11.8 C
Oviedo
lunes 27, mayo 2024

Google Maps se pierde en Lada

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Es el de Lada un distrito langreano cargado de historia. Ya decíamos en un artículo anterior la broma de que a los habitantes de Leeds los llamaban ladenses, lo que podría ser una señal de la presencia de los habitantes de la zona del Río Montes en la revolución industrial inglesa. No sería tan atrevido, si tenemos en cuenta que hay quienes teorizan la procedencia latina del topónimo, asociado al agua.

Sí es cierto que, a principios del siglo XX, con la moda de los balnearios, se explotó comercialmente la fuente de aguas sulfoferruginosas llamada del Ablanu o del Ablaneu, conocida popularmente por al Fuente’l Güevu, por el particular olor que la caracteriza. Se abre la temporada de aguas en mayo y se celebra la fiesta; si bien insisten en ponerla bajo advocación de un santo, siempre fue La Flor de Lada.

Antes del balneario, ya había entrado este distrito en la modernidad. Cuenta el historiador Francisco Palacios (“Caciquismo, lucha localista y revolución en el Langreo contemporáneo”, 1992): “El 9 de junio de 1869 se constituye en La Felguera el Comité Republicano Federal de Langreo, con gran entusiasmo popular”. A continuación, se organizó el club republicano de Lada y poco después ya funcionaba un Ateneo.

La importancia de la población llevó a una de las batallas habituales entre Sama y Turiellos (hoy La Felguera); no costó sangre, pero sí sudores. Los concejales del distrito siderúrgico plantearon en el Ayuntamiento la construcción de un puente que permitiera a los empleados de Lada en Duro evitar el largo rodeo por el único que entonces había, el de Sama. Era el año 1879; fue preciso esperar casi 30 años (1908) para que fuese realidad. Para que luego se quejen de las actuales obras del soterramiento ferroviario.

Lada Fiat 124

Población proletaria generosa. Cuando la Unión Soviética se decidió a fabricar coches de uso general, suscribió un acuerdo con FIAT, sobre la base del modelo 124, y lo lanzó con la marca LADA. Era el año 1966, nadie en la parroquia pidió derechos de imagen; pudiera ser porque en aquella época el Partido Comunista tenía una amplia y sacrificada militancia que consideraba un orgullo la apuesta comercial.

Poco antes, la química alemana Bayer se había hecho con el control de la fábrica de Proquisa; los nuevos dirigentes, a pesar de la evidencia de la geografía, de la frontera natural que representaba el río Nalón, se empeñaron en señalar que la factoría estaba en La Felguera. La constancia en la reclamación de la verdad geográfica ha conseguido que se hable con naturalidad de la planta de Lada.

Aquí no hay una iglesia

Algo así habrá que hacer con Google Maps, que anda por las calles del distrito como pollo sin cabeza. Si usted solicita la ubicación del Centro Social de Lada, entidad de notorio prestigio regional por sus prestaciones, encontrará (ver plano adjunto), que se indica “Parroquia católica San Miguel”. No hay iglesia, ni la hubo, sino un edifico muy práctico que funciona con fines sanitarios, asistenciales y de recreo. Espero que el arzobispado, en su afán inmatriculador, no sea el culpable del desaguisado.

Esto no es un centro social

Si uno persevera en buscar el Centro, le llevará Google (ver captación de pantalla) a un solar lleno de escombros y yerbajos, 550 metros más allá, en el cruce al Ponticu. Curiosamente, próximo a donde estuvo la antigua iglesia parroquial, en la hoy calle Francisco García, antes de que el párroco Don Román consiguiera del abuelo de Manuel Ángel, el de los seguros, un prado en cesión para construir el nuevo templo.

Sería de desear que la señora alcaldesa de Langreo, que es de Lada, dejara por un momento la frenética actividad de revocado general de imagen municipal, para hacer las gestiones pertinentes con la multinacional yanqui, a fin de que nadie se desoriente en su próxima visita al distrito.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos