Pablo García Vigón. Presidente del Polígono Industrial de Silvota

0
53
Pablo García Vigón, Presidente del Polígono Industrial de Silvota
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Las nuevas obras de rehabilitación del polígono se suman a otros proyectos en los que Asemposil lleva ya tiempo trabajando, como un nuevo centro de empresas. La Asociación, que acaba de cumplir veinticinco años, tiene muchas ideas para el futuro.

-Gracias a las obras previstas, ¿podremos hablar de un antes y un después de Silvota?
-Sí. La finalización está prevista para diciembre de 2010, pero vamos a pensar que las obras siempre se retrasan un poco y hay que contar con un margen de cinco o seis meses por si acaso. Pero desde luego en el primer semestre de 2011 tendremos un Silvota con un lavado de cara importante.
-El nuevo centro de empresas está muy avanzado.
-En principio nuestro calendario de ejecución dice que para finales de junio estará finalizado, y estamos haciendo todo lo posible para que esto se cumpla. En cualquier caso, nunca podríamos ir más allá de septiembre, porque no queremos perder el curso de la guardería.
-La guardería es lo más destacado, pero ¿qué más van a encontrar los vecinos de Silvota en este centro?
-La asociación se va a ubicar en este edificio, ya que ahora mismo no tiene local propio. Además de la propia oficina de la asociación va a haber un salón de actos, no demasiado grande, para cuarenta o cincuenta personas, que suele ser la asistencia media a nuestras asambleas. Tendrá todas las tecnologías, como un sistema de videoconferencia, que es algo que ya se nos demandaba y que va a estar al servicio de todos los asociados.
Además, habrá cinco locales comerciales, y estamos siendo muy escrupulosos a la hora de decidir qué tipo de servicios se van a instalar. Estamos dando prioridad a las actividades que aporten un valor añadido al polígono, en su día se hablaba de una oficina bancaria, una de alquiler de vehículos, una farmacia, una agencia de viajes orientada a los viajes de negocios, una mutua para que sea ágil el trasiego de la gente para hacer revisiones o tramitar los partes de accidente… está todo por determinar. Ideas hay muchas, pero los locales son limitados. Tengamos en cuenta que es un edificio ubicado en una parcela de quinientos metros cuadrados. También habrá un garaje, al que vamos a dar el máximo aprovechamiento posible. Nos cabe la asociación, un salón de asambleas multimedia, una guardería y cinco bajos comerciales. Yo creo que es bastante.

«Teníamos muy claro que la guardería era muy demandada y tenía que instalarse en el polígono sí o sí”

-La guardería es la segunda de Asturias que se instala en un polígono.
-Sí, aunque es la primera que se hace como iniciativa de una asociación sin ánimo de lucro, porque la otra parte de una iniciativa privada. Una vez que tuvimos la parcela para el edificio y la financiación, fue todo bastante rodado, porque teníamos muy claro que la guardería infantil era muy demandada y tenía que estar sí o sí. Una planta entera está dedicada a eso, doscientos cincuenta y tres metros cuadrados, en los cuales hay un patio cubierto de ciento dos metros, que ya es un espacio de juegos importante.
-¿Qué le falta a Silvota para ser un polígono modélico?
-Bueno, tenemos otra cosa que yo creo que es otro de los logros de la asociación: el transporte colectivo. No es que su uso sea multitudinario, pero nadie puede decir que para venir a Silvota tiene que usar obligatoriamente el coche. Hay un sistema de transporte público, con unos costes optimizados y que funciona bastante bien.

“En el nuevo centro de empresas habrá cinco locales comerciales que aportarán un valor añadido al polígono”

Entonces, solucionadas las infraestructuras, el transporte y el centro de servicios, ¿qué nos queda? Pues una asignatura que está ahí desde hace muchos años, que es culminar el proceso de recepción. El polígono sigue estando bien gestionado por los empresarios, a mi humilde entender, pero hay una cierta irregularidad en cuanto a la competencia, porque no son los empresarios los que deben recoger las basuras, ni segar el prado, ni limpiar las calles. Podemos hacerlo, pero no es nuestra competencia. Eso debe hacerlo el Ayuntamiento, o debe regularse a través de un convenio de gestión mixta. En el año 2011, cuando acabemos las obras y tengamos el polígono rematado, hablaremos. Ya estamos trabajando en la configuración jurídica de todo eso, no vamos a llegar a 2011 e improvisar, tanto nuestro gabinete jurídico como el del Ayuntamiento están trabajando en el modelo de gestión de Silvota. Además creo que va a ser algo pionero, porque en los polígonos tenemos básicamente dos modelos: el público, que es gestionado por el Ayuntamiento, y otro que en realidad es una ausencia de modelo, porque las cosas se hacen entre todos y nadie sabe quién las gestiona. Éste es un tercer modelo, en el cual va a ser competencia municipal pero podrá ser gestionado a través de un convenio de gestión mixta. El Ayuntamiento tiene la responsabilidad de mantenerlo y los empresarios de aportar veinticinco años de experiencia. Metemos todo eso en la batidora, le damos al botón y saldrá algo totalmente novedoso que creo que supondrá una innovación jurídica. Pienso que de Silvota saldrá un modelo exportable a polígonos de tamaño medio o grande.
-El nivel de participación en Asemposil es muy grande.
-La asociación no podría existir sin los más de doscientos veinte socios que nos apoyan, que es el cien por cien de las parcelas. En Silvota hay censadas trescientas cincuenta empresas, pero es que en algunas parcelas hay varias empresas. Como nosotros suministramos los servicios públicos exigimos que haya al menos una asociación por parcela, y eso se cumple al 100%.

Veinticinco años de AsemposilEl pasado mes de febrero, la Asociación de Empresarios del Polígono de Silvota celebró su 25 aniversario, como asociación sin ánimo de lucro al servicio de las empresas ubicadas en el polígono.

Por ello se han elaborado una serie de actividades que ponen de manifiesto la labor realizada por la asociación durante todo este tiempo, haciendo notar a la vez los beneficios y oportunidades que ofrece el asociacionismo en las áreas industriales.
En su página web www.asemposil.com se puede consultar la agenda completa de actos, entre los que destaca un emotivo encuentro entre los Presidentes que han estado al frente de Asemposil, para hacer un repaso de las diferentes épocas por las que ha pasado la asociación. También la edición especial de una revista en la que se recoge no sólo la historia de la asociación sino el testimonio de quienes la fundaron y de otras organizaciones empresariales similares.
Asemposil cumple sus bodas de plata en perfectas condiciones, con un listado de proyectos que aseguran su buena salud: el nuevo Centro de Servicios, que proporcionará un equipamiento común a empresarios y trabajadores; la nueva guardería infantil, que facilitará la conciliación laboral y personal; o el Plan de Mejora Viaria, que desembocará en la recepción del polígono por parte del Ayuntamiento de Llanera mediante la creación de un Ente de Conservación, una reivindicación histórica de todos los asociados.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí