Cada día al verte

0
26
Micropoesía de Elisabeth Pérez Gomes
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Las olas rompían bajo nuestros pies.
Tú caminabas despacio dejando que tus
pies se enterraran poco a poco bajo la
arena fría.
Yo te miraba ensimismada
y con carita de enamorada.
Qué suerte,
que se me siga poniendo esa cara
cada día al verte.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí