Thanya Castrillón, ilustradora. “Me gustan las mujeres que son independientes”

0
112
Thanya Castrillón, ilustradora asturiana
Thanya Castrillón / Foto: Laura Cuesta
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Los seres mitológicos cobran vida en los trazos de Thanya Castrillón, cuya fascinación por el universo celta, vikingo o egipcio le viene de la infancia. Por eso, recrear personajes del imaginario asturiano para la publicación La Ayalga. El tesoro de Asturias ha sido uno de los últimos retos con los que ha disfrutado.

Estudió Bellas Artes y emprendió su carrera profesional sabiendo que no iba a ser fácil, pero no se arrepiente porque trabaja en lo que le gusta. En sus sueños de niña nunca quiso ser una princesa Disney. Lo suyo iba de otras historias fantásticas en las que las mujeres eran guerreras y empuñaban la espada. Solo hay que ver alguno de sus personajes para saber que esta ilustradora asturiana sigue conservando esa fascinación por la fortaleza femenina.
Es adicta a mundos fantásticos, a historias de misterio y terror y a personajes que tras su oscuridad dejan ver algo más, una luz que ella es capaz de hallar.

Dibujos de la ilustradora Thanya Castrillón

-¿Cuándo supiste que lo tuyo era el dibujo?
-Desde los 5 años o incluso antes. Mis padres me apuntaron a clases de dibujo, porque desde chiquitina me dejaban con un lápiz y un papel y me quedaba en una esquina dibujando; ya ni se me oía.

-El misterio y la oscuridad están a menudo presentes en tu dibujos pero con una belleza que bascula entre la luz y la oscuridad. ¿Qué es lo que te atrae de estos temas?
-No sé por qué me llama la atención lo oscuro; las películas de fantasmas y espíritus siempre me dieron miedo pero al mismo tiempo me atraen. Incluso en los personajes que parecen malos encuentras muchas veces cosas buenas, como el Drácula de Bram Stoker, que tiene ese punto de buena persona. O como ocurre con El cuervo de Brandon Lee, la película es oscura pero la considero romántica.
Me gusta maquillar, hacer algo muy bonito pero que se vea que en su interior no es solo lo que se ve. A veces impone más lo que no ves que directamente hacer un monstruo, un vampiro o una figura con más fealdad. También me gusta hacer metáforas. A veces pienso en una palabra o sentimiento e intento expresarlo con un dibujo. Quiero que estéticamente se vea bonito pero que también refleje que hay algo más, que no es solo eso.

“En los personajes que parecen malos encuentras muchas veces cosas buenas, como el Drácula de Van Stroke, que tiene ese punto de buena persona”

-¿Qué es lo más complicado a la hora de trasladar al papel ese mundo onírico que no está expresado en ninguna otra parte?
-Lo más difícil son las composiciones. Para dibujar siempre cojo referencias de posturas o caras de gente real, y para hacer animales mitológicos o monstruos también me inspiro en animales reales y luego pongo de mi parte. Si, por ejemplo, quiero hacer un dragón miro de referencia una serpiente.

-Cuando somos niños tenemos muy despierta esa parte de conexión con el mundo de los sueños y los seres mitológicos, pero a veces, al hacernos mayores, esa parte se va perdiendo. ¿Tú sientes que no las has perdido?
-Esa parte la perdemos por la sociedad, porque nos obligan a perderlo. A medida que van creciendo a los jóvenes se les dice que de mayores tienen que ser maduros, que tienen que pensar en el trabajo, en la familia y mantener algo infantil lo ven como algo malo. Yo, la verdad es que esa parte no la he perdido. Incluso en cosas más personales sigo siendo como una cría, todavía colecciono figuras y muñecas y cosas así.
Y luego está el tema de los videojuegos, aunque mucha gente no lo crea, también te inspira mucho, despierta la imaginación, te inspira a la hora de pintar y coges ideas de ahí. Aunque hay mucha gente que no reconoce que le gustan porque los demás puedan pensar que es un inmaduro.

“La parte de conexión con el mundo de los sueños y los seres mitológicos la perdemos por la sociedad, porque nos obligan a perderla”

-¿Alguna vez has tenido que defender tu trabajo o tu forma de plantearte la vida?
-Sí, porque si dices que eres dentista, a todo el mundo le parece muy normal, te respetan, pero cuando trabajas en algo como lo mío no piensan que puedas tener un horario y te miran de otra forma. Incluso a nivel económico piensan que trabajas gratis, que lo haces por amor al arte; una ilustración puede llevar una semana o un mes dependiendo de lo que tengas que hacer.

-¿En dónde o en qué encuentras inspiración?
-Normalmente me inspiro escuchando música. La pongo de fondo y lo que me vaya surgiendo. Aunque me gustan las baladas o canciones más relajaditas lo que más escucho desde que era pequeña es hard rock o gótico, grupos como The Cure o David Bowie. También cojo referencias de películas, me gusta mucho el cine.

Thanya Castrillón
Foto: Laura Cuesta

-¿Cómo se afronta un papel en blanco?
-Eso es lo más difícil. No es fácil expresar lo que quiere otra persona. Cuando trabajas para una publicación, te dan una descripción de lo que tienes que hacer o un texto, y a partir de ahí se te van ocurriendo cosas. Luego vas ajustando el trabajo en conjunto. Cuando es un proyecto mío es diferente, ya tengo las ideas en la cabeza y es más fácil llevarlas al papel.

-¿Qué es mejor: trabajar en digital o de forma tradicional?
-A mí me gusta más lo tradicional, es más expresivo. En el digital no se notan las pinceladas, sale como más perfecto y no parece que sea yo del todo. No se notan tanto las pinceladas, es diferente. Lo que pasa es que las editoriales te piden la imagen digital, porque para ellas es más fácil pasar el color a una publicación. De la otra forma se pierden detalles y se estropea bastante. Yo trabajo en ambas cosas.

“Si dices que eres dentista, te respetan, pero cuando trabajas en algo como lo mío, te miran de otra forma”

-¿El dibujo es una válvula de escape?
-Sí, creo que desde siempre. Nunca me aburro dibujando y cuando tengo más problemas o la moral más baja es cuando mejor pinto y más cosas se me ocurren. Entonces necesito estar más sola y me desahogo pintando, estoy más tiempo pintando y pensando. Suelo pintar por la noche, no sé por qué pero por el día no soy capaz de hacer nada.

-De alguna forma, ¿te reflejas a ti misma en lo que pintas?
-Aunque no directamente, los dibujos sí tienen algo de mí cuando los hago. La gente me ha dicho que lo nota, y aunque coja de referencia a una modelo o a una amiga me comentan que tienen algo que les recuerda a mí. Les llama la atención y saben que es un dibujo mío.

-¿Qué es lo que tiene que tener una ilustración sí o sí?
-Depende de qué tipo de ilustración sea, pero lo más importante para mí es la composición, tenga fondo o no. Y si se trata de un personaje, la mirada; es importante que las miradas cuenten algo de la historia.

Ilustraciones de Thanya Castrillón

-¿Qué tipo de imágenes tienen más éxito?
-Por lo que yo observo, las que gustan más a la gente es por el color y la sencillez. Tienen más éxito las ilustraciones en las que se capta enseguida lo que quieres decir y también las que tienen colores llamativos. Por ejemplo, a veces llama más la atención la imagen de una mujer que otras cosas con fondos, o con más gente. Gustan las cosas sencillas.

-Recientemente has recreado personajes del libro La Ayalga, el tesoro de Asturias en un proyecto de colaboración con varios artistas. ¿Satisfecha con la experiencia?
-Dibujar sobre mitología asturiana para mí fue algo nuevo y sí me gustó la experiencia. Hace unos años había pensado en hacer un libro de ilustración sobre este tema porque me llamaba la atención, y me parecía que en Asturias había muy pocos libros y los que había estaban orientados a los niños. Se lo propuse a una editorial pero al final no salió adelante, así que cuando me lo comentó Adolfo Lombardero le dije que sí desde el minuto cero. Desde siempre me interesó la mitología de diferentes culturas, la celta y la vikinga me gustan mucho, y sobre todo la celta, se parece mucho a la asturiana.

Busgosu, ilustración de Thanya Castrillón
Busgosu, ser de la mitología asturiana

-¿Es un campo en el que seguir profundizando?
-Sí, y hemos hablado de sacar más libros sobre el tema. Queda muchísimo por hacer en mitología asturiana; en otros lugares, como por ejemplo en la cultura vasca, tienen mucho más, pero en Asturias se abandonó no solo el dialecto, también todo lo referente a mitología. En el colegio no te cuentan nada de todo esto y deberían hacerlo.

-¿Qué ser mitológico te llama más la atención?
-Desde siempre el que me ha gustado más ha sido el Busgosu, porque me recuerda mucho al Cernnunos de la mitología celta, el dios con cornamenta de ciervo. Me gustan mucho los animales y la mezcla con humanos siempre me llamó la atención.

-¿Y tu heroína de ficción preferida?
-Igual resulta un poco raro, pero sobre todo, Ellen Ripley de Alien y también Sarah Connor de Terminator. Me gustan las mujeres que son independientes, que tienen mucha fuerza y no necesitan a nadie para salir de un apuro.

“Me gusta que pueda verse una mujer fuerte, una guerrera o hechicera, y que el hecho de que esté desnuda pase desapercibido porque veas a la mujer, no a una imagen sexual”

-Las mujeres de Thanya Castrillón emanan mucha fuerza, ¿es una manera de llevar un mensaje?
-Sí, son mensajes feministas. Pueden seguir siendo femeninas y también dar un mensaje como el de Ripley en Alien, no tienen por qué ser siempre mujeres con músculos, se puede ser fuerte de otra manera.

Madre Tierra, ilustración de Thanya Castrillón
Madre Tierra

-En tus dibujos, ¿a la fuerza se une la sensualidad?
-Sí, siempre me gustó el cuerpo femenino, sobre todo las mujeres con curvas. Parece que la desnudez se asocia a mostrar la debilidad, pero a mí me gusta que, aunque una chica esté desnuda, se note esa fortaleza, que pueda estar así y no resulte un objeto de deseo. Que pueda verse una mujer fuerte, una guerrera o hechicera, y que el hecho de que esté desnuda pase desapercibido porque veas a la mujer, no a una imagen sexual.

-Para cerrar, si pudieras hace un viaje en el tiempo ¿a dónde te gustaría ir?
-Me gustan mucho Irlanda, Escocia… pero me iría a Egipto porque hay un tema que me llama mucho la atención que es el de los alienígenas. Egipto y los aliens siempre estuvieron relacionados, me gustaría saber cosas sobre esto.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí