Teresa Dopazo, portavoz de COESPE: “Si queremos pensiones hay que pelear por ellas”

0
103
Manifestación de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones
Manifestación de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones / Foto: COESPE
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 4.5)


Convocados por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE), el pasado 16 de octubre, jubilados de todo el país se dieron cita en Madrid frente al Congreso de los Diputados. Hoy peinan canas. De jóvenes lucharon por unos derechos que ahora están perdiendo sus nietos, por eso vuelven a salir a la calle. Teresa Dopazo es la portavoz de la Coordinadora de Asturias: “No podemos perder ahora un sistema público de pensiones como el que tenemos en España”.

.

-¿Quiénes forman parte de COESPE?
-Es una plataforma de ámbito estatal formada por diferentes colectivos sociales. Fue creada con el objetivo de defender el actual Sistema Público de Pensiones, brutalmente atacado por las sucesivas reformas legislativas de los distintos gobiernos para beneficio de la gran banca y aseguradoras.

Teresa Dopazo, portavoz de COESPE
Foto: Coordinadora de Asturias por la Defensa del Sistema Público de Pensiones

-Por segunda vez se manifiestan en Madrid jubilados venidos de toda España. ¿Cuáles son sus principales demandas?
-Son varias. Una es sobre la reforma de las pensiones que quieren hacer, con la que no estamos de acuerdo. Tampoco con las recomendaciones del Pacto de Toledo, ni con la subida de la edad de jubilación que en un principio proponía José Luis Escribá que fuera a los 75 años. Algo que luego desmintió como es costumbre en este ministro. Tampoco estamos de acuerdo con las pensiones privadas de empresa, creemos que esa es una manera de privatizarlas. Eso va a dividir a los trabajadores por clases porque uno que esté en una gran empresa con un buen salario va a poder aportar más a ese sistema privado de pensión de empresa que un pobre trabajador que está en una empresa pequeñita cobrando un salario mínimo. Eso no se puede consentir cuando ahora tenemos un Sistema Público de Pensiones que es solidario e igualitario. No hay que olvidar que esas reformas que se quieren aplicar cuentan con el apoyo del capital financiero, de la CEOE, CEPYME, los sindicatos mayoritarios… Todas esas medidas son mecanismos que van contra las pensiones públicas.
Pedimos también que se reduzca la brecha de género. Sabemos que va a ser imposible eliminarla rápidamente, pero pedimos que se vaya haciendo de forma progresiva. Que se establezca una pensión mínima porque las hay vergonzantes que no llegan a los 500€. Hay mujeres que por las circunstancias que fueran tuvieron que atender a los hijos, a los mayores, a los enfermos y no es de recibo que ahora no tengan dinero, ya no digo para vivir, sino para subsistir. Reclamamos por lo menos una pensión mínima de 1.084 € como señala la Carta Social Europea.

“Pedimos que se establezca una pensión mínima porque las hay vergonzantes que no llegan a los 500€”

-¿Creen que esa cantidad sería asumible en estos momentos?
-Igual que el Salario Mínimo Interprofesional es más bajo que en el resto de Europa y no se sube todo de golpe, si no que se hace poco a poco… nosotros pedimos que se haga lo mismo con las pensiones. No vale un índice de revalorización de acuerdo al IPC porque ese incremento en una pensión de 500€ es insignificante. Hay que subir las pensiones mínimas de tal manera que cada vez se vayan acercando más al salario mínimo.

-Han recogido más de 150.000 firmas solicitando que se realice una auditoría a la hucha de las pensiones para determinar cuánto se ha sacado y se reponga para garantizar la sostenibilidad del sistema. ¿Dónde ha ido a parar ese dinero?
-Ha ido a parar a empleo, a programas de formación, a infinidad de sitios a los que no tendría que haber ido. Los recursos de la Seguridad Social es dinero que todos los trabajadores ingresamos en la caja de las pensiones para ese fin, no para otros. A nadie se le ocurre que el alquiler de los edificios del Ejército se pague con la partida destinada al Ejército, lo paga el Estado en su conjunto con lo recaudado a través de los impuestos. Pues aquí, los edificios de la Seguridad Social y su mantenimiento, se pagaba con el dinero de las pensiones.
Hace unos años CCOO realizó una investigación para cuantificar el dinero que se había sustraído de esa caja y hablaba de quinientos mil millones, y se ha seguido sacando. Es, por lo visto, una práctica habitual y parece ser que este año el Estado va a reintegrar una parte de ese dinero porque el endeudamiento está en niveles de alto riesgo. Y no es por falta de recursos sino por una gestión indebida.

“Las pensiones fueron las que en 2008 sujetaron muchas familias que en aquel momento se quedaron sin trabajo”

-Nos dicen que las cuentas no salen y ustedes insisten en que tenemos uno de los sistemas de pensiones más sólidos de Europa. ¿En qué se basan para defenderlo?
-No lo decimos nosotros sino economistas de alto nivel: si no se detrae ese dinero indebidamente las cuentas de la Seguridad Social estarían saneadas. Si además se hace una buena reforma laboral que es lo que nos habían prometido -y ya van dos años de mandato y no hemos visto nada-, si aumenta el Salario Mínimo Interprofesional como debería, si se revisa la fiscalidad para que sea más justa, si de verdad se controla todo ese dinero que sale por la vía rápida hacia Suiza, posiblemente habría dinero suficiente para crear puestos de trabajo con sueldos dignos que generarían más dinero público para la Seguridad Social.
Eso tantas veces repetido de que la Seguridad Social es insolvente es algo falso y, además, interesado precisamente para justificar las reformas que quieren aplicar. Por eso nosotros exigimos que se auditen las cuentas de la Seguridad Social.

-¿Qué opinan sus hijos cuando les ven salir a la calle a manifestarse?
-Mira, como tengo seis hijos tengo opiniones para todos los gustos. Por una parte, me lo agradecen, me apoyan, me ayudan a preparar las pancartas, me tienen al tanto de noticias que salen al respecto. Y luego por otro lado, me dicen: ‘oye, ¿tú no te jubilaste para descansar y hacer esas cosas que te gustaban y no tenías tiempo? La verdad es que no paro.

Manifestación de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones
Foto: COESPE

-La lucha que están llevando a cabo es para defender también los intereses de las generaciones venideras…
-Yo soy de Castrillón y he estado mirando los que salimos periódicamente todos los lunes -ya va para cuatro años-, y la gran mayoría, quitando a dos o tres, tenemos unas pensiones dignas. Incluso tenemos a gente con una pensión máxima. ¿Qué nos preocupa entonces? Pues precisamente eso, los baby boom, los que vienen después, los trabajadores activos en este momento que no saben si tendrán o no pensión, los estudiantes que no ven la que se les viene encima si se cumplen las previsiones del ministro Escribá y este Gobierno que le apoya.

-Los asturianos tendríamos que estar orgullosos de todos ustedes porque lo están peleando.
-Pues sí, y seguiremos. El día 13 noviembre volvemos a salir a la calle. Será una manifestación a nivel nacional, pero en vez de concentrarnos en Madrid, lo haremos en cada comunidad autónoma. En este caso lo vamos a hacer en La Felguera.
Hace unos días nos comentaba una asociación ecologista que cuando convocan movilizaciones bien sea por la electricidad, las residencias, la sanidad, el tren o lo que sea, quien más acude son los mayores. Creo que nos tocó luchar mucho y eso ha quedado grabado en nuestro ADN. Por mi trabajo conozco a gente joven y cuando les encuentro y me dicen: “Nosotros ya no vamos a cobrar pensión…”, les contesto: “¿de verdad creéis que yo a vuestra edad iba a un centro de salud o a un instituto como los que hay ahora? ¡Pues no!” Hubo que cortar carreteras, hacer manifestaciones, tuvimos que pelear mucho para tener todos estos servicios públicos. Y en la actualidad hay que seguir haciéndolo para no perder ninguno de nuestros derechos y conseguir mejoras. Las pensiones fueron las que en 2008 sujetaron muchas familias que en aquel momento se quedaron sin trabajo. No podemos permitirnos el lujo de perder ahora un sistema público de pensiones como el que tenemos en España.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí