Turismo rural, historia viva

0
69
Sama de Grado
Sama de Grado / Foto: Ayto. Grado
[Total:0    Promedio:0/5]

Un recorrido por los pueblos del concejo de Grado permite conocer un estilo de vida tradicional que sigue muy presente en la vida de sus habitantes. A caballo entre la vocación rural y la modernidad de las buenas comunicaciones, que ofrecen un paisaje tranquilo a escasos minutos de la capital, Grado cautiva al viajero y le invita a quedarse.

La etnografía en Grado es una materia a contemplar, ya que existen numerosos estudios sobre diferentes aspectos de la vida tradicional, que en Grado se presenta de forma muy cercana, aprovechando un paisaje bien conservado. Una de esas guías etnográficas se refiere a la decoración de los hórreos y paneras del concejo, proponiendo una visita por el patrimonio rural usando estas construcciones como excusa. Gracias a un mapa y a una detallada descripción de los rasgos más característicos de cada parada (decoraciones, tallas, inscripciones…) se puede recorrer hasta catorce núcleos rurales, entre los que destacan los conjuntos singulares de Baseltas y Peñaflor.
Varios de estos hórreos están en la localidad de Sama de Langreo, donde se puede aprovechar la visita para conocer su museo etnográfico, gestionado por la Asociación Cultural «La Castañar». Está ubicado en las antiguas escuelas y expone la vida tradicional a través de distintos oficios vinculados al mundo rural, y muy especialmente a la vida en la escuela y la cocina.

El concejo cuenta con una interesante oferta de alojamientos rurales.

Continuando la visita, por los diversos pueblos y aldeas mosconas se van encontrando muestras interesantes de patrimonio artístico. En Báscones, por ejemplo, está el Castillo de los Ferrera, una de las construcciones más conocidas del concejo. La Iglesia de San Martín, en Gurullés, es conocida como la iglesia románica más interesante de la zona centro occidental del Asturias, que cuenta además con rasgos prerrománicos. También románica es la Iglesia de San Vicente, en Castañedo, y la de Santa Eulalia en La Mata. En Villanueva se encuentra un conjunto formado por una torre-palacio y capilla, declaradas Monumento Histórico-Artístico.
En otra línea, también se puede atravesar el puente de Peñaflor, de origen medieval. Aquí se libró una importante batalla contra las tropas Napoleónicas en 1808, pero la importancia de esta construcción llega hasta nuestros días. El puente es la vía de entrada en el concejo del Camino de Santiago, una ruta que ha marcado no sólo el carácter hospitalario de los moscones, sino también su arquitectura civil y religiosa, e incluso sus costumbres. En la aldea de El Fresno conservan un santuario dedicado a la Virgen del mismo nombre, de gran devoción jacobea. El 28 de septiembre se celebra una importante romería, donde la fiesta se encuentra con la devoción, permitiendo participar intensamente en una tradición que goza de muy buena salud.
Si además de la visita orientada a conocer el patrimonio del medio rural, el viajero prefiere evitar el bullicio y elegir algunas de las numerosas aldeas para pernoctar y disfrutar de unos días en la naturaleza, lo tendrá fácil. El concejo cuenta con una completa red de alojamientos rurales, distribuidos por el municipio, en los cuales podrán informarle de los recursos turísticos de la zona. Casas de aldea, apartamentos rurales, antiguos palacios reconvertidos en hoteles rurales… cualquier opción es adecuada para un tipo de turismo que es mucho más que una oferta de productos en el campo. Si así lo decide, podrá conocer de primera mano detalles de las costumbres locales, de su paisaje, e intercambiar impresiones y conocimientos con lo más valioso de la cultura moscona: sus gentes.

Fuentes y lavaderos: una nueva guía etnográfica

Grado posee uno de los cuatro conjuntos de fuentes y lavaderos más importantes de Asturias. Para dar a conocer este patrimonio se editará próximamente una guía etnográfica desde la Casa de Cultura de Grado. Un trabajo hecho por Francisco José Fernández Riestra, con la participación del Museo del Pueblo de Asturias.

Fuente en Candás, hacia 1920
Fuente en Candás, hacia 1920 / Foto: Pachu Fernández

La amplísima presencia de estos elementos viene explicada por varios factores, según cuenta Francisco José «Pachu»: «Por un lado, ésta es una zona donde hubo muchos talleres de cantería tradicional. Y, especialmente a finales del siglo XIX, principios del XX, se juntan dos circunstancias básicas: una es la política municipal, que empieza a hacer mejoras sociales, de abastecimiento, etc. en los pueblos; y otra es la creación de asociaciones de emigrantes del concejo, que empiezan a hacer llegar medios económicos». El acceso al agua, tanto para consumo humano o del ganado, como para la higiene, era y es fundamental. Fuentes y lavaderos, e incluso abrevaderos, eran elementos básicos en la vida de la familia tradicional. De todo ello se habla en esta guía, además de hacer un recorrido por los diferentes estilos y épocas reconocibles en las construcciones del concejo.
Para aproximarse a todo este patrimonio se proponen dos rutas básicas: «Las Fontes del Camín de Santiago y la villa de Grau», y «Fontes y llavaderos en el valle del río Cubia», partiendo desde la villa en dirección sur por la AS-311. La mayoría de estas piezas están protegidas en el catálogo del PGOU, y una selección de ellas se va a incluir en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA) elaborado con el Principado. «Con esto se conseguirá una mayor protección jurídica, al menos sobre el papel», opina el autor de la guía. «Los mayores riesgos son las obras civiles con poco control, que en la mayoría de los casos trae aparejado un incumplimiento de la legalidad. También la falta de sensibilidad en la adecuación del entorno, ya que muchas veces se han destrozado pavimentos interesantes, o se han enterrado abrevaderos».Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí