Cangas de Onís. Historia para tus ojos. Naturaleza para tus pasos

0
81
Santa Cueva en Covadonga. Cangas de Onís.
Santa Cueva en Covadonga. Foto: Juanjo Arrojo
[Total:0    Promedio:0/5]

Historia y naturaleza son los dos pilares fundamentales que han hecho de Cangas de Onís el destino turístico más visitado de Asturias. Aún así, en este concejo quedan muchos rincones para dejarse sorprender.

Historia para tus ojos

Covadonga es la referencia inexcusable de Cangas de Onís. Tras los actos especiales de 2008, Año Santo de la Cruz, este año se puede seguir visitando la imagen de la Santina, la Basílica de Santa María la Real y los preciosos paisajes que rodean los monumentos. Para conocer más sobre este lugar y la importancia de Cangas de Onís y la monarquía asturiana en la historia, se recomienda la visita al Aula del Reino de Asturias. Situada en la antigua iglesia de Santa María de Cangas es, junto a la Casa Riera, uno de los mayores activos turísticos del concejo. También la iglesia de Santa María de Villaverde, Santa Eulalia de Abamia y la Capilla de Santa Cruz, construida sobre un dolmen del año 3.000 a.C. Toda una lección de historia que se completa con un recorrido por los diferentes pueblos del concejo, donde se conservan formas de vida tradicionales, fiestas, costumbres y gastronomía típica, en una muestra de etnografía viva que siempre enamora al turista.

Basílica de Covadonga. Cangas de Onís.
Basílica de Covadonga. Foto: Juanjo Arrojo

Naturaleza para tus pasos

La Casa Riera, recientemente restaurada como Centro de Recepción, da las claves para una visita completa a Cangas. Además del capital histórico y artístico, introduce al visitante en el patrimonio natural del concejo, y muy especialmente en el Parque Nacional Picos de Europa, combinando la pura información turística con los elementos de un moderno Centro de Interpretación. Montañas, ríos y bosques son los tres elementos básicos de una naturaleza de innegable fama y atractivo, que permite además numerosas actividades como senderismo, trekking, escalada, fotografía… Mención aparte merece el río Sella, famoso por sus salmones y por el descenso en canoa o piragua.
En Cangas de Onís saben que uno de sus puntos fuertes es el potencial turístico y, año tras año, se preocupan de que todo esté preparado para los visitantes. Todo ello sin perder la inocencia y la pureza de un paisaje natural que, pese a recibir miles de visitas al año, ha conseguido mantenerse casi virgen.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí