Cazando en Montaña Central

0
21
Cacería de socios veteranos del Coto Morcín
Cacería de socios veteranos del Coto Morcín / Foto cedida por S. Cazadores Morcín
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

La ubicación en la zona centro de Asturias, a muy pocos kilómetros de las grandes urbes, y la elevada densidad de especies cinegéticas, consiguen que la Montaña Central de Asturias sea un destino deseado para la práctica de la caza.

La comarca de Montaña Central cuenta con cuatro cotos regionales de caza, y dos reservas en donde es posible encontrar diferentes especies cinegéticas: el jabalí, una especie en aumento en los últimos años, el rebeco, el ciervo, el corzo, la becada o arcea, la perdiz roja, el faisán, la liebre y el zorro, aunque esta última es una especie de menor interés cinegético.

Según un estudio promovido por la Sociedad de Cazadores de Morcín y financiado por el plan Leader en el año 2012, la caza en este territorio mueve alrededor de 23.000 personas al año. La actividad cinegética aporta sin duda unos ingresos considerables en las instalaciones hosteleras de la comarca y en las sociedades de cazadores. En la temporada pasada 2012/2013 hubo un total de 377 permisos de rececho (rebeco, corzo y venado) y 971 batidas (210 de corzo, 11 de venado y 750 de jabalí).

La actividad cinegética aporta sin duda unos ingresos considerables en las instalaciones hosteleras de la comarca y en las sociedades de cazadores.

En la actualidad son cuatro las Sociedades que gestionan los cotos regionales de caza de la comarca, que suponen un total de 61.908 hectáreas. La Sociedad de Cazadores de Morcín gestiona el Coto Morcín, en cuya superficie de 15.747 hectáreas se incluye parte de los concejos de Morcín, Riosa, Ribera de Arriba y Santo Adriano, así como una pequeña parte de Oviedo en la zona de Siones y Caces (aunque estos dos últimos términos municipales no pertenecen a la Montaña Central). Con una cifra de socios que ronda los 300, pertenecientes a los cuatro concejos y a otros limítrofes, esta entidad mantiene una gran actividad y es una de las promotoras de la recuperación del rebeco cantábrico en la Sierra del Aramo. La recuperación de esta subespecie única con animales traídos del Parque Natural de Somiedo supone un enriquecimiento de la diversidad faunística de la zona y permite que la caza del rebeco sea ahora más accesible para los cazadores locales, además de un recurso turístico.

.

Cuadrilla Monte Llosorio, de Mieres
Cuadrilla Monte Llosorio, de Mieres / Foto cedida por S. Cazadores Mieres

El Coto Mieres comprende tierras de Mieres y del concejo de Oviedo, y está gestionado por la Sociedad de Cazadores de Mieres. Un total de 15.581 hectáreas, en las que destacan dos zonas: el coto de Puerto de Pinos, en donde es posible la caza del rebeco, y una zona de adiestramiento para los perros de pluma en una mina a cielo abierto (Monte Polio), en la que se adiestra a los canes con las codornices salvajes que visitan la zona en primavera. La caza menor, modalidad cinegética en la que se inician los cazadores más jóvenes acompañados de sus padres, adquiere una gran importancia en esta Sociedad que permite disfrutar de la actividad en todo el acotado los jueves, domingos y festivos, y durante la temporada de caza.

.

Caza de liebre en el Coto Lena
Caza de liebre en el Coto Lena / Foto cedida por S. Cazadores Lena

Del Coto Lena, de 16.978 hectáreas, se encarga la Sociedad de Cazadores y Pescadores de Lena, una sociedad que se fundó en el año 1985 con el objetivo de colaborar en la regeneración de los montes y ríos del concejo, donde se halla ubicado el coto. Entre las características que distinguen a este colectivo, de 162 socios y 11 cuadrillas, se encuentra la posibilidad de cacerías de liebre, una especie que está vedada y con un número límite de piezas a abatir, tras previo estudio de la Consejería. Al igual que otras Sociedades, la de Lena ha colaborado también en el proyecto de recuperación de las poblaciones de rebeco en el Aramo, y establece puntualmente acuerdos con asociaciones conservacionistas en los planes de recuperación de especies como la Perdiz Roja.

.

Cuadrilla de Nespral en el Rasón, Aller
Cuadrilla de Nespral en el Rasón, Aller / Foto cedida por Asoc. Cazadores El Rebeco

El Coto Aller, de 15.237 hectáreas, se encuentra ubicado en el término municipal del mismo nombre y está gestionado por la Asociación de Cazadores El Rebeco, integrada por 414 socios. Con 20 a su cargo, es el colectivo con más cuadrillas de caza mayor que hay en Asturias. Cuenta con varias especies cazables: jabalí, corzo, venado, especies de menor como perdiz o paloma torcaz, y zorro.
La Asociación, inicialmente compuesta por cazadores del concejo allerano, fue fundada en el año 1977, aunque actualmente ya asume como propios a otros cazadores de la región. Como en sus orígenes, sigue velando por la defensa de los intereses de los cazadores, así como por la conservación de las especies cinegéticas.


Pioneros del turismo cinegético

El turismo cinegético podría ser una solución a las dificultades que atraviesa el sector de la caza, debido a la crisis económica y la pérdida de popularidad. Y en Montaña Central de Asturias están dando importantes pasos para convertirse en pioneros de la caza como reclamo turístico. Un detallado estudio realizado el pasado 2012, “La caza como recurso turístico en la Montaña Central de Asturias”, aporta datos reveladores sobre los ingresos económicos -estimados en más de 860.000 euros por temporada- que podría aportar a la comarca este recurso turístico.

Cría de rebeco
Cría de rebeco / Foto: Fusión Asturias

El proyecto de recuperación de las poblaciones de rebecos en la Sierra del Aramo, que comenzó hace unos años y con el apoyo económico del LEADER y el Principado de Asturias, entre otros, ya está dando sus frutos, y es un paso más en el incremento de la oferta de Montaña Central en el ámbito cinegético. La iniciativa posibilita no sólo recechos y batidas para los cazadores, sino también la creación de excursiones guiadas para la observación y la fotografía de la fauna salvaje.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí