Aller. Bienvenido, otoño

0
36
San Isidro
San Isidro / Foto: Juanjo Arrojo
[Total:0    Promedio:0/5]

Cambia el tiempo y Aller despliega todos sus atractivos: la berrea, los deportes de nieve y la gastronomía de temporada son motivos más que suficientes para acercarse a conocer un concejo que sorprende.

Con la llegada del frío el concejo de Aller muestra la mejor de sus caras. Sus frondosos bosques empiezan a mostrar su desnudez, especialmente los hayedos, protagonistas absolutos de un paisaje de montaña. Los arroyos y torrentes bajan ahora con fuerza, la misma que durante siglos ha horadado el terreno, creando hoces espectaculares.
Con el otoño llega también un curioso reclamo turístico: la berrea. Entre mediados de septiembre y octubre se organizan excursiones guiadas para ver el celo de los venados, que se ha convertido en espectáculo natural. Cuando las hembras están listas para aparearse, los machos elevan sus cornamentas y empiezan a bramar para llamar su atención. Más tarde entrechocarán sus astas con otros rivales, en una lucha por conseguir pareja. Cada vez más, estas fechas atraen a centenares de visitantes, aunque sólo unos pocos afortunados consiguen ver a los animales en todo su esplendor, ya que la berrea se produce normalmente al amanecer. Lo que sí está garantizado es oír a los animales, en un sonido característico que se queda grabado en la memoria.

La berrea se ha convertido en un reclamo turístico que atrae a centenares de visitantes.

El eje principal del municipio -de 374 km2- discurre acompañando en su curso al río Aller. Caborana y Moreda son los más importantes núcleos de población y los primeros que encontramos al acceder al concejo por la principal ruta de acceso, la carretera AS – 112. Ésta ha sido desde siempre la principal vía de comunicación, un trayecto con algunos tramos estrechos y sinuosos que otorgan al concejo un cierto aislamiento. La nueva vía que se está construyendo y que discurre en paralelo a la anterior, cambiará por completo esta situación, aunque de momento las obras sólo comunican Moreda con Cabañaquinta. Cuando terminen, los hosteleros de la zona alta del concejo, el Alto Aller, disfrutarán de una mayor cercanía. Lo agradecerán los amantes de la nieve, ya que gracias a la proximidad con el Puerto de San Isidro y con la reciente puesta en marcha de la estación Fuentes de Invierno, Felechosa es parada y fonda de esquiadores en la época invernal. En temporada alta, la localidad, a menudo tranquila, se convierte en un ir y venir de deportistas. Ellos pueden comprobar por sí mismos la belleza del paisaje allerano, con cumbres que superan los 2.000 metros de altura. Todas ellas son accesibles la mayor parte del año, aunque algunas, como el Pico Torres, suponen un desafío para los montañeros en la época invernal.

Gracias a la proximidad con el Puerto de San Isidro y con la reciente puesta en marcha de la estación Fuentes de Invierno, Felechosa es parada y fonda de esquiadores en la época invernal.

Para los aficionados, en noviembre se celebra Nevaria, punto de encuentro donde se facilita información sobre estaciones de esquí, destinos turísticos, distribuidores de material deportivo, etc. Además de exhibiciones de disciplinas como el snow urbano o el mushing (trineos tirados por perros). Los más arriesgados podrán dar un paseo en quad o acercarse al parque multiaventura que se instalará en la plaza de la iglesia de Moreda.
Es de esperar que con la feria se repita el éxito del Menú de Nieve que el año pasado ofrecieron los establecimientos hoteleros del concejo, y es que la gastronomía es otro de los puntos fuertes de Aller. Antes de que acabe el año se celebrarán las Jornadas Gastronómicas de la Matanza, en las que se podrá disfrutar de productos derivados del cerdo, con una preparación según la receta tradicional. De postre, se puede tomar el panchón, postre típico hecho a base de pan de escanda, manteca y azúcar.

Foces del Pino
Foces del Pino / Foto: Juanjo Arrojo
La ruta de las Foces del Río Aller es una de las más conocidas de la zona, aunque no la única. A unos tres kilómetros de la población de Casomera se encuentra este impresionante desfiladero, de unos 500 metros de longitud. El paseo nos puede llevar también hasta las Foces del Pino, en unas seis horas de marcha

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí