Noches de barrio

0
53
Ruta de los Vinos (Oviedo)
Ruta de los Vinos / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

El espíritu festivo de San Mateo llega a toda la ciudad. Se aprecia fácilmente en las terrazas que jalonan las zonas antiguas y modernas de Oviedo, atestadas de gente que quiere disfrutar de su barrio, más en estas fechas.

El ambiente es insuperable. Los barrios recuperan en estas fechas a vecinos que aprovechan San Mateo para volver a casa o relajarse en su entorno más cercano. Amigos de la infancia y familiares llegados de otros puntos buscan compartir experiencias y disfrutar, no sólo con lo que ofrece el programa mateíno, sino también con la oferta hostelera que encuentran en el barrio.
La urbe ovetense ha crecido enormemente durante los últimos años, propiciando la creación de nuevos espacios diseñados para mejorar la calidad de vida de sus habitantes: más zonas verdes, más servicios y comercio, buenas comunicaciones y espacio para aparcamiento. Son las ventajas que ofertan muchas de las zonas que actualmente soportan el desarrollo de la ciudad, y que se van dotando de una hostelería profesional y preparada para atender una demanda creciente. Algunas de estas zonas son de nueva creación, pero otras ya existían antes, con unas características diferentes que han ido cambiando y adaptándose a los cambios. El aspecto que presenta La Corredoria a día de hoy nada tiene que ver con sus orígenes, cuando era un área eminentemente rural. Ahora, con una cifra de habitantes que se cree que puede superar los 30.000 -aunque el número de empadronamientos es mucho menor-, es un barrio moderno y en expansión.

Los barrios ovetenses mejoran año a año la calidad de su oferta en hostelería y servicios.

Distribuida por toda La Corredoria se puede encontrar una buena oferta de hostelería, que permite tomarse una copa y una tapa tranquilamente. Aunque si lo que se prefiere es disfrutar de la bebida típica asturiana, la sidra, es posible recomendar uno de los locales de referencia: Las Caleyas, donde con el culín se puede pedir la carne a la piedra, especialidad de la casa. La Plaza Cuatro Caños es el núcleo que dio origen al barrio, y alrededor de él también es posible encontrar buenos negocios de restauración. Como recomendación antes de abandonar el barrio, probar las hamburguesas de carne de Puerta de Oviedo, con las que redimen a este producto tan malinterpretado nutricionalmente.
Teatinos es otro de los barrios que ha crecido mucho, convirtiéndose en una gran zona residencial, pero trabajando fuertemente para no perder la identidad de barrio. Ayuda mucho a esta tarea el espíritu emprendedor de sus habitantes y de los hosteleros que se han unido en varias ocasiones para ofrecer iniciativas de ocio. La Asociación de Vecinos Paulino Vicente de Campo de los Reyes organiza a finales de agosto unas fiestas populares que consiguen que el verano no pierda intensidad. Los locales mantienen la afluencia de público en septiembre, y las terrazas hacen más atractivas las noches en el barrio. Los locales de copas se concentran en mayor medida en las calles Puerto de Tarna y Puerto de San Isidro. Aquí también es posible disfrutar de una sabrosa gastronomía, gracias al arroz caldoso con bogavante o al cachopo XXL que ofrecen en La Quinta, y que por lo visto goza de un tamaño importante.

Son zonas con carácter propio y una buena alternativa para tapear y tomar una copa.

La Ruta del Vino es otro de los casos dignos de mención al listar las zonas de ocio ovetense. No es estrictamente un barrio, ya que se halla en pleno centro urbano, pero a menudo se menciona como tal porque a fuerza de promocionarse ha conseguido adquirir una identidad propia. En realidad, la zona se corresponde con el entorno de dos calles peatonales, Campoamor y Manuel Pedregal, pero la gran concentración de cafés, bares, restaurantes y hoteles en ellas hace que la ocupación sea alta y la oferta para todos los gustos. La costumbre manda tomar tapas o raciones con la consumición; algunas, como las tortillas de El Raspón, acaban acaparando el protagonismo, pero es mucha y muy variada la oferta de productos que se pueden encontrar en esta Ruta.
La Argañosa, El Cristo, El Fontán, La Tenderina, La Florida… son otras de las zonas que disfrutan de estos días con carácter propio, unas en pleno centro y otras más alejadas, permitiendo a sus habitantes apoyar el comercio local sin dejar de aprovechar las fiestas, potenciando el sentimiento de comunidad y disfrutando de la buena vecindad.Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí