Trabajo continuo. Pablo García Vigón. Presidente de ASEMPOSIL.

0
134
Pablo García Vigón. Presidente de ASEMPOSIL.
[Total:0    Promedio:0/5]

Con un prestigio ganado durante sus más de veinticinco años de trabajo, la Asociación de Empresarios de Silvota recoge ahora los frutos de su trabajo, con una renovación integral de las infraestructuras del polígono. Sin embargo no se paran ahí: entre sus muchos proyectos para el futuro se encuentra la propuesta de una figura de gestión novedosa, que se espera poner en marcha una vez recepcionado el polígono.

Pablo García Vigón. Presidente de ASEMPOSIL.
Foto: Fusión Asturias
-Por fin se inauguran las obras del polígono. ¿Es la culminación de un proyecto largamente esperado?
-Sí, y no sólo en lo que se refiere a mi etapa como presidente, sino que son muchos años hablando de la renovación del polígono. Aquí se incluyen muchas cosas que no se ven, como la renovación de la red de agua, la red eléctrica, el sistema de iluminación; pero también lo más vistoso, que es la renovación de los asfaltados, nueva señalización, creación de glorietas para eliminar los cruces… El polígono nos ha quedado como nuevo.
-El Ayuntamiento de Llanera se ha comprometido a recepcionar el polígono, una vez terminadas las obras. ¿En qué estado se encuentra este proceso?
-Hay que esperar a la segunda fase de obras, que se licitará próximamente. Lo que se sabe es que está firmado, por parte del Ayuntamiento, SEPES y la Consejería de Infraestructuras y Transportes, que una vez acabadas las obras la gestión del polígono debería ser municipal en cuanto al mantenimiento de infraestructuras. También es cierto que la Asociación ha propuesto al Ayuntamiento que se aproveche nuestra experiencia de veinticinco años, y se pueda mantener nuestra gestión en una especie de seudoprivatización, con ASEMPOSIL como entidad colaboradora de la administración.
-ASEMPOSIL cuenta con unas de las mejores cifras de Asturias en cuanto a asociacionismo. ¿Hasta qué punto ha influido el nivel de implicación de los asociados para poder conseguir esta reforma?
-La implicación es total y sin ella, lógicamente, no tendríamos la representatividad que nos permite hacer la presión necesaria para que este tipo de obra se realice. Tenemos una asociación fuerte, dinámica y representativa, que engloba a una cantidad importante de empresarios. Aunque tampoco creo que Silvota, en sí mismo, necesite hacer demasiada presión, porque es un motor industrial importante en Asturias.

“Pretendemos convertir a la Asociación en entidad colaboradora, para que el Ayuntamiento de Llanera nos ceda la gestión de sus servicios. Es algo pionero en Asturias”

-Aquí se han conseguido logros envidiables, y Silvota se ha convertido en un polígono de referencia en Asturias. ¿Cómo se consigue todo eso?
-La clave es la constancia. Llevamos trabajando veinticinco años ininterrumpidos, desde unos inicios en los que el polígono no tenía ni agua. Gracias a este trabajo hemos ido ganando un prestigio, y yo creo que ASEMPOSIL es probablemente la asociación más dinámica a nivel de polígonos industriales. Hay que tener en cuenta que ASEMPOSIL suministra agua, paga la luz de alumbrado público, recoge la basura, mantiene los jardines, limpia los viales… hace absolutamente todo. Y es ese trabajo lo que nos ha dado una proximidad al empresario y un prestigio importante a nivel institucional, que nos ha permitido a su vez poder plantear nuestras necesidades
-Gracias a esta experiencia se propone un modelo de gestión que sería pionero. ¿En qué consiste?
-Pretendemos convertir a la Asociación en entidad colaboradora, para que el Ayuntamiento de Llanera reconozca que estamos ahí, y nos ceda la gestión de sus servicios. Desde luego es algo pionero en Asturias, desconozco en España si hay algún caso similar. Lo más habitual es la creación de entidades de conservación, pero que se le cedan estas atribuciones a una asociación es novedoso y funciona, porque lo hacemos bien y barato. Creo que es una fórmula que puede funcionar siempre y cuando la asociación tenga vías de financiación más allá de las cuotas de los empresarios, gestionando algún tipo de servicio como el agua o la recogida de basuras. Hay que tener en cuenta que ahora ASEMPOSIL gestiona sus ingresos con gran eficiencia y eficacia, porque son recursos muy limitados y a cambio presta unos servicios de calidad muy aceptable.
-¿Por donde pasa el futuro de ASEMPOSIL?
-El 24 de mayo fue la inauguración de las nuevas infraestructuras, pero nosotros llevamos ya tiempo trabajando en otras cosas, como crear todo el diseño jurídico y funcional de esa colaboración con el ayuntamiento para seguir gestionando el polígono. También hemos presentado el proyecto de un centro de transportes, que consideramos algo fundamental aquí, y hay una parcela disponible para ello. Otro proyecto es crear un área recreativa, instalaciones deportivas… Tenemos un documento con diez propuestas que marcan nuestras líneas de trabajo para los próximos cuatro años.

AREAS. Nueva Federación de Areas Industriales
Polígono Industrial de Silvota
Polígono Industrial de Silvota. /Foto: Fusión Asturias
Pablo G. Vigón también ostenta la presidencia de la nueva Federación de Areas Industriales, AREAS. Una asociación recientemente creada, que poco a poco y con paso firme busca su hueco en el panorama asturiano.

-¿Con qué objetivos nace AREAS y cuál es el papel de ASEMPOSIL en la asociación?
-ASEMPOSIL participa en AREAS como uno más, simplemente a la hora de configurar la junta directiva se pensó en que el representante de Silvota ostentase la presidencia. Lo único que pretendemos hacer en AREAS, y por eso nace, es un foro de intercambio de experiencias. Como polígono pensamos que tenemos una serie de experiencias acumuladas que pueden ser muy interesantes, y por eso hemos entrado ahí, para ofrecer nuestra ayuda a quien la necesite, y también para aprender de otros sitios donde han avanzado en terrenos distintos. La vocación es aunar y representar a áreas industriales con necesidades concretas.
-¿Cuál es la importancia de contar con una asociación tan especializada?
-Yo creo que estas asociaciones, o federaciones en este caso, orientadas muy exclusivamente a las necesidades de las áreas industriales, dan respuesta a lo que no la tiene desde otro tipo de asociaciones. Nosotros no nos vamos a dedicar a hablar de la economía regional, ni a hacer macro estudios sobre la situación de tal sector. Nosotros vamos a compartir experiencias y focalizar nuestro trabajo en los problemas comunes, porque son los mismos en un porcentaje muy elevado: vigilancia, gestión de residuos, creación de guarderías, creación de centros de servicios, mantenimiento de jardines y viales…

“La acogida de la gente está siendo buena porque ven que apostamos por resolver problemas concretos dando la cara”

-AREAS ha empezado de forma muy discreta, pero su número de asociados va creciendo.
-AREAS nace con la vocación de “arremangarse” y trabajar. Por eso no ha tenido una gran repercusión pública, porque no pretende ser ningún lobby de presión ni convertirse en nada espectacular desde el punto mediático. Esto está creciendo porque la gente está viendo que apostamos por resolver problemas concretos, y además dando la cara: si hay que ir a ver a un concejal, a un alcalde, a un consejero, se va. Y si además se ayuda a resolver expedientes de subvenciones, se tutela todo el proceso, se presta servicios de secretaría, se da instrucciones concretas de cómo hay que hacer las cosas, la gente se da cuenta de que es un sistema que funciona. Así que la acogida está siendo bastante buena. En cualquier caso, no queremos ser agresivos con este tema, hay otra federación en Asturias que no tenemos intención de obviar, y nuestro objetivo no es tener un enfrentamiento con nadie. Cada uno tiene su forma de hacer las cosas, y nosotros sólo somos una opción.
-¿Qué actuaciones concretas se plantean desde AREAS?
-Estamos muy centrados en ir solucionando los problemas del día a día. Como actuaciones más concretas, queremos desarrollar una serie de foros y encuentros entre áreas empresariales, para ir intercambiando experiencias sobre diversos temas: videovigilancia, instalación de centros de servicios, mantenimiento de infraestructuras…
-¿Quién compone la federación?
-Ahora mismo somos quince socios, aunque próximamente creo que ese número se va a ampliar. Simplemente nuestra puerta está abierta, y no vamos a perseguir a nadie para que entre aquí, porque entendemos que la idea es de por sí atractiva, y el que esté interesado en colaborar puede hacerlo, porque además no va a tener ningún coste distinto al que tenía estar en la otra federación. Y tampoco queremos comprometer a nadie, esto es algo libre, el que quiera estar que esté, y el que no, pues no pasa nada. Nosotros vamos a seguir trabajando en la misma línea.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí