Empresarios, protagonistas en el Parque

0
37
Parque Empresarial de Argame / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

La mejor forma de conocer un polígono es saber qué piensan quienes trabajan a diario en el mismo. Los empresarios son el alma y el motor de espacios industriales como Argame.

En el Parque de Argame son muchos los sectores que se encuentran representados. El directorio de empresas que da la bienvenida a los visitantes permite conocer la variedad de iniciativas y proyectos que aquí se desarrollan. Automoción, hostelería, telecomunicaciones, electromecánica, construcción… todos contribuyen a enriquecer esta zona industrial. Cada uno de ellos aporta una perspectiva diferente de un mismo espacio.

Juan Andrés González Martínez, Gestión Electromecánica Industrial
Foto: Fusión Asturias

Juan Andrés González Martínez

Gestión Electromecánica Industrial

Juan Andrés lleva la administración de Gestión Electromecánica Industrial (GEI). La empresa ubicada en Argame desde 2015 se encarga del diseño y fabricación de bienes de equipo. “Somos inventores de máquinas que la industria demanda y que no es posible encontrar en el mercado. Atendemos a empresas que, por ejemplo, tienen un proceso de producción y necesitan mecanizarlo. Dentro de eso tenemos diferentes disciplinas: caldererías, soldadura, robótica, mecanizados y automatización”, explica Juan Andrés.

El precio del suelo fue la baza principal que animó a esta compañía a instalarse en el área empresarial, aunque no fue la única. “También nos gustó el lugar donde estaba ubicado, cerca de todos los polígonos industriales del centro: Olloniego, Baíña, Silvota, Espíritu Santo, Asipo, con una salida muy rápida a enlaces en la autopista que nos permiten llegar muy rápido a otros puntos”. Ahora, el representante de la empresa también incluye otra cuestión que, aunque no fue definitoria a la hora de tomar la decisión, es de agradecer: “hablamos de las vistas que hay aquí y que no encuentras en otro sitio. Es algo que a diario llama la atención de quienes nos vienen a visitar. Además tenemos la suerte de que al estar en primera línea de polígono, enfrente solo tenemos la montaña y el pueblo”.

“La idea de incluir en el área alguna zona deportiva nos parece interesante porque al final pasamos mucho tiempo aquí”

Desde la empresa se encuentran satisfechos con los servicios que ofrece el polígono, valoran positivamente la seguridad, el servicio de bedel, etc. aunque apuntan un inconveniente en el acceso al mismo. “Han puesto unos portones que limitan bastante el paso a vehículos de transporte especial. Nosotros en alguna ocasión tenemos transportes de este tipo. Todavía no se ha dado el caso pero hemos estado en el límite de las medidas necesarias y si algún día tenemos que enviar una pieza de mayor tamaño estará complicado y habrá que echar abajo los postes”.

Como sugerencia que enriquecería el área está la de incluir alguna zona deportiva donde poder practicar y relajarse en momentos de ocio, “esta idea la había planteado el Ayuntamiento al principio y es interesante porque al final pasamos mucho tiempo aquí”.

GEI trabaja principalmente para un mercado regional, aunque próximamente tiene previsto ampliar su rango en materia nacional e incluso apuntar a otros destinos europeos. La empresa tecnológica tiene a veinticinco personas en plantilla. Para el administrador de esta compañía, la clave para generar un tejido industrial que no sea fácil de deslocalizar reside en apostar por la pequeña y mediana empresa. “Hay mucha gente en Asturias que está muy preparada y se podrían estar creando empresas de tipo tecnológico como la nuestra que pudieran exportar y crear producto. Sería necesario que a través de organismos como el Idepa se crease un Observatorio de estas empresas desde el cual recibieran apoyos, de momento somos invisibles para este organismo. Y cuando eres una empresa de base tecnológica empezar es muy duro”.


María Jesús Fernández, Artes Gráficas Vallobín
Foto: Fusión Asturias

María Jesús Fernández

Artes Gráficas Vallobín

La de María Jesús Fernández es una empresa familiar. Trabaja con su madre y su hermana, ahora que su padre dejó el negocio por jubilación. Ellos fueron de las primeros en instalarse en el polígono de Morcín donde ya han cumplido diez años, “anteriormente estábamos en un local en Vallobín, en la calle Antonio Maura, pero a raíz de la peatonalización de la calle empezamos a tener muchos problemas y nos decidimos por el polígono”. Para la empresaria el cambio de ubicación supuso alguna pérdida en cosas menudas, como el servicio de fotocopias o la venta cara al público, pero aportó muchas ventajas como “un mejor aparcamiento, y estamos muy bien comunicados. Desde aquí al centro de Oviedo tardo prácticamente lo mismo que desde la calle donde estábamos”.

su nave en Argame salen principalmente artículos de papelería (etiquetas, carteles, tarjetas, pegatinas…), aunque desde hace algo más de un año también incluyen trabajos en serigrafía. Una vez terminado el producto son ellas mismas las que se encargan de la distribución a diferentes destinos del Principado. “Gran parte de nuestros clientes están en Oviedo, pero también trabajamos en Gijón, Avilés, Luarca, Grado… Aquí estamos contentas por la comodidad que supone que la furgoneta pueda entrar en la nave y realizar fácilmente la carga y descarga. No tienes los problemas que se plantean en una ciudad”.

“Estamos contentas por la comodidad que supone estar aquí. No tienes los problemas que se plantean en una ciudad”

Como ocurre en la mayoría de las pequeñas pymes en las cuales los trabajadores realizan un poco de todo, María Jesús se encarga del diseño pero también de otras partes del proceso: imprimir, cortar, repartir… Trabajo no falta y para ella lo principal es que el producto esté bien hecho “esto es algo que aprendimos de mi padre, que siempre fue muy perfeccionista. Aquí tenemos por norma que las cosas se hacen bien o mejor no se hacen”.

A la hora de opinar sobre el Parque, desde la empresa gráfica ubicada en la calle Peña Manteca, indican que habría que mejorar el control de los aparcamientos en el interior del área, “porque hay naves vacías y hay muchos coches y camiones que llevan años aparcados ahí sin moverse. También se podrían controlar algunas pequeñas cosas como, por ejemplo, el uso del agua. Sería sobre todo cuestiones de comportamiento cívico, porque la verdad es que como el polígono es pequeño tampoco hay problemas”.


Guillermo Vázquez, Ökodesign
Guillermo Vázquez / Foto: Ökodesign

Guillermo Vázquez

Ökodesign

Si realizamos la Ruta de la Plata en el Principado de Asturias o nos acercamos a la Cueva de El Cares podremos comprobar cómo trabaja la empresa Okodesign ya que ellos son los responsables de la señalización de esta milenaria ruta en la región y de la creación del museo sito en Cabrales. “Nosotros nos dedicamos al desarrollo de diseños y fabricación de sistemas y productos aplicados al medio ambiente tanto en arquitectura y equipamiento como señalización de espacios naturales”, explica Guillermo Vázquez. La empresa actúa en áreas y espacios protegidos, sendas de la naturaleza, patrimonio natural, cultural e histórico, rutas de senderismo y cicloturismo, etc. utilizando para sus proyectos materiales ecológicos y de mínimo impacto sobre el medioambiente.

“Hace unos meses hicimos un Centro de Interpretación del Clima en el pueblo de La Vid, en la comunidad de Castilla y León. En iniciativas como esta nos encargamos de todo, desde realizar el proyecto, el diseño de las salas, la señalización, el contenido… para esto también contamos con un equipo de historiadores”, comenta Vázquez.

“Argame responde a nuestro lema de trabajo:
Trabajamos en la naturaleza”

Realizan trabajos en otras comunidades españolas y la empresa tiene una homóloga en Alemania, a la que unen lazos familiares, pero su principal fuente de trabajo es Asturias “donde llevamos treinta años de trayectoria. Empezamos en el Parque Tecnológico de Asturias, en el CEEI, pero entonces la empresa tenía otro nombre. Luego nos trasladamos a Llanera, cerca del parque de bomberos de La Morgal, y hace diez años vinimos a Argame”, relata.

Interesados en ampliar espacios y dar un impulso a su actividad se fijaron en el polígono de Morcín, “nos gustó tanto por su cercanía para todos los trabajadores como porque el espacio respondía a lo que nosotros queríamos. Teníamos el río cerca y varias zonas verdes alrededor, cumplía con nuestro lema y modo de trabajo: Trabajamos en la naturaleza”.

El empresario afirma que están satisfechos desarrollando su actividad en Argame, una zona industrial con servicios que funcionan correctamente y en la que impera la tranquilidad. “El Parque tuvo unos años con baja actividad, varias empresas cerraron, pero ahora parece que empieza a recuperarse”.

Desde la empresa valoran muy positivamente una propuesta planteada con anterioridad por otro empresario del Parque, la creación de una senda verde que transcurriría tanto por el polígono como por sus alrededores. Y apuntan a la necesidad de aprovechar las zonas verdes del área y un mejor mantenimiento de las mismas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí