De pesca con La Socala

0
204
Sextaferia para la recogida de plásticos en el río Esva del grupo La Socala en colaboración con el G.M. Estoupo
Sextaferia para la recogida de plásticos en el río Esva del grupo La Socala en colaboración con el G.M. Estoupo / Foto: Club de Pesca La Socala
[Total:0    Promedio:0/5]

A los miembros de La Socala es posible encontrarlos en alguno de los caudales salmoneros y trucheros del concejo de Valdés.

Gil Rico, presidente de La Socala
Gil Rico, presidente de La Socala con una de sus capturas / Foto: Club de Pesca La Socala

El Club de pesca con sede en Trevías tiene más de trescientos socios, muchos de ellos repartidos por toda la geografía nacional. “Tenemos gente en todas partes, Palencia, Madrid, Salamanca, Albacete… personas interesadas en el salmón, la trucha y el reo y que gracias a pertenecer al Club consiguen descuentos en los cotos”, explica Gil Rico, presidente del colectivo. De lo que no hay duda es el interés que despierta el paisaje fluvial del concejo sobre todo a partir de los meses de abril y mayo cuando se levantan las vedas del salmón y la trucha.
Gil es un gran conocedor de los cotos, pesca desde los trece años “y en agosto cumpliré los setenta, así que llevo cincuenta y siete años en esto. Aprendí con mi padre el arte de la mosca, el problema es que ahora nos falta el relevo generacional, gente joven que continúe con lo que nosotros hacemos”. Junto con otros integrantes de la junta directiva se preocupa por el estado de los ríos y por eso reclaman y colaboran en la limpieza de los mismos. Mantener la planta de alevinaje de trucha es otra de las actividades de La Socala. “Este año, tuvimos mala suerte ya que las riadas llenaron todos los arroyos de fango perjudicando mucho la campaña de repoblación”.
Este pescador treviense, que dejará la presidencia de La Socala en el mes de julio, guarda muy buenas impresiones de las capturas realizadas en caudales como el Esva, que atraviesa el concejo de Valdés. “Es un río muy bueno para la pesca, y tiene afluentes como el Llorín, de mucha trucha, o el Mallene, aunque este último perdió caudal y necesita una limpieza. El río Negro también es muy truchero, aunque aquí las truchas que salen son muy pequeñas y de cabeza grande, nosotros les llamamos ‘las cabezudas’”.

Las cuencas fluviales del concejo son atractivas para los pescadores, pero también para quienes desean darse un baño y disfrutar de la naturaleza

Las cuencas fluviales no solo son atractivas para los pescadores, en época estival ofrecen muchos rincones donde es posible darse un baño y con un poco de suerte contemplar alguna especie de la diversa fauna local. “Hay varios itinerarios que transcurren a orillas de los ríos como el de las Hoces del Esva o la de Los Llugarinos y traen a mucha gente. Son una maravilla porque son lugares preciosos en los que no sientes un coche y además del salmón y la trucha es posible ver otras especies como la nutria, la marta, el corzo, el martín pescador o el cormorán, que por desgracia esquilma las poblaciones piscícolas”. Aunque el atractivo paisajístico y deportivo de todos estos rincones es innegable, Rico asegura que todavía hay mucho margen de mejora mediante la limpieza de los ríos y acondicionando nuevos caminos. “Ya que nuestro concejo no tiene industria, hay que seguir apoyando el turismo y si se preparan otras rutas podrían recuperarse los bares en los pueblos que han cerrado por falta de gente”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí