Cuando la lluvia no es disculpa

0
251
Vega de Brañagallones. Caso
Vega de Brañagallones. Caso / Foto: Turismo Asturias. Noé Baranda
[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Gracias a qué puede presumir Asturias de poseer uno de los verdes más intensos y bonitos de toda la Península? Claro está, gracias a la lluvia. El norte no se puede entender de otra manera, el agua que cae del cielo forma parte del ADN de sus habitantes y se ha incorporado a la vida como un elemento más del territorio.

No vale argumentarlo como razón a la hora de trazar planes para salir de casa o pasar unos días de vacaciones. El paraíso no se entiende sin días de lluvia y cielo cubierto. El paraguas, el chubasquero y las botas de agua son los tres aliados perfectos que no pueden faltar en la maleta y que permitirán disfrutar de cualquier plan en cualquier momento. Si necesitas ideas aquí te proponemos unas cuantas para que tanto tú como tu familia o amigos podáis disfrutar de Asturias en estado puro.

Bajo tierra no llueve

¿Que llueve a cielo abierto? Pues bajo tierra no tendrás ese problema. Asturias puede presumir de ofrecer turismo subterráneo gracias a su vinculación con la minería. De los veinte municipios en los que este sector fue clave en su economía y en la industrialización de la de la región, hay algunos que han sabido transformar sus instalaciones en recursos turísticos de primer nivel.

El Museo de la Minería y la Industria de Asturias (MUMI) situado en El Entrego, concretamente en la escombrera de la Mina San Vicente, es un buen ejemplo. Es el segundo museo más visitado de Asturias y hace un recorrido desde las antiguas tecnologías mineras hasta los instrumentos científicos pasando por la casa del explosivo, la Brigada de Salvamento Minero, la casa de baños o la lampistería. Todo es historia viva de la minería.
En el concejo de Langreo se encuentra el Ecomuseo de Samuño. Aquí se puede vivir una experiencia inolvidable ya que permite conocer una ruta de dos kilómetros en un auténtico tren minero que recorre el trayecto que antiguamente transportaba el carbón desde el Valle de Samuño hasta el Valle del Nalón. También se puede visitar el Pozo San Luis de La Nueva donde se muestra la antigua casa de máquinas, el castillete, el taller y otros espacios propios de los mineros.

Tren del Ecomuseo Minero Valle de Samuño. Langreo
Tren del Ecomuseo Minero Valle de Samuño. Langreo / Foto: Turismo Asturias

Entre El Entrego y Sotrondio está ubicado el mítico Pozo Sotón. En junio del año 2015 reabrió sus instalaciones pero esta vez con fines turísticos. Las instalaciones permiten bajar a la mina para conocer de primera mano cómo trabajaban los mineros o visitar las instalaciones exteriores que forman parte de la Declaración de Bien de Interés Cultural. Para terminar la oferta, nos vamos hasta Castrillón, a la Mina de Arnao, que está considerada la explotación de carbón mineral más antigua de España, la única mina submarina de Europa y también el pozo vertical más antiguo de Asturias.

Literatura y música made in Asturias

Visualiza la escena: llueve, hace frío, los días son más cortos ahora que ya casi estamos en invierno. Una manta, un sofá, una infusión o un café… ¿Qué es lo siguiente para redondear el plan? Está claro: un libro de los que te enganchan y no puedes soltar, y una lista de reproducción de buena música. Asturias es desde hace mucho tiempo tierra de personas creativas que han encontrado en la música y en la literatura una forma de expresar su arte. En cualquier librería o centro comercial te pueden informar sobre las últimas novedades publicadas por escritores o músicos asturianos. Son muchos y variados. Te sorprenderán seguro.

Museo de Bellas Artes. Oviedo

Abrió sus puertas en el 80 y se ha convertido en uno de los centros de referencia ya que cuenta con una de las mejores colecciones públicas de arte de España. Está integrada por más de quince mil piezas que van desde el siglo XIV hasta el XXI y que incluyen obras de artistas muy destacados como El Greco, Zurbarán, Carreño de Miranda, Sorolla, Dalí, Miró o Tapies y Barceló, entre otros. Está situado en el casco histórico de Oviedo así que, de la que se llega al Museo, se puede pasar por la Catedral, el Ayuntamiento, La Plaza de Trascorrales o el Mercado del Fontán, lugares emblemáticos de la ciudad. No importa que llueva, llévate un paraguas para ese breve paseo hasta llegar al Museo y una vez dentro solo déjate llevar por el arte y disfruta.

Bajo el agua. Acuario de Gijón

Si llueve fuera nada mejor que lanzarse de cabeza a las profundidades marinas y descubrir un nuevo mundo lleno de aventuras y cosas desconocidas. Situado en la Playa de Poniente en Gijón, cuenta con más de sesenta ecosistemas donde se muestra la fauna y la flora de los principales mares del mundo. En dos horas y media puedes contemplar cuatrocientas especies de vertebrados e invertebrados, además de conocer de manera especial los fondos y las especies más comunes del Mar Cantábrico. El Acuario puede ser una alternativa perfecta para pasar el día con los más pequeños, ya que posee una amplia oferta educativa en la que los niños son los principales protagonistas.
Si os apetece podéis terminar la visita comiendo o tomando algo en el restaurante del Acuario.

Bufones de Pría. Un espectáculo a cargo del mar y la tierra

Tal vez proponer este plan pueda parecer un poco arriesgado, pero es con seguridad el mejor momento para poder apreciarlos en todo su esplendor. Están situados entre Llanes y Ribadesella y son unas formaciones esculpidas de manera natural en los acantilados de la costa con forma de chimenea. Cuando hay temporal, que casi siempre suele coincidir con días lluviosos, el agua del mar propulsada por las olas sube a presión por las chimeneas lanzando columnas de agua salada a varios metros de altitud. Existe una ruta de los bufones que tiene su inicio en Llanes y que durante cuatro horas aproximadamente recorre lugares de gran belleza desde donde se pueden contemplar los bufones. De todas formas, si decides asumir este plan toda precaución es poca. El mar, y más en días de temporal, es impredecible así que no te descuides lo más mínimo ni cometas ninguna imprudencia sobre todo si vas con niños. Mantén siempre la distancia de seguridad.

Bufones de Pría. Llanes
Bufones de Pría. Llanes / Foto: Turismo Asturias. Manuel S. Calvo

Teatro Jovellanos y Teatro Campoamor. Se abre el telón

Nada mejor que guarecerse de la lluvia y el frío en un teatro del siglo XIX. Situado en el Paseo de Begoña en Gijón, el teatro Jovellanos inició su andadura en el año 1899 con una programación en la que se alternaban las obras de teatro con la ópera, la música sinfónica, la zarzuela o las variedades. Actualmente tienen en cartel obras de teatro, danza, conciertos y uno de sus platos fuertes es el Festival de Góspel en el que se dan cita los más grandes de este género.

En pleno centro de Oviedo se encuentra el Teatro Campoamor. Tal vez todo el mundo lo conozca porque es el escenario escogido todos los años para la entrega de los Premios Princesa de Asturias, pero más allá de este acto la programación anual de este teatro forma parte de los circuitos culturales más importantes de la ciudad. Puedes consultar su oferta porque seguro que encuentras algún espectáculo que puedas disfrutar en tus días de descanso.

Diversión blanca

Navidad y nieve van prácticamente de la mano en Asturias. Aunque el día no acompañe mucho y haga frío, nada mejor que calzarse unas buenas botas, abrigarse bien y acercarse a alguno de los muchos puntos en los que ya es posible disfrutar de la nieve. Por ejemplo los Lagos de Covadonga son una buena opción para pasar una jornada en la nieve ya que tiene muy buenos accesos. Si lo que te gusta es esquiar, Pajares dispone de treinta y siete pistas y unos treinta kilómetros esquiables. También tiene un snowpark, una pista de travesía y otra de fondo. Fuentes de Invierno oferta unas quince pistas con cinco remontes pero también hay espacios para todos aquellos que quieran disfrutar de la nieve sin necesidad de esquiar. Si lo que buscas es hacer una ruta más potente y acercarte a las sensaciones que debe producir estar en alta montaña, la mejor opción es el Angliru. Esquí de travesía o rutas con raquetas, cualquiera de sus cumbres pueden ofrecer un día diferente para los amantes de los deportes de aventura. Si vas con niños, el Área Recreativa de Viapará es un sitio ideal para hacer muñecos de nieve o jugar con los trineos.

Estación de Valgrande - Pajares. Lena
Estación de Valgrande – Pajares. Lena / Foto: Turismo Asturias

Gastronomía, sidra y vino. Trío ganador

¿Hay algo que no pueda arreglar sentarse a una buena mesa? Si por algo se caracteriza Asturias es por su buena gastronomía. Aunque el día esté lluvioso, todo puede empezar con unos culines de sidra escanciados en cualquiera de los muchos chigres que hay distribuidos por la región. No importa el frío que haga, el líquido elemento ya se encarga de templar el ambiente. Para poner punto y seguido nada mejor que sentarse a la mesa para abordar un plato de cuchara de esos que consiguen levantar el ánimo. Pote o fabada con su correspondiente compango pueden ser una buena elección. De segundo, a gusto del consumidor. El Cantábrico es famoso por aportar a la gastronomía asturiana pescados y mariscos de muy buena calidad, mientras que el interior puede presumir de poseer las mejores carnes, quesos y vinos tintos. Llegados al postre va a ser muy difícil decidirse. Casadielles, frixuelos, arroz con leche… siempre que sean caseros el éxito está garantizado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí