En Jarrio los empresarios tienen la palabra

0
169
Vista del área de Río Pinto desde una carretera cercana
Vista del área desde una carretera cercana / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

María Jesús Pulido y Luis Fernando Riera, empresarios de la Lavandería Industrial y Tintorería Cliastur
María Jesús Pulido y Luis Fernando Riera, empresarios de la Lavandería Industrial y Tintorería Cliastur / Foto: Fusión Asturias

María Jesús Pulido y Luis Fernando Riera
Empresarios de lavandería

Reconocen que para parte de sus clientes como hoteles o empresas su ubicación es perfecta, pero para los particulares que quieren contar con sus servicios, están un poco alejados. María Jesús Pulido y Luis Fernando Riera llevan dos años a cargo de la Lavandería Industrial y Tintorería Cliastur. “La empresa ya estaba creada -dice María Jesús- pero nosotros la cogimos y desde un inicio quisimos dar una nueva imagen. Más que nada trabajamos para hoteles, restaurantes, campings, casas rurales y algún particular. Nuestro trabajo consiste en lavar la ropa, secarla, plancharla y entregarla al cliente”.
Como ella misma reconoce, su primer año de vida les sirvió para coger experiencia y ver qué deberían cambiar para dar un mejor servicio y de mayor calidad, algo que ya están ofreciendo en este segundo año en el área empresarial.
Desde el polígono de Río Pinto, Cliastur ofrece sus servicios a clientes que se distribuyen en una franja geográfica que va desde Pravia hasta Barreiros, en Galicia. Con el paso del tiempo, no descartan seguir abarcando más territorio ya que su ubicación les permite acceder a clientes de Asturias y también de Galicia.
En el terreno de las mejoras que debería acometer Río Pinto existe una demanda bastante común entre los empresarios del polígono y que para Luis Fernando es vital. “La entrada del polígono tendría que estar mejor señalizada -reconoce-. Es cierto que hay un cartel muy grande en el acceso pero no está actualizado, con lo cual los clientes no encuentran fácilmente las parcelas o las naves que buscan”.

Luis Miguel Sánchez, empresario de Neumáticos Miñor
Luis Miguel Sánchez, empresario de Neumáticos Miñor / Foto: Fusión Asturias

Luis Miguel Sánchez
Empresario de neumáticos y mecánica integral del automóvil y vehículos industriales

Para Luis Miguel Sánchez lo peor que le puede ocurrir a un polígono industrial es que se estanque y no siga creciendo, pero apunta que Río Pinto ya es un área consolidada, con bastante industria y esto favorece a negocios como el suyo. Neumáticos Miñor lleva en el polígono doce años y a lo largo de su trayectoria empresarial ha comprobado que diversificar su oferta ha sido una de las claves para mantenerse y dar un buen servicio a sus clientes. “Siempre hemos sido especialistas en neumáticos y hemos pertenecido a varios grupos de diferentes marcas -comenta Luis Miguel-. Pero ahora damos un servicio más completo con la mecánica del automóvil e incluso de vehículo industrial. Tenemos dos talleres móviles para atender a tractores agrícolas en su propio domicilio o vehículos que están trabajando fuera. Algo que ofrecemos desde siempre y que los clientes valoran mucho es el servicio 24 horas para los profesionales. Mantener un negocio como este solo con el tema de los neumáticos no es viable, hay que diversificar para poder continuar”.
Para un negocio de automoción es de vital importancia la ubicación ya que los camiones necesitan de un taller al que sea fácil acceder y que disponga de amplios espacios para las maniobras y el estacionamiento. En este sentido Río Pinto es perfecto. Aunque Sánchez también reconoce que lo que es bueno para los clientes profesionales, no lo es tanto para los particulares que están apartados del núcleo urbano. “Este no es un polígono comercial sino que es más bien de empresas profesionales que no trabajan de cara al público. Ahora empieza a haber alguno más y esto se nota en la afluencia de usuarios”. Junto con el resto de empresarios coincide en la necesidad de instalar a la entrada del polígono un cartel actualizado en el que se ubiquen todas las empresas. Aunque reconoce que se ha avanzado en este terreno, Luis Miguel añade la petición de instalar un sistema de vigilancia que mejore el existente.
En cuanto al futuro del sector, Neumáticos Miñor prevé que la llegada de los coches eléctricos supondrá un cambio muy grande. “Todos los que trabajamos aquí estamos mentalizados de que tenemos que ser una empresa muy flexible para poder adaptarnos a las necesidades que haya”.

Manuel Cancio, empresario de Borda Print
Manuel Cancio, empresario de Borda Print / Foto: Fusión Asturias

Manuel Cancio
Empresario de personalización textil y reclamo publicitario

Tras pasar más de veinte años en el sector, Manuel Cancio decidió hace siete trasladarse a Río Pinto. Encontró en el polígono la ubicación ideal ya que tal y como asegura, “además de estar muy cerca de la autovía la situación geográfica es muy buena. En el Occidente de Asturias es el mejor polígono que hay hoy por hoy”.
En su empresa, Borda Print, realizan todo tipo de personalización textil y reclamo publicitario y según reconoce Manuel, han ido ampliando el negocio en la medida en que sus clientes han ido demandando otro tipo de productos o acabados en las prendas. “El sector no ha evolucionado mucho salvo en ciertas técnicas como la sublimación, el vinilo textil de impresión o cosas similares -añade el empresario-. Las máquinas suelen ser básicamente iguales que hace años, lo único que cambia es que tienen mayor tecnología. Por ejemplo, la de bordar es la misma de hace veinte años, lo único es que la han informatizado”. Actualmente poseen dos máquinas industriales de bordar de doce y cuatro cabezas además de maquinaria para sublimación, vinilo de impresión textil, serigrafía y algo de tampografía.
En cuanto al polígono, Manuel afirma que ha ido evolucionando y cambiando con el paso de los años y que no se le puede pedir mucho más. “Al principio teníamos una demanda importante para nosotros que era una buena conexión a Internet porque la que teníamos era muy mala. Se subsanó poniendo fibra y ahora ya no tenemos esos problemas. La verdad es que el polígono está bastante bien conservado y hay un buen servicio. Lo que sí faltaría sería un mapa a la entrada del área con la ubicación de las empresas, porque el tema de la numeración de las naves es un poco caótica y a la gente que viene, muchas veces, le cuesta encontrar el sitio al que va”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí