Nuria González. Concejala de Cultura y Deporte, Turismo y Juventud

0
6
Nuria González. Concejala de Cultura y Deporte, Turismo y Juventud
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

En su día a día no cesan las gestiones. Nuria González coordina varias áreas a la vez, lo que la obliga a estar siempre atenta a las peticiones y necesidades de los ciudadanos.

-¿Cómo está planteada la atención a la juventud de Morcín?
-La verdad es que en este sentido no se había hecho nada específicamente, por eso este año solicitamos varias subvenciones al Instituto de la Juventud. Nos concedieron dos líneas, una relativa al programa de Tiempo Libre Esparcer, para menores de doce años y otra al de Enredar, para mayores de doce.
Con los pequeños realizamos campamentos urbanos durante tres quincenas por el verano, dos en Santa Eulalia y uno en La Foz de Morcín. Se apuntaron ochenta chiquillos y la experiencia funcionó muy bien. Los chavales disfrutaron con todo tipo de actividades, como la pintura o la papiroflexia. Por otra parte, y también para esta franja de edad, organizamos actividades los sábados por la mañana.
El programa Enredar estuvo destinado a jóvenes de más edad, con actividades que tenían lugar los viernes en horario de tarde y de noche y también los sábados por la tarde. También tuvo mucho éxito. Empezamos en el paintball, pero también hubo juegos malabares, teñido de camisetas, karaoke, karts, baile… Algunas actividades se hicieron conjuntamente con jóvenes de Soto de Ribera, lo que dio pie a hacer nuevas amistades.

-¿Cómo va a continuar todo esto?
-De momento estos programas han finalizado pero estamos a la espera de poder reanudarlos. En todo este tiempo también hemos contado con la ayuda de una monitora sociocultural contratada a través del Consorcio de la Montaña Central, que ha permitido agilizar mucho los temas sirviendo de enlace entre los jóvenes y el Ayuntamiento. Gracias a su trabajo los jóvenes de Morcín han podido visitar el Guggenheim y el Parque de Atracciones de Madrid.

“Lo que funciona a nivel turístico son los paquetes de ofertas de diferentes productos y la Montaña Central es una buena marca. Actualmente está funcionando un portal digital y la gente puede llegar a las capillas del Monsacro a través de él”

-¿Los adultos también cuentan con una oferta formativa y de tiempo libre?
-La verdad es que ahora mismo hay muchas cosas: talleres, charlas, cursos de educación de adultos de inglés, informática y próximamente cocina, la Universidad Popular también ofrece talleres, este año salió adelante el de “Manejo de la máquina fotográfica digital”, y el de “Bienestar animal en el transporte”, dirigido tanto hacia el ganado de venta como el caballo de montura.

-¿Es participativa la gente de Morcín?
-Sí, se mueven mucho y participan en todo lo que se organiza. Lo que hace falta es que sigan familiarizándose con las nuevas tecnologías para que estén al día de todo lo que se les ofrece. Actualmente hay un telecentro en La Foz de Morcín y en la biblioteca de Santolaya hay dos ordenadores con conexión a Internet. Aprovechamos estos medios para impartir cursos, algunos dirigidos exclusivamente a la gente mayor, para que puedan comprobar que navegar por la red es mucho más fácil de lo que piensan.

-Turísticamente ¿Morcín se vende mejor como parte de la Montaña Central?
-Es la manera más interesante para concejos pequeños como el nuestro. Lo que funciona a nivel turístico son los paquetes de ofertas de diferentes productos y la Montaña Central es una buena marca. Actualmente está funcionando un portal digital y la gente puede llegar a las capillas del Monsacro a través de él. Desde esta concejalía estamos apoyando el trabajo del Consorcio de la Montaña Central que, entre muchas otras cosas, está recuperando sendas y poniendo nuevas señalizaciones dentro de la Comarca.

-Por último, otra de las tareas que se plantea desde esta Concejalía está relacionada con temas de solidaridad y cooperación con otras culturas.
-Sí, llevamos varios años cooperando con las gentes de Pacips, en el Sáhara, y con las de Arroyo Naranjo, en Cuba. La colaboración a veces ha sido económica y otras veces les hemos dado material. Llevamos muchos años en esto a través de la Plataforma Asturcántabra de Ayuda al Sáhara.
Además estamos hermanados con la población de Lecousse en la Bretaña francesa, y cada cierto tiempo hay un intercambio de delegaciones que van a visitarse, con lo que ello supone de enriquecimiento cultural. §

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí