Alan Menéndez, gerente de One Move

0
668
Alan Menéndez, gerente de One Move
Foto: Víctor Benito
[Total: 2   Promedio: 4.5/5]


Alan David Menéndez es un escalador asturiano, especializado en búlder, con más de veinte años de experiencia a sus espaldas. En octubre del pasado año decide conectar su pasión con el gran público y abre en Gijón One Move, un gran espacio deportivo orientado a la formación, entrenamiento y perfeccionamiento en las distintas disciplinas de la escalada. Cuenta además con terrazas, gimnasio, salas multifunción para practicar yoga, pilates, impartir cursos o conferencias. Un gran centro de ocio y escalada que desde el primer momento contó con una buena acogida de público. Todo iba sobre ruedas hasta que el pasado 13 de marzo tuvo que cerrar sus puertas como consecuencia del coronavirus.

-¿Cómo afectó la cuarentena del COVID-19 a su empresa?
-Si en general todos lo tuvieron complicado, nosotros un poco más porque acabábamos de abrir en octubre, estábamos funcionando por encima de nuestras expectativas y nos vino esto. Es como si estuviéramos subiendo un puerto en bicicleta, sientes que te van muy bien las piernas y de repente te tiran chinchetas en la carretera y pinchas. Cerramos incluso unos días antes de que el estado de alerta lo decretara porque en los últimos días se reunía aquí mucha gente, no había clases en la universidad y muchos habían dejado de trabajar. Era un tema de responsabilidad social. Al principio pensamos que el cierre sería cosa de quince días y cuando vimos que se alargaba ya empezamos a mirar a largo plazo: abrir en septiembre, diciembre. Durante las semanas de confinamiento recibimos innumerables muestras de cariño y apoyo de los socios, que decidieron mantener las cuotas durante el mes de abril para ayudarnos y colaborar con los gastos que seguíamos teniendo en el Centro. Creamos una línea de camisetas, nos movimos en redes sociales, conectamos con los socios para ponerles al tanto de nuestros pasos, de cuándo pensábamos abrir, de las actividades que íbamos a retomar. En ese sentido lo hemos vivido de forma positiva y sintiéndonos muy apoyados por la gente.

One Move, espacio deportivo en Gijón
One Move / Foto: Víctor Benito

-¿Qué cosas han tenido que cambiar en One Move para adaptarse a la nueva normalidad?
-Nuestro negocio funciona con una licencia como de gimnasio, dependemos de esas directrices. Venimos del mundo de la escalada, del monte y esta actividad para nosotros es más que un deporte: es ir en grupo, charlar, disfrutar de la naturaleza, tomarte una cerveza al final… así que quisimos crear un espacio donde se pudieran hacer todas esas cosas tranquilamente. Es una nave dentro de una nave. Lo primero que teníamos que controlar era el aforo y garantizar las distancias de seguridad, así que en la web abrimos un sistema de reservas para registrarte, reservar hora y realizar el pago, así nos aseguramos de que no se nos colapse la recepción. Ahí ya realizamos una primera criba. A partir de ahí fraccionamos las entradas por franjas horarias. Antes con una entrada de tarde podías estar de 16 horas a 22 horas. Ahora no se podrán estar más de dos horas, que es el tiempo que calculamos para un buen entrenamiento. Hemos de controlar el aforo para que la gente pueda disfrutar con total seguridad. Luego puedes coger algo en el bar e irte a la terraza tranquilamente a tomarlo, ahí no hay límite de tiempo porque es un espacio abierto. No estarán abiertos los vestuarios ni las duchas, la gente ha de venir preparada de casa. Extremaremos las medidas de higiene y desinfección que correrán a cargo de una empresa especializada. Tendremos un control de temperatura con láser a la entrada, dispensadores de hidrogel y seguiremos pensando por si se nos ocurre alguna medida más que podamos incorporar para garantizar la seguridad y dar confianza al cliente.

“Ahora la gente valora mucho la salud y el deporte, son conscientes de su importancia y quieren volver rápidamente a sus rutinas, a recuperar sensaciones. Creo que esta crisis no va a ser muy grave para nuestro sector”

-La crisis financiera de 2008 puso a prueba la solidez y la flexibilidad de las empresas para poder seguir adelante. ¿Cree que estamos ante un escenario similar? ¿Servirán las mismas fórmulas que se emplearon entonces?
-A mí aquella crisis me pilló como trabajador por cuenta ajena, así que la viví como cualquier otro currante. Para mí esta situación es totalmente nueva porque tenemos una empresa y acabamos de abrir. No obstante, creo que para nuestro sector no va a ser muy grave. Ahora la gente valora mucho la salud y el deporte, son conscientes de su importancia y rápido quieren volver a sus rutinas, a tener sensaciones. Sí creo que esta crisis va a ser peor que la de 2008 para el turismo y los servicios. Asturias y España en general, viven del turismo y ahí lo vamos a tener complicado.

One Move, espacio deportivo en Gijón
One Move / Foto: Víctor Benito

-¿Por dónde cree que pueden surgir las nuevas oportunidades?
-A nivel general no lo sé. En nuestro caso, después de ese primer momento en el que vimos que el parón no iba a ser para quince días, nos lo tomamos como una oportunidad. El Covid-19 nos ha ayudado a ser más eficaces, seguros, buscar la parte positiva de las situaciones y con eso nos queremos quedar. Somos escaladores y tenemos una filosofía de vida. Nos encantan los retos, los objetivos, pero valoramos mucho el camino porque siempre supone aprendizaje. Creemos que eso es lo más importante. Contamos con gente que nos apoya y eso nos hace ser positivos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí