La variantina

0
56
La variantina
Fotomontaje: Fusión Asturias
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

La “variantina” no es el apelativo cariñoso que con los años los asturianos denominamos a la variante de Pajares… no. Si no el nombre con el que se denomina a la variante de Ómicron que podría ser específica del Principado. Somos así de chulos.

El laboratorio de Microbiología del HUCA ha detectado un clon de este virus con particularidades únicas en varios pacientes del área sanitaria IV -zona central-, contagios que no tienen relación entre sí, tampoco con la cepa original que viene de Sudáfrica. Se trata de una variante que tiene una evolución específica y particularidades únicas. Hasta el momento, todos los pacientes han tenido una sintomatología leve y no han requerido de hospitalización. Son más transmisibles, pero no más patógenas, por tanto, su capacidad para causar un daño elevado y la respuesta a la vacuna son similares al resto de Ómicron.

Que en Asturias aparezca esta mutación hace pensar a los virólogos del HUCA que se trate de una subvariante de ómicron específica de esta región. El virus, explican los expertos, muta continuamente para sobrevivir, unas subvariantes mueren y otras se adaptan al huésped. Aquí es donde más casos se han detectado de este clon, pero también es cierto que aquí tenemos más rapidez en el análisis de los aislamientos de las variantes de Covid, señalan los epidemiólogos del HUCA.

Hemos pasado de ser la comunidad con menos incidencia de Covid en plena pandemia a tener disparado el número de contagios, especialmente en los mayores de 60 años -duplican la media nacional-, así como la tasa de nuevas hospitalizaciones. Por suerte, tenemos un elevado número de vacunados que nos protege de casos más graves, pero hoy la tasa de infección es muy elevada y preocupa a las autoridades. Por esta razón el Gobierno del Principado recomienda -a pesar del decreto- mantener la mascarilla en los interiores, excepto en las escuelas, así como las medidas de seguridad habituales (distancia social, la ventilación cruzada en interiores y el lavado frecuente de manos). Y no es para menos, porque ahí tenemos el caso de Alemania hace unos meses, donde el repunte de contagios provocó la quiebra de su sistema de rastreos y tensionó al máximo sus hospitales. El director de la agencia de control de enfermedades de aquel país llegó a hablar de “estado de emergencia nacional”, una etapa que les costó mucho revertir.

Lo que está claro es que todo lo que concierne a este virus es caótico y sorprendente. Vamos a tener que acostumbrarnos a vivir con él y con sus variantes, y combatirlo con las herramientas que tenemos -Asturias ha sido una de las autonomías más estrictas y quiere seguir por este camino-. Aún con todo, la responsabilidad individual sigue siendo una de las mejores armas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí