Castrillón se alía con la historia en Arnao

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Martes, 02 de Agosto de 2011 09:08
Castrillón se alía con la historia en Arnao 5.0 out of 5 based on 1 votes.
El concejo de las siete playas, el sexto más poblado de Asturias, da los últimos retoques a uno de sus proyectos más ambiciosos: la rehabilitación con fines turísticos de la mina de Arnao.

Castillete de la mina de Arnao, Castrillón.
Castillete de ArnaoLas previsiones apuntan que en el mes de septiembre podremos visitar una explotación legendaria, una mina auténtica, cuyas galerías se adentran bajo el lecho marino.
Situada al oeste del concejo y a poca distancia de Piedras Blancas, capital del concejo, se encuentra la playa de Arnao, una hondonada de aproximadamente 350 m. de longitud. En época estival, esta playa, al abrigo de los vientos gracias a su típica forma de concha, es el destino de muchos veraneantes que encuentran en este enclave un acceso sencillo y sin dificultad de aparcamiento. Aún así, comparada con el gran arenal de Salinas, la playa de Arnao pasaría desapercibida si no fuese por el gran valor social e histórico que tuvo y tendrá la explotación minera que lleva su nombre.
Arnao es, además de una hermosa playa, la primera mina de carbón de la península y el primer pozo vertical en la minería del carbón de Asturias. Su singular castillete, “el pozu güelu”, ubicado en un promontorio sobre la playa, ha resistido el paso del tiempo. Ahora, gracias a un proyecto municipal de recuperación del patrimonio histórico e industrial del litoral de Castrillón, volverá a la vida aunque con una ocupación un tanto diferente.

Un viaje al pasado

La mina de Arnao es la única explotación submarina en España y una de las pocas existentes en el mundo. Sus galerías están entibadas con ladrillo y cuentan con bóvedas de cañón y arcos de medio punto. En los últimos meses se han llevado a cabo las obras de rehabilitación, respetando al máximo las condiciones originales; gracias a esto, pronto se abrirán al visitante una parte de las galerías, que se extienden hacia la bocana de la ría, al este y hacia Santa María del Mar, al oeste.
El visitante dispuesto a realizar un viaje en el tiempo se adentrará en primer lugar en el Centro de Interpretación, ubicado en un antiguo casino, y allí tendrá ocasión de conocer en primer lugar los elementos diferenciales de la geología en Arnao, ya que en este enclave se ha encontrado un importante yacimiento paleontológico que se corrresponde con el Devónico Inferior (Paleozoico medio), periodo de hace 400 millones de años. Guillermo Laine, gran conocedor de la historia de Arnao e ingeniero de minas en Sadim, la empresa del grupo HUNOSA que desarrolla parte de las obras de rehabilitación, informa de los contenidos que tendrá el nuevo espacio museístico: “Una vez desgranados los aspectos geológicos lo siguiente a explicar es la prehistoria de la mina, el periodo desde que se abre esta primera explotación en 1591 hasta el año 1833, cuando es recuperada por la Real Compañía Asturiana de Minas. La última fase que se dará a conocer en el centro hace referencia a la historia de la minería del carbón en España y en particular el papel que jugó la mina de Arnao en los años posteriores”. Antes de abandonar el Centro el visitante podrá conocer la sala de máquinas y el interior del castillete, donde se conserva una de las jaulas originales utilizadas por los mineros. Jaula original empleada por los mineros
En el Centro de Interpretación de la mina el visitante podrá, entre otras cosas, visitar el interior del castillete. Allí se conserva una de las jaulas originales utilizadas por los mineros.
Finalizado el recorrido por este espacio, se accede al interior de la mina a través de la caña del pozo. La bajada de 19 metros en un ascensor acristalado permite apreciar la singularidad de su pozo rectangular y acceder a las galerías originales de la mina, en las que destaca la mampostería de ladrillo. Las condiciones ambientales de humedad y baja temperatura de las estrechas galerías recuerdan al visitante que se encuentra en una mina auténtica, la única visitable en Asturias. El recorrido está compuesto de aproximadamente 100 metros de galerías con un plano inclinado de 28º de pendiente, con salida al exterior por una bocamina que da directamente a la playa de Arnao y que recuerda al visitante el gran atractivo de esta explotación que se extiende bajo el lecho marino.

El comienzo de la minería en España

La historia de la minería en la península es también la historia de la mina castrillonense, pues esta explotación ha sido pionera en muchos aspectos y en distintos periodos de la historia. Cuando apenas se conocía en España el carbón vegetal, un religioso, fray Agustín Montero, vecino de Naveces descubría en el año 1591 una “piedra negra”, que se comportaba como el carbón vegetal y con la que se podían confeccionar herramientas. Él mismo quiso comunicar su gran hallazgo al emperador Felipe II mediante un escrito que ha sido rescatado recientemente de los archivos del Ministerio de Cultura por los arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García. El emperador, convencido de la valía del descubrimiento, dio a Arnao la primera concesión de explotación del carbón en la península. Desde entonces, el paralelismo entre esta mina y el devenir del carbón en España han ido siempre de la mano.
También hay que concederle a Arnao el mérito de ser la primera explotación que introdujo la planificación en el sector minero. En este caso, el reconocimiento hay que dárselo a la Real Compañía Asturiana de Minas, una empresa creada en 1833 con capital belga, que se hace cargo de la explotación y la sitúa a la cabeza de la minería en España. Arnao abandera el sector, desarrolla tecnología, introduce el vapor y con él el primer transporte ferroviario aplicado a la mina. Su reconocimiento es tal que “las universidades mandan a estudiar la mina de Arnao a los que en aquella época llamaban ‘comisionados’, hoy becarios. La mina era visitada además por técnicos de otras explotaciones que querían conocer los modos y maneras de trabajo de esa mina de Arnao”, cuenta Guillermo Laine. Galerías de la Mina de Arnao (Castrillón)
Se han recuperado 100 m de galería, conservando el sostenimiento original de techos y hastiales construidos en fábrica de ladrillo macizo.
La valía de la explotación quedó ratificada con una visita real. Así, en 1858 la reina Isabel II junto con su esposo Francisco de Asís de Borbón, quiso conocer las instalaciones de la mina. Sorprendiendo en gran medida a los directivos de la fábrica, la reina no sólo visitó las instalaciones superiores sino que con gran decisión bajó en la jaula al interior de las galerías.
La Real Compañía Asturiana de Minas (RCAM) también obtuvo la concesión de las minas hulleras de Santa María del Mar, comenzando así una etapa que transformó tanto la explotación minera como el entorno que le rodeaba.
Con un enfoque paternalista propio de las grandes empresas de la época, la Compañía levantó viviendas para los obreros, creando así auténticos poblados que tuvieron su máxima época de esplendor entre 1910 y 1936. Las escuelas del Ave María o la Casona de Arnao, la impresionante residencia del director de la fábrica, fueron muestras del espíritu transformador de la empresa que levantó un destacado conjunto industrial. La RCAM introdujo el primer ferrocarril minero documentado en España y actualmente todavía se conservan pequeños tramos de la vía del ferrocarril que unía Arnao y San Juan de Nieva. “Entre los elementos que el visitante podrá encontrar en el conjunto de la mina de Arnao está la locomotora de vapor que hacía el recorrido hasta Sanjuán, bautizada con el nombre de Eleonore, en honor a la hermana del presidente de la compañía” añade Laine.
El túnel que permite el tráfico rodado entre Salinas y Arnao es también una aportación de esta compañía.

Un año de recuperación

Para el acondicionamiento del conjunto de Arnao se ha marcado un tiempo récord: poco más de un año de trabajo para poner a disposición del público unas instalaciones que han permanecido clausuradas desde el año 1915. “La mina llevaba cerrada cien años cuando entramos por primera vez -comenta Guillermo Laine-. Al entrar no encontramos demasiadas dificultades, sólo ausencia de oxígeno y mucha agua, pero sin condiciones de riesgo mayores. Lo que siguió a continuación fue poner en marcha trabajos de sostenimiento minero en las galerías para evitar posibles derrumbes”
Ahora se ha recuperado una pequeña parte de las galerías en la línea de playa, aunque gracias a los trabajos iniciados se están descubriendo nuevos trazados que podrían acondicionarse en un futuro. Bocamina de salida a la playa, castillete y futuro museo
Arnao es, además de una hermosa playa, la primera mina de carbón de la península. Su singular castillete, “el pozu güelu”, ha resistido el paso del tiempo.
La filtración de aguas fue la causa del cierre de esta explotación. “En la época de la Real Compañía, la mayor parte de las galerías van por debajo del lecho marino, desde la cota menos ochenta, es decir, ochenta metros por debajo del mar, hasta doscientos metros por debajo del mar; y se introducen hacia la playa unos seiscientos o setecientos metros, de hecho la filtración de agua la tienen a cuatrocientos metros hacia el mar”, explica el ingeniero de minas de Sadim.
De momento se ha procedido a la recuperación integral del conjunto arquitectónico formado por el Castillete y la sala de máquinas, así como el edificio del antiguo casino, en origen edificio de talleres con actividades vinculadas directamente a la explotación minera, y parte de las galerías visitables.
Respetar al máximo posible los elementos y la estructura de la construcción original ha sido el principal objetivo en el proyecto de recuperacion de la mina de Arnao. Ahora, gracias a la rehabilitación será el visitante el que podrá recuperar una parte de la historia asturiana.

Museo fósil: yacimiento del DevónicoEl arrecife devónico de Arnao es una joya geológica de inmenso valor, que ha sido certificada por distintos expertos en geología y paleontología. Se trata de un enclave rocoso dividido en dos partes, la plataforma y el túnel de Arnao, donde existen secuencias de arrecifes fechados en el periodo Devónico Inferior, entre 405 y 395 millones de años. El Ayuntamiento de Castrillón ha acondicionado recientemente la zona con paneles informativos que orientan al visitante para poder observar los yacimientos más importantes. Posee fósiles de flora y fauna marinas y se extiende desde Santa María del Mar hasta la Playa del Cuerno, en Salinas.

La recuperación del patrimonio históricoDesde el 1 de abril de 2006 el conjunto Histórico-Industrial de Arnao forma parte del inventario del Patrimonio Cultural de Asturias. El año siguiente, el Ayuntamiento de Castrillón inició un ambicioso proyecto: el LICAST, Proyecto para la recuperación del patrimonio histórico e industrial del entorno litoral de Castrillón que cuenta con una subvención de 3,5 millones de euros provenientes de los Fondos Europeos FEDER. A estos fondos hay que añadir los 1,5 millones de euros que aporta el consistorio castrillonense para las obras de rehabilitación y museización de este importante legado minero.
Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p