XXV Feria de la Miel de Boal. 29 y 30 de octubre

0
178
Expositor de miel de Boal, durante la celebración de la Feria de la Miel.
Expositor de miel de Boal, durante la celebración de la Feria de la Miel. / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Boal y miel son términos inseparables, a lo cual contribuyen tanto la ubicación geográfica del concejo con su flora y paisaje únicos, como los expertos apicultores boaleses. A fin de reforzar esta unión se creó la Feria de Miel de Boal, que este año alcanza la vigésimo quinta edición.

El concejo de Boal ha sabido impulsar a lo largo de todos estos años la actividad apícola, en cuyo avance y puesta en valor ocupa un lugar destacado la celebración de una Feria de la Miel reconocida en todo el Principado. Las características singulares de este producto natural boalés, lo hacen fácilmente identificable y lo convierten en un referente económico sumamente apreciado. Por eso, gran parte de los que acuden a la Feria lo hacen en busca de la nueva cosecha de miel de alta calidad que se puede adquirir de los pequeños productores boaleses.
A lo largo del tiempo, la Feria de la Miel ha cambiado la localización debido a su constante crecimiento, manteniéndose fiel a su esencia, que no es otra que el buen saber hacer de los apicultores de la zona y la calidad de la miel. Para ello ha sido imprescindible la esforzada labor de todos los habitantes del concejo, que apoyan con su participación activa la celebración de estas jornadas.
Un menú completo. Acudir a la Feria de la Miel de Boal no es sólo comprar y vender, sino sumergirse en un evento que potencia la labor profesional de los productores y conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente. Esto lo confirma el hecho de que a lo largo de estos cinco lustros son muchos los expertos que se han acercado a Boal para compartir sus conocimientos en torno a técnicas de producción y tratamiento, flora, y otros secretos de las abejas. En formato de conferencias, mesas redondas o publicaciones, han compartido sus conocimientos, enriqueciendo el saber local.

Ir a la Feria de la Miel no es sólo comprar y vender. También es sumergirse en un evento que potencia la labor profesional de los productores y conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

También emblemáticos son todos y cada uno de los pregoneros que en estos años han anunciado al público la Feria, invitándole a participar con su toque único y personal. En el desarrollo de la misma se entrega también el premio “El Cortín”, que desde hace dieciocho ediciones reconoce el trabajo de aquellas personas e instituciones que se distinguen por su apoyo y promoción de la apicultura, ya sea a nivel asturiano o nacional.
La miel tiene diversos usos culinarios, y como demostración de ello hay un Concurso de Platos que congrega a gran número de participantes que innovan en la cocina. Aunque no es éste el único concurso de la Feria, ya que también los hay de maquetas y carteles, que cuentan cada año con más participantes.
La XXV Feria de Miel de Boal tiene asimismo un lugar especial para la tradición, por lo que habrá tiempo para los deportes, un magosto muy especial, la actuación del grupo de teatro “Penedo Aballón” y la interpretación de música boalesa. En esta edición, además del grupo de gaitas “Brisas del Navia”, la noche del sábado 29 de octubre contará con la presencia del grupo “Tuenda”.
Talleres y concursos para los más pequeños completan la carta de este dulce menú que la organización pondrá a disposición de los asistentes los próximos días 29 y 30 de octubre. El buen sabor de boca está asegurado. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

Deja una opinión

Por favor Acceder para comentar
  Suscribir  
Notificar