Morrigans. Un sonido que vuelve para quedarse

0
35
Morrigans. En la imagen, de izda. a dcha., Pablo Díaz (guitarra), Abraham Loya (bajo), Jorge Villaboy (voz y guitarra), Alberto Menéndez (batería) y Guillermo Barrera (percusión)
Morrigans. En la imagen, de izda. a dcha., Pablo Díaz (guitarra), Abraham Loya (bajo), Jorge Villaboy (voz y guitarra), Alberto Menéndez (batería) y Guillermo Barrera (percusión)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Son jóvenes que entienden la música sin cortapisas. Músicos que no contemplan la vida sin instrumentos y amigos que sortean juntos la adversidad. Por eso, el último día del mes de julio, Morrigans hizo un juramento con su recién estrenada canción Empezar de cero. Con este tema la banda de Avilés anunciaba su regreso, a pesar de que como nos explica ahora Alberto Menéndez nunca llegaron a irse del todo.

Abby (Abraham Loya), Villa (Jorge Villaboy) y Nube (Alberto Menéndez) son los responsables del nacimiento de esta banda, a la que con el tiempo se han ido incorporando otros instrumentistas que comparten su pasión por la música. Ganar el Concurso de maquetas “40 Principales Asturias” fue el primero de los hitos de esta formación que en 2011 también fue grupo revelación del año en los premios de la Asociación de la Música Asturiana. Desde entonces, no han dejado de sumar seguidores. Los mismos que agotaron las entradas para su próximo concierto a poco de ponerse a la venta, una cita que finalmente se ha pospuesto para los días 12 y 13 de marzo debido a la situación sanitaria. Habrá que esperar un poco más para verlos en el Teatro Palacio Valdés de Avilés.

-Vuestra banda empezó hace doce años, aunque entonces lo hacíais bajo el nombre de White Way. ¿Qué os llevó a convertiros en Morrigans?
-Empezamos igual que todos, como tres amigos que querían hacer versiones de distintos grupos. Al principio cantábamos en inglés temas clásicos de Dire Straits, Erip Clapton… pero luego decidimos dar un pasín más y buscar nuestras propias composiciones. Queríamos empezar a cantar en español y buscar un nombre más fácil, más conciso, ahí nació Morrigans, que hace alusión a una diosa celta de la vida, la muerte y el destino. Nos encajaba bastante bien porque en nuestro primer disco hablábamos mucho del destino.

“Llevamos muchos años juntos y hemos vivido momentos difíciles en los que a lo mejor otra gente abandona el barco para emprender otros proyectos, pero nosotros llevamos mucho tiempo peleando y vamos a seguir haciéndolo hasta el final”

-Habéis regresado con el tema Empezar de cero, ¿fue una declaración de intenciones?
-Sí, después del álbum Infinito que salió en 2015 queríamos darle una vuelta de tuerca al grupo. Las primeras canciones que hicimos tiraban hacia un pop con letras más sencillas, y queríamos ir un poco más al estilo indie, con un estilo más moderno y maduro. Ahora, con esta canción abrimos una nueva etapa musical y todas las canciones pretenden ir por esa línea. Además, nuestra vuelta coincidió prácticamente con la salida del confinamiento y queríamos hacer también referencia a la situación actual.

-‘Formar parte de un motivo antes de regresar’… tal y como contáis en otra de vuestras letras ¿cuál es vuestro motivo?
-En el primer disco, Infinito, tuvimos bastante apoyo por parte de Vinos Rueda y también por parte de nuestra discográfica, después tuvimos un cierto parón porque nos quisimos desvincular, no pertenecer a una marca y crear composiciones que fueran más libres. Necesitábamos ver por dónde queríamos ir musicalmente, porque cada uno escucha un tipo de música y lo difícil es converger los tres en un mismo estilo. El motivo fue encontrar una línea musical, unos temas y un estilo con el que creemos que estas canciones pueden triunfar porque les damos mucho cariño y mucho amor. Así que ese es el principal motivo para volver a regresar, volver a mostrar nuestra música y que la gente disfrute con ella.

Morrigans
Foto: Morrigans

“Los principales en Morrigans somos el trío formado por Abby, Villa y yo, pero nos gusta llevar a músicos acompañantes según las canciones o el estilo. Guillermo Barrera, por ejemplo, lleva diez años con nosotros y prácticamente se puede decir que es el cuarto miembro principal del grupo”

-También reconocéis la necesidad de dejarlo todo atrás y ser honestos. ¿Por qué es prioritario para vosotros?
-Porque quisimos marcar un punto final con el anterior proyecto. Cuando estás con una discográfica, un productor, etc., la gente que está detrás te influye mucho a la hora de elaborar las canciones. Nosotros, en relación con lo de antes queríamos plena libertad. Ahora las nuevas canciones las estamos componiendo al cien por cien nosotros, y también autoproduciendo con el apoyo de algún amigo.

-¿La banda sigue siendo cosa de tres?
-La gente se lía bastante con la composición del grupo. Los principales somos el trío formado por Abby, Villa y yo, pero nos gusta llevar a músicos acompañantes según las canciones o el estilo que acompañemos. Guillermo Barrera, por ejemplo, lleva diez años con nosotros y prácticamente se puede decir que es el cuarto miembro principal del grupo, se encarga de la percusión, los coros y ahora está empezando con los teclados. Luego, según las canciones, a veces contamos con las guitarras de Pablo Díaz, de Guillermo Fernández o con la acústica de Enrique Lusquiños. Son músicos que tienen otros grupos y proyectos y no es tan fácil coincidir con ellos. Hay muy buen rollo entre todos y según las necesidades de cada canción buscamos a uno u a otro.

-Principalmente sois músicos y quien más quien menos cada uno trabajáis en cuestiones relacionadas con la música, pero ¿qué supone Morrigans para vosotros?
-Morrigans nació como hobby, pero no nos lo tomamos como un hobby porque le dedicamos muchas horas. Por semana es cuando más ensayamos, tenemos mucha disciplina y quedamos de 8 a 10 de la mañana, luego cada uno a su trabajo. Estamos en contacto casi a diario para llevar redes sociales, reuniones de llamadas a tres, y estos últimos días la organización del concierto, que también lleva mucho tiempo. No nos dedicamos al cien por cien como nos gustaría, pero detrás hay mucho esfuerzo que no se ve, porque nos gustaría seguir creciendo y que las canciones se escuchen mucho más arriba.

“Para nosotros la cuestión económica no es lo más importante, lo principal es la música”

-¿Qué importancia tiene en vuestras creaciones la línea audiovisual?
-Creemos que en la música esto es casi un 50%, por lo tanto, cuando sacamos un tema intentamos sacar algún contenido audiovisual, o bien un vídeoclip o un vídeolyric. Le da mucha más calidad al tema, está bastante comprobado.
En esta cuestión nos dejamos ayudar mucho por Ángel Villaboy, el hermano de Villa. Se le da muy bien esto y fue quien nos dio la idea de Salitre, un vídeo que preparamos con escenas recogidas con móviles. Fue una auténtica locura coordinarlas todas, pero mereció la pena y con él conseguimos el premio AMAS al Mejor videoclip. Empezar de cero y el tema que acabamos de sacar, Impacto, también son creaciones suyas, mientras que el vídeolyric de ‘Un día cualquiera’ nos lo hizo Titi Muñoz durante la cuarentena.

-En un momento dado, Villa tuvo el problema de la distonía focal. ¿Cómo repercutió en el grupo?
-Al final, esto nos ayudó a buscar otras opciones. En su momento cuando esto ocurrió fue un gran palo, estábamos con la gira de Infinito, que Villa dejase de tocar la guitarra y encontrar quien le sustituyese era súper complicado, así que nos dimos mucho margen de maniobra. Hicimos un descanso de unos meses para que nadie se estresase y pudiéramos encontrar la salida poco a poco. Supimos recomponernos y ahora Villa está centrado en el piano y hemos sacado otro tipo de composiciones que dan mucho juego. A la hora de componer hay más armonía y creo que muchas canciones han mejorado gracias a este cambio.

“En nuestro pequeño grupo de incomprendidos valoramos mucho la parte instrumental y le dedicamos horas y horas”

-Superar este tipo de inconvenientes ¿os hace madurar como grupo?
-La verdad es que sí, nosotros llevamos ya doce años como grupo, aunque nuestra amistad es anterior. Hemos vivido momentos difíciles en los que a lo mejor otra gente abandonaría el barco para emprender otros proyectos, pero nosotros llevamos mucho tiempo peleando y vamos a seguir haciéndolo hasta el final. Y si alguno tiene un problema le vamos a ayudar.

-¿Cuál crees que es la clave para esta permanencia?
-No sé cuál es la clave perfecta, pero por un lado está la constancia de los tres de seguir, también de no dejarse influir por la cuestión económica que es algo que a veces separa a los grupos. Para nosotros no es lo más importante, lo principal es la música. Somos muy constantes y confiamos en el proyecto. Y como confiamos ciegamente vamos a tirar juntos hasta el final, y esto va a ir fluyendo poco a poco hasta que llegue al punto que debe llegar.

Morrigans
Foto: Morrigans

-¿Qué os gustaría conseguir?
-Lo ideal sería poder dedicarse a la música al cien por cien y no tener que ensayar a las ocho de la mañana. Tener más tiempo para componer, sin estrés, y poder meterse en el estudio a grabar durante quince días seguidos y no como hacemos ahora que vamos sobre la marcha.

-Uno de vuestros temas míticos fue Sé incomprendido. ¿Es un sentimiento que experimentan habitualmente los músicos?
-Creo que dentro de cada estilo musical hay gente bastante incomprendida. Nosotros siempre hemos tirado por el rock, el indie, el funk.. estilos un poquito más extraños que el pop en sí, y muchas veces nos han querido encasillar como grupo pop quizás por ser más jóvenes o por nuestra imagen. Pero quisimos ir hacia otro lado, hacia sonidos no tan comerciales, que no atraerán tanto como un pop español puro y duro. En nuestro pequeño grupo de incomprendidos valoramos mucho la parte instrumental y le dedicamos horas y horas. Es una línea más complicada, pero nos gusta lo complicado.

-Veo muchas palabras de agradecimiento en vuestro Facebook. ¿Detrás de Morrigans hay toda una familia?
-Sí, porque no somos solo los tres, son todos los músicos que han pasado por aquí en estos años, los técnicos de sonido, la gente del estudio y los patrocinadores que nos están ayudando a funcionar viendo cómo está la situación.
Además, a nosotros siempre nos gusta ir con los de casa. Cada vez que preparamos un videoclip y pedimos a nuestros amigos más cercanos que vengan, vienen todos. Morrigans es un grupo muy grande, y por eso nos gusta agradecerlo.

“A veces me paraban por la calle y me decían ‘qué pena que lo dejaste con Morrigans’, pero el que no se viera lo que nosotros hacíamos por detrás no significa que estuviésemos parados”

-¿Cómo percibís el calor del público?
-La gente está muy agradecida de volver a escuchar nuestros temas, muchos pensaban que nos habíamos separado. A veces me paraban por la calle y me decían “qué pena que lo dejaste con Morrigans”, pero el que no se viera lo que nosotros hacíamos por detrás no significa que estuviésemos parados. Ahora al sacar nuevos temas, la gente ya ha visto que el grupo se ha reactivado y desde el primer momento nos apoyan, aparece gente nueva a la que le gustan nuestras canciones y el grupo sigue creciendo.

-¿Qué ha supuesto para vosotros este año con todas las limitaciones que se han vivido?
-Está siendo un año bastante complicado, en abril teníamos un concierto programado y nos lo cambiaron a quince días vista cuando el concierto estaba preparado y habíamos currado muchísimo. Fue un palo grande porque como cada uno tiene su propio trabajo no es fácil coincidir. Ahora teníamos otro programado para los días 6 y 7 de noviembre, y también hemos tenido que posponerlo debido al cierre perimetral de Avilés.

-Viendo las circunstancias actuales, ¿cómo pensáis ir dando a conocer vuestro nuevo trabajo?
-El año pasado empezamos a componer nuevas canciones. Fuimos a grabar a Barcelona, a la Casa Morada y también grabamos en Asturias, en nuestro estudio de confianza, Tutú Estudios. Dada la situación actual de la música, más que querer publicar un disco con varias canciones vemos más acertado ir sacando tema por tema cada seis semanas, y es la línea que estamos siguiendo. Acabamos de sacar el tercero de esta nueva lista, cuando tengamos un conjunto mayor de temas a lo mejor sacamos un soporte físico para repartir, pero de momento estamos enfocándonos a plataformas como Spotify o YouTube.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí