Productos de la tierra

0
98
Productos hechos con escanda
Foto: Delicias D'Escanda
[Total:0    Promedio:0/5]

Gracias a dos nuevos proyectos emprendedores, la escanda y el kiwi se suman a la lista de productos de la tierra que tanta fama dan al concejo de Belmonte. A pesar de las dificultades, a sus autores no les falta ilusión para poder hacer de este trabajo su forma de vida.

La escanda, la mejor herencia

Hace aproximadamente quince años, Juan José Rodríguez y su padre encontraron en una casa que tenían en Somiedo un cesto de mimbre apolillado que contenía espigas de escanda. «Lo que había en aquel cesto eran las semillas que usaba mi padre cuando era un chiquillo, podrían llevar ahí unos cincuenta años -comenta Juan José-. Él plantó algunas en una maceta y la sorpresa fue ver que germinaron. Un año decidimos hacerlo en una parcela grande con la intención de conseguir más semilla». Su padre ya falleció, pero en el año 2010 Juan José y su mujer Natalia, se convirtieron en los únicos productores de escanda en el concejo, suministrando este cereal a algunas de las panaderías locales bajo el nombre de Delicias D’Escanda.
La escanda, que antiguamente se cultivaba en toda Asturias, tuvo un duro competidor con el trigo. «Cuando empezaron a venir los panaderos con el trigo, que era mucho más barato, se fue dejando de hacer el pan en casa por comodidad porque el nivel adquisitivo de la gente subió y les permitía comprarlo del día sin necesidad de cultivar, recoger el grano y amasar todas las semanas», explica el productor de Belmonte.
Tanto para Juan José como para los productores de la Asociación Asturiana de Productores de Escanda (ASAPES), la pelea se centra ahora en defender este producto que mantiene su pureza sin haber pasado por ningún proceso de hibridación o transgenización, y también en conseguir precios razonables, dignos y justos para los productores. «La escanda es un cereal que rinde poco en el cultivo. Nosotros en el mejor de los casos podemos sacar de una hectárea dos toneladas de grano, mientras que de trigo blanco sacas entre cinco y siete. De ahí que tenga un precio más alto». La forma de producción marca también la diferencia: para el cliente parece obvio decir que la harina que consume contiene el grano entero, pero eso no es real en gran parte de los casos. «Cuando las grandes fábricas de harina están en el proceso de molienda del cereal extraen la proteína que conocemos como germen de trigo, que es lo que hace que la semilla germine. Es una proteína potentísima, un antioxidante brutal que también se utiliza para cosméticos. Nosotros no se lo extraemos a la escanda cuando elaboramos la harina, con lo cual es un valor añadido a nuestro cereal».
Actualmente, y por iniciativa de su mujer, Natalia del Caño, están estudiando hacer un obrador de croquetas de escanda. «Todavía es un proyecto y está en estudio -comenta Natalia- aunque ya hicimos alguna prueba. El sabor, la textura y el color son totalmente diferentes de lo que es una croqueta al uso, pero la elaboración es igual a las de toda la vida. Queremos hacer algo diferente y novedoso que se salga de lo de todos los días». La idea contempla también la posibilidad de crear una web para poder hacer pedidos on line tanto a nivel nacional como internacional. «En ciudades como Madrid hay más demanda de este tipo de productos -reconoce ella- y creemos que puede tener muy buena salida».

Alvariza, tierra de kiwis

Noel Arias García en su plantación de kiwis, en Belmonte
Noel Arias García en su plantación de kiwis / Foto cedida por Kiwis Alvariza

Cuando Noel Arias García comenzó con su plantación de kiwis en Belmonte, lo que estaba de moda en Asturias era el arándano. Analizó la tierra de su finca familiar en Alvariza y en base a las características que tenía, los especialistas le recomendaron que el cultivo más adecuado eran los kiwis. Ahí comenzó su historia. «La verdad es que es importante adaptarse y no hacer lo que tú quieras -reconoce Noel-. De hecho hay por ahí varias plantaciones de arándanos que están abandonadas porque se hicieron en sitios que no eran adecuados».
Noel trabajaba en una multinacional francesa de productos de fachada. La crisis de la construcción puso punto y final a su trabajo y tocó replantearse la vida y buscar otra salida laboral. Decidió intentar algo totalmente diferente a lo que había sido su experiencia hasta la fecha en una finca de su propiedad. «La verdad es que una plantación normal como la mía es inviable si no tienes la tierra, y aun teniéndola es complicado. Yo había conseguido bastantes ahorros y fui tirando de ellos, no solo para la inversión sino para el periodo en el que todavía no obtienes ganancias. Hace cuatro o cinco años que estoy con este cultivo y ahora mismo las plantas apenas dan para cubrir costes».

Noel reconoce que, aunque es complicado, si logras obtener una producción óptima se puede hacer de la plantación de kiwi una forma de vida

Contando que todo vaya bien y no se retrasen los tiempos, las plantaciones de kiwis son rentables a partir de los cinco años. Se pueden solicitar ayudas pero es obligatorio darse de alta, con lo cual se paga la cuota de autónomo sin generar todavía ningún tipo de beneficio. «Puedes pedir otra subvención, la de incorporación, que es para gente menor de 40 años. Estas ayudas están muy bien para ganaderías porque la gente compra el ganado y al año siguiente ya está generando dinero. Están vinculadas a llegar a un umbral económico y con los kiwis los tres primeros años no lo consigues». Noel reconoce que es complicado pero que si logras obtener una producción óptima se puede hacer de la plantación de kiwi una forma de vida. Además ahora es un buen momento para la venta porque los distribuidores quieren comprar el producto ya que existe mucha demanda, más si son de cultivo ecológico como es el caso del joven belmontino. Según estudios recientes, España es uno de los mayores consumidores de kiwi de Europa.
«El auténtico problema es que el precio al que lo vende el agricultor es muy diferente al precio que luego encuentras en las tiendas. Lo normal sería que el productor cobrase un precio justo para que el cultivo sea rentable». Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí