Club de Vela Aguas del Navia

0
84
Club de Vela Aguas del Navia
Club de Vela Aguas del Navia / Foto cedida por Club Aguas del Navia
[Total:0    Promedio:0/5]

Deportivamente hablando son los bebés del concejo. El club apenas lleva cinco años en activo, pero gracias a él son ya muchos los niños que han podido disfrutar de la vela en la ría naviega.


José Manuel González pertenece a una familia muy vinculada con la mar, y en particular a Puerto de Vega, un precioso pueblo de pescadores que se halla a tan solo ocho kilómetros de la capital del concejo. Por eso cuando surgió la idea de crear un club de vela encontró un gran apoyo en su entorno más próximo. Y es que realmente ‘Aguas del Navia’ es un colectivo muy familiar cuyo principal objetivo es que niños y jóvenes aprendan a navegar y experimenten las sensaciones que aportan el mar y la ría.
El club tiene su base de operaciones en el muelle de Navia, desde donde salen los pequeños botes que recorren la ría. «Es un entorno ideal para empezar -describe José Manuel- porque no ofrece dificultades, hay poco viento y corriente y está muy cercano el muelle». Para los que nunca han probado la experiencia el club ofrece los llamados ‘bautismos náuticos’, mediante los cuales jóvenes y adultos pueden navegar por primera vez, acompañados y de forma gratuita.
Aguas del Navia cuenta con cuatro optimist y un balandro, que mantienen una gran actividad durante el verano, especialmente en el mes de agosto. «Tenemos un grupo de aproximadamente quince niños a los que llevamos a navegar por las tardes. Lo planteamos como una iniciación, aunque algunos ya han venido en años anteriores». Apuntarse a esta actividad tiene un coste económico mínimo, sólo hay que abonar 20 euros destinados básicamente a costear una merienda y los trofeos y diplomas con los que agasajan a los chavales al final de la temporada. «Lo que buscamos es hacer cantera, no nos interesa la competición y lo único que organizamos son pequeñas regatas entre nosotros, porque se trata de vincularles al entorno del agua, al mundo de la vela y que experimenten las primeras sensaciones en el barco…».

El objetivo principal del Club es que niños y jóvenes aprendan a navegar y experimenten las sensaciones que aportan el mar y la ría.

José Manuel insiste en que –a diferencia de lo que suele pensarse- éste no es un deporte elitista. «Te puedes comprar un bote de segunda mano por el dinero que cuesta una bicicleta y con tener sitio en el muelle o en algún garaje donde guardarlo, lo tienes todo arreglado. Además se traslada muy fácilmente». A la hora de ponerse en marcha hay que tener una mínima preparación física «ya que en el barco las piernas, los brazos y la espalda trabajan mucho», y estar dispuesto a percibir las sensaciones que transmite el entorno. «Eso es lo más importante –recalca José-, hay que estar muy atento mentalmente a lo que ocurre a tu alrededor, estar concentrado y al mismo tiempo relajado para observar y sentir cómo te estás desplazando, percibir la fuerza del viento, ver la corriente, orientarte…».
El club desarrolla actividades durante todo el año, y la última fue en junio: un homenaje en Puerto de Vega a los habitantes y trabajadores de los faros de la comarca. Durante la jornada se entregaron los premios del concurso de dibujo sobre faros, y tras una comida tuvo lugar una charla coloquio abierta al público en el teatro-casino de la localidad. «Nos costó convencer a los fareros para que acudiesen a esta cita, pero contamos con la ayuda inestimable de José Ramón García del Museo Marítimo de Luanco para organizarlo. Al final resultó un encuentro muy bonito y familiar. Nos contaron sus experiencias y disfrutamos todos con el coloquio». También una vez al año desarrollan una jornada de convivencia con diferentes colectivos, y ya han disfrutado de la experiencia niños del hospital materno- infantil, jóvenes con problemas de audición y visión, niños saharauis…
Desde el club se llevan a cabo distintas iniciativas, como concursos de nudos, conferencias o la creación de un trivial náutico para los niños; y desde hace cuatro años un concurso de alimentación náutica ha servido para dar a conocer datos muy interesantes sobre la vida en alta mar en las diferentes épocas. En esta edición, la temática ha incidido sobre ‘las bebidas en la historia de la alimentación náutica’
El colectivo prepara ahora un estudio relacionado con la arqueología naval que reflexione sobre los comienzos de la navegación, y los primeros intentos del ser humano a la hora de ponerlos en práctica. Los barrios marineros de Puerto de Vega, las melodías de los pescadores o la cocina en pesqueros y veleros mercantes han sido algunos de los temas elegidos en anteriores ocasiones.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí