José Luis Cabo, Cronista Oficial de Riosa. “La historia es nuestro mayor tesoro”

3
551
José Luis Cabo desde la Ventana del Aveduriu (Riosa). Foto de José Luis Cabo Sariego, cronista oficial de Riosa
José Luis Cabo desde El Furacu La Fural (Riosa) / Foto: José Luis Cabo Sariego
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Se calza sus botas de caminar, coge su cayao y sale a buscar por aquí y por allá vestigios que inmortaliza con su cámara, documentos del pasado, historias que contaban los abuelos y también atesora cientos de fotografías de los antepasados de la zona o de importantes acontecimientos que aquí tuvieron lugar.

Las investigaciones de José Luis Cabo Sariego hablan de la historia de este concejo desde sus orígenes, algo que no quiere que quede en el olvido porque está convencido de que la historia es una gran maestra de vida que ayuda a explicar el presente y también a construir el futuro de un pueblo.

-Es usted una persona muy activa. ¿Cómo ha variado su labor en estos tiempos de coronavirus?
-La pandemia provocada por el Covid-19 ha afectado a todo el mundo, y en mi caso no podía ser de otra manera. No obstante, el vivir en un concejo como Riosa rodeado de naturaleza, ha aliviado, en cierto modo, la presión. Otra cosa sería vivir en la ciudad.

Los momentos más difíciles fueron durante los meses del confinamiento. El no poder recurrir a los archivos históricos, diocesanos, del propio Ayuntamiento de Riosa o de fuera de la región, me obligó a recurrir al material conseguido antes de la pandemia. Durante esos meses lo que más me afectó fue, por un lado, no poder realizar ningún trabajo de campo para buscar las huellas de nuestro pasado y, por otro, el estar encerrado en casa y no poder contemplar los hermosos parajes y paisajes de los que disfruto en mis caminatas por todo el concejo. Fueron momentos difíciles.

“Acabo de publicar un trabajo, para mi muy importante, sobre ‘El ADN de los mineros prehistóricos de las minas de Cobre de Texeo’. Nos permite conocer la antigüedad de esa explotación”

-¿Cuáles son las líneas de investigación que está desarrollando en la actualidad?
-En estos momentos tengo en borrador varios trabajos, algunos bastante avanzados: Las Pontes y Los Puentes de Riosa; El alto tributo pagado por los mineros riosanos a lo largo de la historia; el camino carbonero conocido como “La Carreterona” entre la ladera del Pico Llosorio y Porció donde estaba la explotación principal en aquella época y batería de hornos de Cok, que luego continuaba hasta Trubia. Acabo de publicar un trabajo, para mí muy importante, sobre El ADN de los mineros prehistóricos de las minas de Cobre de Texeo, porque nos permite conocer la antigüedad de esa explotación.

-¿A partir de dónde comienzan sus investigaciones para este último trabajo?
-Las investigadoras Hervella y De la Rúa, con la colaboración del Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Oviedo, Miguel Ángel De Blas Cortina, analizaron el ADN mitocondrial -fundamentalmente de piezas dentales- de quince mineros de la explotación prehistórica de Texeo, comparándolo con otros individuos antiguos y con la población actual. El Carbono 14 ha demostrado que los restos antropológicos (nueve cráneos y doce restos óseos) tienen una “datación entre el período calcolítico tardío y la Edad de Bronce Temprano” (4.500 a. C.).

“Antiguamente en Riosa había mucha producción de castañas. Había en todos los valles riosanos y eran de gran calidad. Se cultivaban hasta treinta variedades”

-También tiene estudios sobre el patrimonio etnográfico del concejo.
-Sí, acabo de publicar uno sobre las Fornas de cocer el pan en Riosa, algunas de ellas se remontan a mediados del siglo XVIII, como la de Antón de Cilio en San Adriano o la de Les Texeres. También estoy ampliando otra investigación sobre las Corras de Castañas, pequeñas construcciones circulares de piedra donde se dejaban los erizos de las castañas para que secaran durante dos meses y abrieran para luego poder consumirlas. Antiguamente en Riosa había mucha producción de castañas. Había en todos los valles riosanos y eran de gran calidad. Se cultivaban hasta treinta variedades, entre ellas la “valduna”, “chamberga”, “miguelina”, “muxinas”, “xidras” o “bermeya”.

Paraje de San Martino (Riosa), donde estuvo ubicado el antiguo pueblo medieval del mismo nombre. Foto de José Luis Cabo Sariego, cronista oficial de Riosa
Paraje de San Martino, donde estuvo ubicado el antiguo pueblo medieval del mismo nombre / Foto: José Luis Cabo Sariego

-¿Qué nuevas líneas de investigación tiene en mente?
-Sigo interesado en el despoblado de San Martino, cerca de Villamer, al que hace referencia un documento medieval. Los vecinos más viejos del lugar aún recuerdan cómo sus abuelos hablaban de ese pueblo. Tenía una iglesia dedicada a San Martín y sus restos constructivos fueron empleados posteriormente en la construcción de cabañas que hay por la zona. En las cercanías de aquella iglesia se encontraron tumbas de lajas medievales. Una gran avalancha de tierra y piedras acabó con este asentamiento. Hoy solo existen praderías y algunas cuadras.

He publicado también la primera parte de la toponimia de la Sierra del Aramo en el territorio que afecta al concejo de Riosa, me queda terminar la segunda. Calculo que en total puedan llegar a ser más de mil páginas entre textos y fotografías. Y, por último, tengo paralizado -debido a las actuales circunstancias sanitarias-, un estudio sobre los vaqueros de Riosa que, al parecer, alzaban hasta Torrestío (León) con sus ganados.

-La historia de Riosa y sus pueblos quedaría incompleta sin alguien que la recoja. ¿Cuál es a su entender el mayor tesoro que guarda este concejo?
-Las Minas Prehistóricas de Cobre de Texeo. Hay también un período anterior a la era cristiana que creo que es muy interesante y es el desarrollo de la cultura castrense en Riosa. Existen varios castros localizados, catalogados y publicados en el BOPA. Quizá el más importante sea el de Picu El Castiello en el Collau, y el de la Pena El Cochéu, en el extremo sur del concejo. No obstante, creo que existen más aún sin catalogar. Es una etapa apasionante sobre la que se ha investigado poco, quedan escasos vestigios y muchos de esos parajes han sufrido importantes transformaciones o incluso la vegetación ha tapado su existencia. Todo un reto para investigar.

-¿Qué es lo más valioso que tiene entre todos sus documentos?
-Lamentablemente no tengo documentos originales, solo algunas copias de gran interés e importancia como la de las reales Cédulas de Felipe II (1579) por las que Riosa obtuvo la redención -mediante el pago de 822.623 maravedís y medio- del concejo de la mitra ovetense, -con excepción del Coto de Llano-; a partir de ahí empezó a tener su propia jurisdicción. Tengo parte del Catastro del Marqués de Ensenada referidos al concejo (1752). El documento de la reforma del hoyo lobal de Los Caleyinos (trampa para cazar lobos) de 1629. Y copia de otros documentos muy antiguos cuyos originales se encuentran en el Ayuntamiento de Riosa.

“Hay quien ve al Cronista como una figura del pasado y no estoy de acuerdo”

-Con todo este material que posee y sus investigaciones, ¿no se ha planteado escribir un libro?
-Con las más de ciento cincuenta publicaciones sobre la historia de Riosa que aparecen en mis blogs, tendría para escribir no un libro sino varios. El problema es que estoy solo y para publicar un libro hacen falta más cosas además de contenido. La materia prima aquí está. Quizá sea algo ambicioso, pero siempre pensé en la posibilidad de escribir una monografía sobre el concejo de Riosa.

-¿Cree que la figura del cronista está suficientemente valorada?
-No. Hay quien ve al cronista como una figura del pasado y no estoy de acuerdo. Viendo la velocidad con la que vivimos, donde la mayor preocupación es el día a día, donde no se profundiza, salvo en raras ocasiones, en los contenidos culturales e históricos, es necesario que alguien ponga pausa a esta vorágine y ese alguien creo que podría ser el Cronista Oficial de cada concejo.

“Siempre creeré en el recio carácter de los riosanos, a la vez francos, desprendidos, solidarios y con mucho tesón”

-Un cronista narra y describe hechos del pasado y del presente. ¿Qué destacaría del presente de esta tierra? Algo que considere que no valoren los propios riosanos.
-La despoblación, la falta de industrias asentadas en nuestro territorio, el cierre de la minería -primero la de montaña y luego el Pozo Montsacro a finales de 2014-, no dejan a los riosanos un futuro muy halagüeño. Sin embargo, confío en la fortaleza de espíritu de nuestra gente. Lo pusieron de manifiesto los mineros prehistóricos de las Minas de Cobre de Texeo que con las rudas herramientas de las que disponían en aquel momento y enfrentándose a grandes dificultades, extrajeron el mineral de las entrañas del Aramo. Luego lo hicieron los mineros del carbón que durante más de un siglo y medio levantaron este concejo y lo llevaron en volandas hacia la prosperidad. Por todo ello, creo que las nuevas generaciones sabrán enfrentarse a los retos que la vida les está planteando. Seguro que sabrán encontrar nuevas alternativas para un concejo como el nuestro, pequeño sí, pero con personas aguerridas, que al final conseguirán sacarlo a flote nuevamente.

¿Qué no valoran los riosanos? El gran tesoro que poseen. Nuestro concejo es rico en patrimonio histórico y etnográfico, en ganadería, turismo, recursos hidrológicos y por qué no, mineros. Solo es necesario aprovechar ese bagaje, adaptarlo a los nuevos y difíciles tiempos que nos toca vivir y seguro que el resultado será positivo. Siempre creeré en el recio carácter de los riosanos, a la vez francos, desprendidos, solidarios y con mucho tesón.

Mina Prehistórica de Texeo. El Socavón, en la Campa Les Mines. Foto de José Luis Cabo Sariego, cronista oficial de Riosa
Mina Prehistórica de Texeo. El Socavón, en la Campa Les Mines / Foto: José Luis Cabo Sariego

-¿Volverá Riosa a presentar su candidatura a Pueblo Ejemplar?
-Espero que sí. Serán las asociaciones del concejo y la Comunidad Vecinal las que tomen la decisión con el apoyo del Ayuntamiento. Sería un gran logro que después de varios años sin conseguir este galardón se obtuviera en la presente edición. Supondría un gran apoyo para el concejo.

-Este interés y amor por el concejo y sus gentes, tengo entendido que lo heredó de su padre que además fue secretario del Ayuntamiento durante 51 años.
-Pues sí. Él era conocido como “Pepín, el Secretario” y en aquella época era como el consejero de todos los que se acercaban al Ayuntamiento a hacer sus gestiones. Recuerdo que muchas disputas no acabaron en los tribunales porque él ayudó a que se entendiera la gente. Tenía cariño a Riosa y a sus gentes, lo llevaba en la sangre. De él heredé la pasión por la investigación. Aunque nunca llegó a escribir ningún trabajo tengo muchas notas, fotos y algún escrito de sus estudios. Me enseñó también a ver las cosas desde la perspectiva de los paisanos. Era muy querido y tenía muchas amistades.

Sierra del Aramo con el pueblo de Felguera a sus pies. Foto de José Luis Cabo Sariego, cronista oficial de Riosa
Sierra del Aramo con el pueblo de Felguera a sus pies / Foto: José Luis Cabo Sariego

-En su labor difusora juegan un importante papel las nuevas tecnologías y redes sociales. ¿Qué canales tiene abiertos?
-Tengo un blog como Cronista Oficial de Riosa donde están publicados todos los trabajos. Otro que se llama Riosa Historia Activa. Un tercero, Riosa Paraíso Natural que da a conocer la riqueza turística y paisajística que tenemos aquí. En esta me gusta destacar los vestigios etnográficos, hórreos, hoyos lobares o puntos de agua tanto naturales como artificiales que hay en el concejo. Incluye muchas fotografías.
Por último, en Fototeca Riosa, tengo una compilación de fotos antiguas de la historia del concejo ordenadas por décadas desde 1900 en adelante. La gente colabora y me facilita las fotos que escaneo, arreglo y luego publico en el blog. También publico en Facebook.


José Luis Cabo Sariego nace en Riosa en 1945, es licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y fue secretario municipal durante 38 años. Desde 2017 es el Cronista Oficial de Riosa.

3 COMENTARIOS

  1. Jose Luis el trabajo que haces, es incomible con mucho trabajo y gran dedicación, si todos hiciésemos un pequeño esfuerzo, con lo que gracias a ti este concejo sería un gran paraíso. Gracias

  2. Los riosanos estamos agradecidos por el ingente esfuerzo reslizado por Jose Luis en la desinteresada labor de recuperar nuestra historia y raices. De la misma manera, su entusiasmo andarin nos descubre paisajes y paisanajes y los dota de su justo valor. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí