Morcín despega

0
190
Embalse de Los Alfilorios (Morcín)
Embalse de Los Alfilorios / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Morcín está a caballo entre dos mundos diferentes. Por un lado, ante los ojos del visitante aparecen pequeñas aldeas diseminadas, huertas y tierras para el ganado que configuran un paisaje rural y tradicional. Por el otro, un flamante Parque Empresarial que ha supuesto el empujón definitivo para la modernización del concejo, y núcleos más poblados que crecen mirando hacia la zona centro de Asturias.

Muchos han sido los cambios que ha experimentado Morcín en los últimos tiempos, y casi todos se resumen en una sola palabra: Argame. El Parque Empresarial asentado en esta población morciniega ha resultado ser un éxito esperado. Para su construcción, de iniciativa municipal, se han utilizado unos terrenos que parecían baldíos, pero que ya están dando sus frutos en la economía y el empleo del concejo.
De la mano de este Parque Empresarial de Argame, se termina de afianzar un cambio que parecía imposible tras una fuerte reconversión minera, con el cierre de casi todos los pozos de la zona. Hoy en día, Morcín se muestra como un concejo orgulloso de sus tradiciones, que además ha sabido mantener una población estable cuando otros concejos, con una historia parecida, no han tenido tanta fortuna. El secreto está a la vista de todos: su posición estratégica, a un paso de Oviedo y Mieres, y una combinación de estética rural dotada de los servicios más modernos, han animado a muchas parejas jóvenes a escoger el municipio como lugar de residencia. A favor juegan también los precios asequibles de las nuevas viviendas, principalmente en la capital del concejo, Santa Eulalia, y los empleos generados por la creciente actividad empresarial.

Con sabor a queso

En el concejo se desarrollan múltiples iniciativas repartidas a lo largo del año, entre las que destacan las relacionadas con la gastronomía, puesto que un producto local cuenta con su propia Denominación de Origen: el queso de Afuega’l Pitu. Es una pequeña joya gastronómica a la que se dedica un certamen cada mes de enero. También en este mes se celebran las fiestas de San Antón en La Foz de Morcín y las jornadas celebradas por la Cofradía de los Amigos de los Nabos. Otro evento quesero de gran importancia es la Feria de los Quesos Artesanos de Asturias, que se celebra en otoño y está organizada por la Hermandad de la Probe.
Para potenciar este producto, se espera también por la puesta en marcha del nuevo Museo de la Lechería, también en La Foz. Está instalado en los antiguos cargaderos de carbón y, tras las obras dirigidas por el arquitecto Félix Gordillo, albergará una colección de más de mil piezas y objetos relacionados con el sector lácteo.

Turismo a un paso del centro

Esta vertiente residencial y emprendedora se combina con diferentes proyectos que buscan sacar partido de los atractivos turísticos del concejo. No en vano Morcín cuenta con 50 km2 de territorio, donde hay mucho que hacer.
Los atractivos creados por el hombre se combinan con un espectacular patrimonio natural. Morcín crece al abrigo del Monsacro, una preciosa mole caliza que atrae a numerosos visitantes cada año, tanto por su valor paisajístico como por su simbología religiosa y mística. Muy cerca de la cumbre se encuentran dos ermitas de origen templario, dedicadas respectivamente a Santiago y a la Madalena, catalogadas como Monumento Histórico Artístico. Son lugares de tintes mágicos para la cristiandad, ya que se cuenta que durante la invasión musulmana sirvieron de refugio para las Santas Reliquias, que hoy se pueden visitar en la catedral ovetense. Para facilitar las visitas a este enclave, hace ya tiempo que el Ayuntamiento baraja un proyecto arriesgado: la construcción de un teleférico que uniría las zonas altas y bajas del municipio. Si se consigue llevar a cabo, sería un espaldarazo para el turismo del concejo.
Mientras tanto, el Monsacro cuenta actualmente con tres accesos peatonales, que utilizan tanto los amantes del senderismo como los peregrinos que acuden a las dos romerías anuales, los días 25 de julio y 15 de agosto. La altura máxima del Pico Monsacro o Pico Romiru (1.054 m.) hace que el paseo merezca la pena: en un día despejado se puede incluso atisbar el mar, en unas vistas espectaculares. Desde allí se aprecia también el embalse de Alfilorios, en la parroquia de Peñerudes. Es una fuente de abastecimiento de agua para la cercana urbe de Oviedo, y un paraje de gran belleza al que también se está prestando atención como recurso turístico. Cuenta con una pequeña área recreativa, y con una senda de casi siete kilómetros que transcurre por el perímetro del embalse. El lugar contará en breve con una nueva infraestructura, ya que en sus alrededores se está rehabilitando el Caserón de La Piñera, un edificio emblemático que se convertirá en hotel. Potenciando iniciativas como ésta, Morcín asegura la preservación de un territorio rico en paisaje y tradiciones, así como el futuro de una población que busca vivir en un entorno natural sin renunciar a las ventajas y comodidades propias de estos tiempos. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí