El poder de la poesía

0
35
21 de marzo, Día Mundial de la Poesía
[Total: 1   Promedio: 5/5]

En estos momentos donde la tiranía de los porcentajes de contagios, vacunaciones, el paro, los ERTE, nos impiden ver más allá de esta cruda realidad, uno agradece tener algo a mano que le sirva de bálsamo anímico y reconforte su espíritu.

El pasado 21 de marzo se celebró el Día Mundial de la Poesía. Aprovechando ese día, numerosas empresas, instituciones y editoriales organizaron un sinfín de actividades en torno a la poesía.
En Asturias fue toda una fiesta de la cultura, algo que cobrará mucha más dimensión gracias al proyecto que está poniendo en marcha el periodista y creador de la Fundación Princesa de Asturias, Graciano García: convertir a esta tierra en Capital Mundial de la Poesía. Quiere que cada 21 de marzo los versos “tantas veces marginados” salgan a la calle a inundar con su magia a todas las personas y que esta tierra se convierta en un auténtico escaparate de la cultura, una antorcha de imaginación, de amor por la belleza y la libertad. Este ambicioso proyecto, que contará con diez mil socios fundadores, no es fruto de una improvisación sino el resultado de años de éxito ininterrumpido del Premio Internacional de Poesía Jovellanos, iniciativa de este periodista que, gracias a su buen hacer, ha conseguido que este certamen tenga proyección a escala mundial.

Siempre se ha dicho que la poesía es un arma cargada de futuro, de esperanza, y la verdad es que necesitamos grandes dosis de ambas. Seguro que este ambicioso proyecto llegará a buen puerto ya que cuenta con muchos apoyos, incluido el de los asturianos.

La pandemia nos ha hecho parar y eso nos ha venido muy bien. Es como si hubiésemos descubierto que tenemos más tiempo para pensar, para hacernos preguntas, para cantar a la vida. Hemos puesto en voz alta nuestros sentimientos y emociones y hemos visto que lo que sentimos lo sienten muchos a la vez y eso nos ha conectado.

En este ‘retiro forzado’ hemos reflexionado sobre lo bueno y lo malo, sobre lo que hemos hecho y podemos mejorar, sobre nuestras debilidades y fortalezas colectivas, sobre la situación actual y el futuro… Y hemos descubierto que necesitamos los sueños más que nunca y la poesía nos acerca a ellos y nos devuelven la ilusión y la esperanza. Hace poco entrevistamos a Fernando Beltrán, poeta, que ha publicado recientemente “La curación del mundo”, un libro donde refleja la esperanza y el miedo que viven los enfermos graves del Covid-19, una situación que vivió en primera persona y de la que tardó varios meses en recuperarse. “La medicina me salvó, la poesía me curó”, fue una vía casi mágica de liberación, nos confesaba. Pero también puede ser una poderosa herramienta para movilizar conciencias, para educar y denunciar situaciones.

Creemos que la vida está llena de poesía, solo hace falta abrir los ojos para aprender a ver, a sentir, a escuchar… Creemos que los poemas son para compartir, para que lleguen lejos, rompan fronteras y despierten espíritus, por eso dentro de Fusión Asturias dedicamos una sección precisamente a la poesía, abierta a todo aquel que quiera compartir sus reflexiones, su especial mirada del mundo, sus sentimientos. Esta tierra tiene muy buenos poetas.

Decía Federico García Lorca que la poesía “es una alerta a la sociedad”, un arma, por eso había que estar despiertos porque sin conocimiento, sin ideas, sin libros, sin poesía, un día podríamos descubrir que nos han robado la esperanza. Con esta iniciativa, Graciano García, quiere “situar a Asturias en la cima de la cultura” y hacer, a través de la poesía, de la vida una esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí