. Sin embargo, si lo que desean es llegar a Santiago de Compostela, el Ayuntamiento ha organizado un viaje en abril y mayo para recorrer los últimos kilómetros. A lo largo de seis sábados se harán tramos de aproximadamente veinte kilómetros hasta unir el recorrido Villalba-Santiago, pagando veinte euros por etapa en concepto de desplazamiento hasta el lugar de partida y el regreso a Coaña. Como el total del recorrido tiene más de cien kilómetros, al llegar a Santiago se podrá conseguir la “Compostela” que asegura la llegada a la ciudad en el Año Santo Xacobeo. Un paseo alternativo que los coañeses pueden hacer juntos.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí