14.1 C
Oviedo
sábado 22, junio 2024

Sin camareros no hay Paraíso

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

El turismo en el Principado ha batido récords durante el primer trimestre del año y se espera que en el verano se superen con creces esas cifras. Un total de 287.324 turistas visitaron la comunidad en esos tres primeros meses, una cifra que supone un récord histórico si se compara con el mismo período en años anteriores. Las pernoctaciones aumentaron hasta alcanzar el medio millón.

Somos un destino preferido, tenemos todo a favor y eso recae especialmente en el sector de la hostelería que lidera la creación de empleo, pero los empresarios llevan quejándose hace meses de que no encuentran empleados.

El sector que más empleo crea en verano es la hostelería, con mucha diferencia sobre el resto de las ocupaciones. Pero no es motivo para nada de celebración porque vemos a los dueños de los bares diciendo que no encuentran personal, que la gente se ha acomodado y que cada vez pide más por trabajar en la barra o en la cocina. Hace unos días, el presidente de la patronal turística asturiana, José Luis Álvarez Almeida, decía que este año habrá terrazas, barras y salas que no abrirán por falta de personal. Se calcula que hacen falta 2.570 camareros en Asturias con urgencia. Tal es así que la patronal que preside acaba de firmar un convenio con Cáritas para formar como ayudantes de cocina y contratarlos posteriormente a catorce personas inmigrantes que viven en nuestro país de forma irregular desde hace dos años. La idea la están ‘copiando’ en otras comunidades ante la urgencia de la situación.

Lo más curioso es que en Asturias, entre sus miles de parados inscritos en el servicio de empleo, muchos tienen marcada la casilla de la hostelería. ¿Cómo puede ser posible que con tantos camareros buscando un curro los empresarios no encuentren trabajadores?

La patronal insiste una y otra vez que la gente cada vez quiere trabajar menos, que quiere librar domingos y festivos; que nadie cobra menos que el salario mínimo y que se respetan los convenios. Eso contrasta con lo que aparece en los medios de cientos de currantes contando cómo los contratan con un contrato de media jornada para acabar estando hasta las tantas. Pagos en negro, horas extras no pagadas, jornadas abusivas, realización de trabajos que no corresponden a su categoría -limpiar los baños, el local o hacer pinchos-… La explotación laboral en la hostelería es algo que está normalizado, denuncian los camareros y a ello se suma otra circunstancia más y es la edad. En muchos locales especifican que quieren trabajadores menores de treinta años, principalmente por imagen: mejor si son jóvenes y guap@s. ¿Qué más?

Y esta no es sólo una denuncia de los trabajadores. Un informe de la empresa de contratación Adecco sobre Salarios en Hostelería y Turismo revela que Asturias es la comunidad autónoma donde menos se paga a los camareros; la segunda, detrás de Murcia, donde el sueldo que perciben los cocineros se mueve en tramos más bajos y la segunda también, por detrás de la comunidad valenciana, en el caso de los jefes de sala.

En Asturias se calcula que hay 21.000 empleados en el sector. Se trata de un trabajo exigente, muy físico, que no permite la conciliación con la vida personal; son jornadas de muchas horas y eso tiene que estar justamente retribuido, los camareros se merecen unos sueldos decentes, no queda otra, como están haciendo en otros países europeos que están ‘captando’ a profesionales cualificados de nuestro país: Irlanda, Noruega, Austria o Alemania seducen a nuestros camareros con salarios que en algunos casos superan a los 3.000 € mensuales, cuando aquí casi no llegan ni al salario mínimo.

En marzo se firmó un nuevo Convenio Provincial de Hostelería tras once años con los salarios congelados y varios meses de negociación entre sindicatos y patronal. El convenio incluye una subida salarial del 15% en cinco años y algunas otras mejoras para el sector. Existe un acuerdo de mínimos, un lugar hacia dónde mirar, otra cosa será lo que haga el empresario.

Asturias volverá a llenarse de turistas este verano, pero, si no hay personal, difícilmente se podrán ofrecer los servicios que se demandan. Es decir, sin camareros no habrá Paraíso y por tanto no podremos mantenernos como uno de los destinos turísticos más atractivos de la península. No faltan trabajadores, faltan condiciones laborales y derechos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos