16.1 C
Oviedo
martes 18, junio 2024

Beltre, la calidad del caramelo artesano

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.5)

Las oportunidades llegan para quien sabe aprovechar el momento. Y eso es lo que el dominicano Richards Beltré ha comprobado con su empresa de caramelos tras el cierre de la mítica empresa La Asturiana.

Richards sonríe cuando cuenta su historia, una historia no exenta de dificultades y tropiezos pero que ahora empieza a dar sus frutos en forma de caramelos artesanos. Todo empezó en la empresa La Asturiana, la fábrica de los famosos caramelos de eucalipto que ya tomaban nuestros abuelos. Allí Beltré entró como empleado ‘comodín’, “trabajaba en diferentes puestos -explica el joven empresario- utilizando distintas máquinas y fui aprendiendo en todas hasta que me dieron la oportunidad de entrar a la sección de caramelos artesanos, que era como una especie de mini fábrica dentro de la propia fábrica, como la clase A o el palco presidencial de la empresa”. Allí, y de la mano del maestro artesano caramelero Ángel Ruano Salinas, Richards fue aprendiendo el oficio y conociendo fórmulas de elaboración transmitidas de padres a hijos. “El maestro artesano aprendió de su padre que tenía una empresa de caramelos en Madrid, y su padre de su tío, así que fueron varias generaciones y muchos años de experiencia”. Con el paso del tiempo y la formación, el arte de los caramelos prendió en Richards que a menudo decía a su instructor: “algún día me encantaría trabajar de esto en mi propia empresa”.

“Tuve que montar la empresa demasiado rápido, demasiado deprisa y al desarrollar un proyecto así me encontré con varias dificultades pero conseguí salir adelante”

Fruto de su sueño nació Caramelos Artesanales Beltre, en el polígono Muniello (Pervera, Carreño). Una apuesta un tanto precipitada como confiesa el emprendedor, “en La Asturiana veía que las cosas no cuadraban, a veces no cobrábamos y cuando lo hacíamos era tarde, mal y nunca. Así que lo mío fue muy prematuro, tuve que montar la empresa demasiado rápido, demasiado deprisa y al desarrollar un proyecto así me encontré con varias dificultades, pero conseguí salir adelante”.

Contó con la ayuda de Gijón Impulsa para entender y comprender los pasos que tenía que dar si quería llegar a ser un emprendedor: desarrollar la idea de negocio, estudiar la logística, el marketing para dar a conocer la empresa, etc. “Yo pensaba que poner en marcha una fábrica de caramelos sería fácil, que sólo hacía falta comprar las máquinas que ya conocía, el jarabe de glucosa, azúcar y demás y seguir haciendo lo que ya sabía hacer, pero la realidad era otra. Todo era mucho más complejo y largo, porque había una burocracia y unos requisitos que cumplir, acondicionar la nave, conseguir transportes, estudiar el envasado, las etiquetas, hacerse cargo de la luz, el agua y ver a qué proveedores le compro la materia prima que hoy en día está por las nubes”.

Parte del proceso de elaboración de los caramelos Beltre
Parte del proceso de elaboración de los caramelos Beltre

“Pensaba que poner en marcha una fábrica de caramelos sería fácil, que solo hacía falta comprar las máquinas que ya conocía, el jarabe de glucosa, azúcar y demás y seguir haciendo lo que ya sabía hacer, pero la realidad era otra”

Apenado por la inminente pérdida de una marca tan mítica como La Asturiana, Beltré intentó convencer a los compañeros más jóvenes de la empresa para “intentar crear una especie de cooperativa e intentar salvarla, quería convencerles para que se uniesen a mi proyecto, pero no quisieron así que seguí desarrollándolo por mi cuenta”.

Ahora Caramelos Beltre ya es una realidad en firme y algunos de sus productos ya es posible encontrarlos en diferentes puntos de España, aunque Richards sigue trabajando por darse más a conocer, tanto en el mercado regional como en la península. Hasta la fecha, se muestra satisfecho de la trayectoria recorrida “mereció la pena -explica- y además esto se va a poner mejor porque tenemos una buena aceptación. La gente prueba nuestro producto y le gusta, es cuestión de tiempo que sigamos expandiéndonos”.

Muestra de algunos de los caramelos artesanos que elaboran en la fábrica de Caramelos Beltre
Muestra de algunos de los caramelos artesanos que elaboran en la fábrica.

En la fábrica del polígono de Pervera podemos encontrar desde los caramelos más clásicos como las violetas de Madrid, las bolitas de anís o los gajos de limón y naranja hasta un variado surtido de tutti fruti mix o una extensa gama de piruletas con formas de corazón, de arco iris, etc. “Tenemos un caramelo especial cuya fórmula proviene del año 1949 y es el caramelo de eucalipto que se conoce a nivel nacional. Nosotros lo hacemos artesanalmente, con otro tipo de tamaño y envase, pero con la fórmula original”.

Lo que no puede negar el joven maestro caramelero es su pasión por un oficio al que llegó casi sin pretenderlo y del que se enamoró irremediablemente. “¿Quién iba a pensar que acabaría haciendo caramelos artesanos? Nunca lo habría pensado, pero luego se presentó la oportunidad y realmente es algo fuera de lo normal. Requiere de un mimo, una atención especial, una delicadeza y una concentración que no te puedes ni imaginar. Es un proceso largo con varios pasos y el más mínimo error puede estropear todo lo que has hecho”, añade.

“Tenemos un caramelo especial cuya fórmula proviene del año 1949 y es el caramelo de eucalipto que se conoce a nivel nacional. Nosotros lo hacemos artesanalmente, con otro tipo de tamaño y envase, pero con la fórmula original”

Caramelos Artesanos Beltre de eucalipto
Caramelos de eucalipto artesanos

Para los que desconocemos el proceso y la importancia de que el caramelo se elabore de una forma totalmente artesanal, Richards explica la principal diferencia con respecto a uno elaborado de forma industrial. “Aunque el aspecto sea parecido, hay un abismo descomunal entre ambos y reside en el sabor, uno será más artificial y el otro más natural. En los años en los que trabajé en La Asturiana tuve la posibilidad de ver ambos procesos de elaboración y comparando los caramelos de ambas partes comprobé que había un mundo de diferencia. Y eso que era la misma fábrica y se utilizaban los mismos componentes”.

A Caramelos Beltre se le abre un largo camino por recorrer, y en el que Richards está dispuesto a mostrarnos su alquimia con nuevos productos. “Como maestro caramelero que soy conozco el equilibrio que deben llevar los ingredientes, por decirlo de alguna manera sé las formulaciones, lo cual me permite hacer caramelos de muchos otros sabores. Sólo hay que hacer pruebas hasta dar con el quid y conseguir ese equilibrio que se necesita”.

Por el momento, el equipo de esta nueva iniciativa empresarial lo forman tres personas, pero el objetivo de Richards es seguir creciendo para poder ofrecer más puestos de trabajo. No le falta ilusión y los conocimientos adecuados para seguir con este proyecto, dos ingredientes muy necesarios para que el camino de esta joven empresa siga siendo de lo más dulce.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.5)

Más del autor /a

1 COMENTARIO
  1. Ya he ido a comprar una vez me encantan los caramelos he ido varias veces y llamado por teléfono y no consigo contactar y cuando fui estaba cerrado ,os pido por favor me digáis horario mi teléfono es 687045647 chust

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos