La otra realidad

0
110
[Total: 4   Promedio: 5/5]


El pasado mes de marzo y como consecuencia de las medidas extraordinarias impuestas por el estado de alarma nos vimos obligados a aplazar nuestra edición en papel hasta que la situación se normalizase, no así la edición digital en la que seguimos publicando nuevos contenidos cada semana. Lo que hasta entonces había sido un complemento a la revista en papel, de repente cobra protagonismo y pasa a convertirse en nuestro principal canal de conexión con todos nuestros lectores.

La epidemia del coronavirus se convierte en el tema estrella, no se habla de otra cosa. El Covid-19 es un virus nuevo del que sabíamos muy poco y si bien eso al principio se tomó con cierta prudencia, luego se tornó en miedo e incertidumbre ante lo desconocido. Nuestras vidas cambiaron por completo de un día para otro, miles de personas se quedaron sin trabajo, otras enfermaron o lamentablemente murieron, y todo estaba ocurriendo a nuestro lado. Desde nuestras casas veíamos las imágenes de las calles vacías y gente con mascarillas. Había necesidad de estar informado de todo lo que estaba pasando, pero con el confinamiento llegó también la sobreoferta de información y el ruido: noticias sin contrastar, bulos, fake news… muchos ciudadanos estaban al borde del hartazgo, necesitaban un respiro, también a nivel informativo y la solución no era la desconexión.

En Fusión Asturias decidimos apostar por un periodismo conectado con la esperanza, ofreciendo reportajes, noticias, iniciativas sobre posibles soluciones, alternativas a los problemas existentes. Quisimos hablar de los acontecimientos de nuestra vida cotidiana, dar espacio a esa ‘otra realidad’ que también estaba teniendo lugar a nuestro lado. Conocimos historias y testimonios de hombres y mujeres cuyas ideas y afán de superación podían servir de inspiración para mejorar nuestras vidas. Descubrimos a héroes anónimos que de forma discreta e incluso abnegada estaban impulsando proyectos que emponderaban a los ciudadanos y luego se traducían en cambios reales. Conocimos, y aún lo seguimos haciendo, la enorme red de solidaridad que han creado los asturianos para ayudar a los más desfavorecidos y azotados por esta pandemia. A empresarios que lejos de tirar la toalla se reinventan y buscan alternativas para enfrentarse a esta crisis. Originales iniciativas de vecinos y ayuntamientos para atraer visitantes y fomentar el comercio local. Queremos dar voz a una Asturias que se mueve, que se levanta, porque una sociedad que solo vive de la tragedia es una sociedad condenada al hartazgo y la desesperanza. Y en este sentido, consideramos que los medios tenemos la capacidad de inspirar.

En esta nueva etapa que hemos comenzado, agradecemos el estar cada vez más acompañados por lectores ávidos de inspiración y llenos de razones para sumar en beneficio del bien común. Nosotros seguiremos aportando nuestro granito de arena en lo que mejor sabemos hacer, periodismo. Todos somos necesarios y queda mucho por hacer.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí