Senda de los 20.000 pasos

0
72
Dos senderistas caminan hacia la ermita de Santa María Magdalena o de Abajo
Dos senderistas caminan hacia la ermita de Santa María Magdalena o de Abajo / Foto: Turismo Asturias. Noé Baranda
[Total:0    Promedio:0/5]

Caminar. Esta es una de las acciones más saludables que existen. Si además se hace por rutas de interés no solo paisajístico sino también cultural, el plan puede ser perfecto. La Senda de los 20.000 pasos es un claro ejemplo que aúna ambas cosas. Esta ruta, que parte de Oviedo, pasa por Ribera de Arriba y termina en las Capillas del Monsacro en Morcín, conecta los dos lugares en los que estuvieron depositadas las reliquias del Arca Santa, de ahí que también se la conozca como “Ruta de las Reliquias”.

El proyecto pretende enlazar la Senda Verde con la Senda del Monsacro a través de un paso sobre la carretera de Llagú, pasada la Estación de La Manjoya y que conecte con el trazado del concejo de Ribera de Arriba. La señalización correrá a cargo de la Federación de Montaña y su distintivo será un cardo.

En el punto final de esta ruta se encuentran dos de las ermitas más representativas del patrimonio religioso asturiano

En el punto final de esta ruta se encuentran dos de las ermitas más representativas del patrimonio religioso asturiano. La ermita de Santa María Magdalena o de Abajo es de nave longitudinal, con cubierta de bóveda de cañón y ábside semicircular. Se construyó casi totalmente en mampostería y antiguamente tuvo decoración pintada. Fue la Mitra de Oviedo quien mandó levantar este templo para poder practicar la Santa Misa.

La ermita de Santiago o de Arriba también es conocida como de Santo Toribio y de Nuestra Señora del Monsacro. Su construcción se remonta al siglo XIII y en su origen se componía solo de la planta octogonal, añadiendo el ábside más tarde. Junto a ésta se encuentra un recinto excavado en la ladera de roca conocido como “la cueva del ermitaño”. La planta octogonal se levantó exclusivamente para recordar el paso por esta capilla del Arca Santa que estuvo aquí custodiada durante dos siglos.
Las dos ermitas fueron declaradas monumento histórico artístico en el año 1992.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí