19.1 C
Oviedo
domingo 14, abril 2024

Magia

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.8)


Hubo un tiempo donde los hombres estaban conectados a seres similares a ellos que habitaban las aguas. Se comunicaban a través del sonido, un sonido contagioso, femenino, que a los hombres atraía de una forma mágica. Un sonido que poco a poco les iba despertando partes de su mente hasta el momento desconocidas.

Los hombres comenzaron a hacerse muchas preguntas y los seres de las aguas alimentaron sus mentes. De su mano conocieron el sentido de la profundidad, lo que está detrás de lo que a primera vista percibimos.
Empezaron por hablar de aquello que les había unido desde el primer día, el Sonido. Les explicaron que era el origen de todo el Universo, principio y fin de todo cuanto existía. Era el motor que había puesto en marcha la Creación. Todas las formas de vida llevaban oculto el Sonido y a él regresaban con su propia nota y vibración cuando habían cumplido su labor.

Magia
Ilustración: @arabesko3

Toda la sustancia que los rodeaba era una amalgama de moléculas, de átomos que respondían a las leyes mágicas del Sonido. Por tanto, cada forma, cada vida, llevaba oculta dentro de sí el Sonido.
También el hombre antes de ser hombre fue Sonido. Escuchar desde el silencio el Sonido era escuchar dentro de uno al Creador. Y sentirlo, era sentirse uno con su creación, porque todo, absolutamente todo, estaba relacionado con el Sonido.

Los seres que habitaban las aguas, los seres del aire, los seres de la tierra y los seres del fuego estaban vinculados al Sonido Uno y a los hombres. Cada pensamiento que salía de la mente de un humano emitía un sonido y ése sonido era respondido desde algún lugar por uno de estos seres con energía. A mayor Sonido, más vibración y más energía. Esta era la clave de la creación.

El hombre, antes de ser hombre, fue Sonido. Escuchar desde el silencio el Sonido era escuchar dentro de uno al Creador. Y sentirlo, era sentirse uno con su creación, porque todo, absolutamente todo, estaba relacionado con el Sonido.

A veces ocurren cosas maravillosas -explicaban estos seres- a las que los humanos no les encuentran explicación, y lo llaman Magia. Magia es la Ciencia de la Creación y todo lo que nos rodea es resultado de una maravillosa obra mágica.
Pasó el tiempo y el hombre, en su afán por poseerlo todo, decidió desplazarse tierra adentro y abandonar el contacto con los seres que habitaban las aguas. Comenzaron las luchas por la posesión del espacio, por el poder del espacio, y con ello, las guerras y las muertes. El egoísmo, el odio y la violencia anidaron en sus corazones. Perdieron la necesidad del silencio y por tanto del Sonido, y los dos mundos se separaron.

Sus mentes quedaron limitadas. Perdieron la necesidad de conocer, de preguntarse por las cosas. Cerraron las puertas a la imaginación y al mundo de fantasía que los niños les transmitían, y procuraron que esa “fiebre” infantil fuese pasajera y se curase con la edad. Dejaron de lado su capacidad de admirar, de descubrir e investigar el origen de todo cuanto les rodeaba. Pasaron a vivir condicionados por las dificultades, llenos de prejuicios, y su vida se volvió monótona, vacía de sentido.
Desde entonces hay dos maneras de contemplar y vivir la vida, desde fuera, a través de lo que se percibe con los cinco sentidos y desde dentro, desde lo profundo, conectando con el Sonido, el Origen de todo, conectando con los seres del Agua, el Aire, la Tierra y el Fuego.

Dejaron de lado su capacidad de admirar, de descubrir e investigar el origen de todo cuanto les rodeaba. Pasaron a vivir condicionados por las dificultades, llenos de prejuicios, y su vida se volvió monótona, vacía de sentido.

Desde fuera, cada uno es tan sólo un espectador de la película que le ha tocado vivir. Desde dentro, uno puede conectar con el lugar donde se producen todas las cosas, donde se originan las causas de lo que luego vivimos. Por tanto, desde ahí tienes la capacidad para orientar tu vida. En ese lugar los sueños se convierten en realidad, las energías son vidas y las vidas criaturas poderosas que están a tu servicio. Desde este lugar se puede llegar a comprender los misterios de la creación y cada uno, si así lo desea, puede convertirse en creador, en dueño de su propia vida.

Porque la Magia está ahí, envolviéndolo todo, latiendo dentro y fuera al ritmo de una Mente poderosa que la hace posible y no detrás de un juego de ilusionismo con «truco» o un conjuro con pócima.
Conectar con la Magia es penetrar en un mundo maravilloso. Un mundo donde primero te sientes niño porque, como en los cuentos, todo te sorprende, todo puede ser posible y no encuentras límite a nada. Ves que todo lo que pasa por tu mente puede tomar forma gracias a un sinfín de criaturas que le dan vida y eso te hace sentirte como un “dios”, como un mago, pero al mismo tiempo te sientes pequeño y ves todo lo que aún te queda por aprender.

Los seres del Agua y todos los demás, las vidas que nunca abandonaron al hombre, permanecen pacientes esperando que este “mago en potencia”, el hombre, recupere el Sonido y con ello, despierte y vuelva a creer.

Y en este momento de cambio dimensional planetario, las vidas que forman parte de los Elementos están mas activas que nunca. Su labor es limpiar la naturaleza de toda la suciedad que el hombre vertió sobre la Madre Tierra y, con ello, mostrar al hombre todo el poder que existe en las vidas con las que al principio tenía un contacto, mantenía una relación, pero que se perdió por el egoísmo del hombre, por su falta de humildad, por su ambición sin límite.

Los seres del Agua y todos los demás, las vidas que nunca abandonaron al hombre, permanecen pacientes esperando que este “mago en potencia”, el hombre, recupere el Sonido y con ello, despierte y vuelva a creer.

También se perdió el conocimiento que se poseía al principio, y el hombre, en su ignorancia, vive apartado de la realidad, del mundo interno real, de sus leyes y sus ciclos vitales, ciclos que forman parte de la creación y de la evolución de esta, ciclos que, en su movimiento, reajustan y restauran el equilibrio entre el mundo interno y el externo, y someten a la humanidad a una selección donde los “aprobados” pasarán a otra dimensión, y los demás repetirán curso.

Es fácil de entender y lógico en su manifestación. Es reconocer, aunque pueda ser duro, que existe un Creador, y con Él una Creación que posee sus Leyes y sus “tiempos”, y en todo ello una criatura diferente que fue soñada para ser especial en la Creación, pero eso significa que será forjada a Fuego, que será purificada con el Agua, que aprenderá el Movimiento a través del Aire y que conocerá el Sacrificio y el Poder de la mano de la Madre Tierra.

Y eso ya está sucediendo desde el principio de los Tiempos, solo que ahora se vivirá el proceso con más consciencia, aunque no todos lo entenderán, pero aun así lo vivirán, se vivirá.
Ya se está viviendo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.8)

Más del autor /a

Guerra entre poderes

Miedo a la Verdad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos