Grado. Aires de cultura.

0
118
Escuela de Música en Grado.
[Total:0    Promedio:0/5]

Grado es bien conocido por su patrimonio artístico y su faceta comercial y de servicios. Pero conviene resaltar también la cultura que impregna toda la vida ciudadana. Además de disponer de completos equipamientos culturales, la amplia y completa programación enriquece el día a día de la villa.

Instalaciones de la Escuela de Música de Grado, inaugurada el pasado mes de septiembre.
Escuela de Música, inaugurada el pasado mes de septiembre / Foto: Fusión Asturias
Un paseo por Grado nos muestra una villa recia y señorial, si nos dejamos impresionar por sus palacios y construcciones. Así tenemos el Palacio Miranda-Valdecarzana, cuya construcción inicial se remonta al siglo XV, pero fue remodelado en estilo barroco dos siglos después. Sin embargo, los edificios más emblemáticos datan mayoritariamente de los siglos XVIII y XIX. De esa época son el Palacete Velázquez, de corte indiano, la Casa Palacete de Indalencio Corujedo, indiana con influencias francesas o Santa Julita, con toques medievales, así como el quiosco de la música. Más austeros son el Palacete de la Familia Martínez, Villa Granda y el Palacio de la Marquesa de Fontela. En la plaza General Ponte se dan cita la Casa de los Fernández de Miranda y la Casa de Los Arcos, que debe su nombre a su pórtico con arcos de medio punto. Sus dos primeras plantas se construyeron en el siglo XVIII y la tercera cien años más tarde. Parece ser que es la única que queda de un conjunto de viviendas que bordeaban esta plaza, donde hoy tienen lugar los mercados de los miércoles y del domingo. Acudir uno de estos días permite apreciar la tradición comercial que forma parte de la genética de la villa. Las tiendas permanecen abiertas en domingo, sumándose a los puestos ambulantes que, partiendo de la plaza General Ponte, se extienden por las calles y plazas circundantes. Si el resto de la semana Grado es transitado, esos días bulle de actividad. El colorido de las frutas y las verduras de la huerta, el aroma del buen embutido, el sabor del pan de escanda recién hecho, el sonido de las conversaciones entre vecinos, y de los precios de los puestos de ropa, anunciados a voz en grito… Diversos locales de hostelería ofrecen una variada oferta gastronómica, corroborando que Grado tiene mucho que ofrecer.

Espacio cultural

Sin embargo, más silencioso pero más insistente es el carácter cultural que impregna gran parte de los proyectos diseñados desde el Consistorio. La Casa de Cultura -ubicada en el Palacio de Valdecarzana, monumento declarado Bien de Interés Cultural- y su premiada Biblioteca Pública son los puntos de partida en este pulso en favor del arte en todas sus manifestaciones. La Biblioteca se complementa con el Aula de las Metáforas, un espacio especializado en poesía que nació en marzo de 2004 gracias a la donación de 1.600 libros por parte del poeta Fernando Beltrán, que preside el centro.
Ese carácter altruista que dio inicio al proyecto es precisamente el que le ha dado continuidad, ya que la colección supera los dos mil libros, ampliación que ha sido posible gracias a las donaciones de instituciones y particulares, como el medio millar de volúmenes donados por Miguel Munárriz, que formaban parte de su biblioteca poética personal. También el logotipo es un regalo del diseñador Rafa Celda; el diseño del aula lo realizó gratuitamente el estudio de Jesús Moreno y asociados; y las paredes del local lucen ilustraciones, pinturas y esculturas originales que han sido obsequio de los artistas que las realizaron.
Toda esta marea de apoyos al proyecto no podría ser posible si en Grado la mayoría de la ciudadanía no colaborase activamente en las actividades propuestas con su participación directa. Eso se comprueba en el éxito de algunas convocatorias como el Concurso de Pintura del Pueblo Ejemplar de Grado, en el Certamen de Cartas de Amor que se falló el pasado 14 de febrero, y en el Taller de Fotografía que se desarrolla a lo largo de las estaciones con sesiones de trabajo de campo. Las exposiciones son también muy valoradas, y se renuevan cada quince días.
Animados por todo ello, e intentando que cada vez más personas se apasionen por la cultura, se ha instalado una pequeña biblioteca en el servicio de pediatría del Centro de Salud, para que los niños lean con sus padres mientras esperan su turno. Actualmente se desarrolla la campaña “Biblioteca Móvil”, poniendo bibliotecas en una veintena de los centros sociales del concejo. A cada una de ellas se han llevado un centenar de libros, y el proyecto consiste en ir ampliando poco a poco la dotación de ejemplares para consolidarlas.
La fama de Grado como una villa culturalmente muy activa se demuestra con las numerosas actividades literarias que desarrolla con gran participación de público. Su biblioteca es una de las más activas de Asturias, no faltan los Clubes de lectura, los talleres de creación literaria y tiene un aula especialmente dedicada a la poesía: el Aula de las Metáforas, planteada como un punto de encuentro más allá del espacio físico que ocupan los libros.
Precisamente la Biblioteca de Grado es una de las más activas en toda Asturias. Además de complementarse con actividades como Club de Lectura y Talleres de Creación Literaria, es la única del Principado que cuenta con un Club de Lectura de Cómics, abierto a adultos mayores de dieciséis años. Los miembros de estos clubes han participado recientemente en el Primer Encuentro de Clubes de Lectura de Bibliotecas de Asturias, que logró reunir el 19 de febrero cerca de cuatrocientas personas en Pravia para tener un encuentro con el escritor Manuel Rivas y posteriormente comer juntos.
Como no podía ser de otra manera, toda esta promoción de la cultura se complementa con la publicación de diverso material que ayuda a profundizar en la historia de Grado. Por un lado acaba de salir la revista anual “Grado/ Grao Villa y Alfoz” que incluye tres artículos sobre la historia de Grado y veinticinco imágenes del concejo en los años 50. La publicación corre a cargo del Ayuntamiento, junto al Círculo de Estudios Pramarenses. También diversos libros acaban de ver la luz: “Poemas de ciertos días”, de Efrén Cañedo; “El linaje de los Miranda 1050-1737”, en el que Antonio Villabella Patallo recoge la historia de esta emblemática y poderosa familia asturiana que dejó huella en Grado; y también un libro sobre San Juan de Villapañada.
Puesto que la cultura hoy ya no se reduce al papel y viaja por la autopista digital, otro de los recientes proyectos estrella de Grado es culturagrado.blogspot.com, un blog puesto en marcha recientemente, que recoge las noticias culturales que genera el concejo, comentarios de los usuarios, informa puntualmente de las actividades en curso… Un punto de encuentro más allá del espacio físico que ocupan los libros.

Fiesta de la Primera Flor
Panorámica de Grado durante la celebración de la Primera Flor.
Foto: Ayto. de Grado
Esta fiesta de sugerente nombre, cuyo origen se remonta al siglo XVIII, festejaba tradicionalmente la llegada de la primavera.
La Fiesta tiene lugar el domingo siguiente al Domingo de Pascua y hoy ha evolucionado hasta convertirse en un afamado encuentro donde no faltan los puestos en las calles del centro de Grado, catas, feria de saldos y stocks, romería o verbena.
Ese día los primeros productos hortícolas de la temporada -junto a otras delicias alimentarias- se ofrecen en animados puestos que vienen a confirmar el carácter comercial de la villa moscona. En su programa se incluye el Certamen de la Faba Asturiana, que este año alcanza su cuarta edición y que contribuye en mayor medida a lograr que la primavera sea motivo de celebración en Grado.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí