Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 469 invitados conectado(s)
Música Cristina Gestido. Violista. 'Un músico, cuánto más versátil es, más disfruta'

Cristina Gestido. Violista. 'Un músico, cuánto más versátil es, más disfruta'

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Lupercio González   
Martes, 25 de Octubre de 2016 10:35
Cristina Gestido. Violista. 'Un músico, cuánto más versátil es, más disfruta' 5.0 out of 5 based on 1 votes.
Acaba de estrenar Too many ways, su segundo trabajo propio, esta vez íntegramente en inglés. Esta violista combina su trabajo en el Royal Opera House de Londres, con proyectos personales en la línea del pop rock, colaboraciones con otros artistas, recitales y labor docente. Ahí es nada.
Cristina Gestido. Violista

El curriculum de esta ovetense es de los que hay que leer bien sentado para no caerse. Empezó sus estudios en el Conservatorio Luis Castro y a los diecinueve se traslada a Londres con una beca para continuar formándose en el Royal College of Music, como especialista en viola. A partir de ahí, una lista de orquestas y eventos, colaboraciones y proyectos, incluida la creación de su propia banda a partir de 2011. Actualmente combina sus proyectos personales con su trabajo en el Royal Opera House de Londres.

-¿Qué ha querido transmitir con este nuevo trabajo, Too many ways? Es un poco diferente a los anteriores.
-Sí, empezando porque es un trabajo íntegramente en inglés. Too many ways es como decir "eh, mira, ya tengo muchas posibilidades", o muchas maneras, o muchos caminos. Realmente no lo hago a propósito, no trato de mostrar mi personalidad en mis canciones, pero sale así.
-En cambio su primer disco fue en castellano.
-Sí, fue en 2011, cuando formé mi propia banda. Ese año volví a España (yo llevo desde los 19 viviendo en Inglaterra) y en aquel momento si querías hacer algo aquí había que cantar en español. Así que lo hice. Dos años más tarde tuve que regresar a Inglaterra por trabajo, y allí tenía que traducir todo, así que pensé que era mejor grabar directamente en inglés, que en España lo entiende todo el mundo. Además, lo que yo quiero transmitir es mi música. Aunque no dijera nada, sabrías de qué humor estoy o qué quiero decir simplemente con las melodías. Para mí la letra no es lo más importante de mis canciones.
"Lo que yo quiero transmitir es mi música. Aunque no dijera nada, sabrías de qué humor estoy o qué quiero decir simplemente con las melodías"
-Porque abarca muchos registros, desde lo clásico hasta el pop rock.
-A veces da un poco de miedo lo que vayan a pensar de ti los clásicos por hacer rock, o que la gente del rock crea que eres la típica pija que como está aburrida ahora le da por hacer eso. Yo realmente llevo las dos cosas en paralelo desde que tenía doce años y empecé a tocar en Oviedo en una banda que se llamaba Tristeza. Crecí con las dos músicas a la vez, con prioridad para ambas.
-Pero obviamente su formación es clásica. ¿Cómo fue la experiencia de estudiar en una escuela tan prestigiosa como el Royal College of Music?
-En el College estábamos sometidos a muchísima presión, son escuelas de alto rendimiento donde tienes a chinos, rusos, americanos... que están en ello desde que tenían cuatro años. Y siempre tienes que ser el mejor.
Cuando acabé en el Royal College of Music no me conformé con tocar la viola, no por nada, sino porque soy una persona curiosa. Si eres músico, cuanto más versátil eres más disfrutas. Es más, si quieres vivir de la música, mejor que lo seas. Estoy abierta a diferentes posibilidades y me gusta toda la música cuando está hecha con calidad.
-Por ejemplo, ¿cómo surgió la colaboración con Sting para la gira Symphonicity?
-La verdad es que surgió en un momento en que yo estaba muy enfadada con la música clásica por todo lo que la rodea. La llegué a odiar, porque realmente el mundo de las orquestas es muy competitivo. Y empezar a estar con Sting en las mayores salas de Europa y América, me ayudó a ver que yo era capaz de disfrutar otra vez con la música. Empecé a pensar "¿pero por qué yo he dejado esto?". Ahí conocí a Dominic Miller, su guitarrista, y empecé a hacer colaboraciones con él en una gira paralela. Al final si te empiezas a meter un poquito en ese círculo empiezan a llamarte. Es algo que me da muchos quebraderos de cabeza, porque vivo entre dos países y hay que tener cuidado con la organización, pero también me da mucha vidilla.
"Me gusta toda la música cuando está hecha con calidad"
-Alguna anécdota, que seguro que las habrá...
-Tengo una muy buena con Sting, cuando fue el mundial de fútbol de South Africa. En aquel momento estábamos de gira por América. Habíamos hecho una porra entre todos a ver quién iba a ganar y él apostó por España. Total, que cuando España pasa a la final, me invita a ver el partido. Date cuenta de que viajábamos por separado. Él en su jet privado y los músicos aguantando doce horas de autopista por América. En ese momento íbamos de Philadelphia a Washington. "Te vienes conmigo en el jet, llegamos con tiempo y lo vemos". Yo flipé, claro, pensé que lo había dicho en broma. Y es que además, yo iba a favor de España pero de fútbol no tengo ni idea, así que ¡imagínate qué marrón si me empezaba a preguntar! Rápidamente me puse a aprenderme los nombres de los jugadores, llamando a mi hermano para que me explicara quién era fulano y mengano. Al final ganó España y quedó una buena anécdota.
-Otras colaboraciones importantes fueron con Celine Dion, o David Bisbal...
-Lo de Celine Dion fue una colaboración en la BBC y lo de Bisbal fue para los acústicos... Pero bueno, a mí me da igual colaborar con ellos o con alguien de aquí de Pola de Lena, quiero decir que me gusta muchísimo. Lo importante es que pasé de pensar que odiaba la música clásica a encontrar el equilibrio. Todavía necesito tocar Mahler y tocar Brahms.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p