12.5 C
Oviedo
domingo 21, abril 2024

Entrega a la vida

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Soy Maider López, bióloga. Durante la primera fase laboral, trabajé 16 años en una multinacional, empresa a la que le debo mucho de mi conocimiento y experiencia de cara a lanzarme por mi cuenta. En cuanto al barro, mi hijo fue el que me mostró la arcilla que había delante de mi casa, tenía 5 añitos y lo usaba como cemento para construir. Era una época difícil para mí a nivel personal y decidí buscar hacer algo que nos permitiera evadirnos del mundo y cuidar nuestra relación madre – hijo. Ahí fue donde descubrí el poder sanador del barro y este oficio que me enganchó desde el primer día. Empecé a ir a clases con Toni Soriano y unos años después de ir a clase cuando podía (viajaba mucho por trabajo), decidí dar un giro a mi vida, dejar mi trabajo y su supuesta seguridad por un destino incierto y fuera de mi zona de confort.

Y descubrí que un oficio es un oficio, donde creía que sabía algo me di cuenta que no sabía nada y que tenía que espabilarme y dedicarle todo el tiempo que pudiera para ir entendiendo cómo funciona este mundo.

Urna de barro. Maider Arte Cerámica

Llevo casi 5 años. El camino ha sido difícil, no os voy a engañar, muchos disgustos, mucha presión económica (muy difícil vivir de esto si no tienes otros ingresos), pero poco a poco las cosas se fueron ordenando. La pandemia hizo que empezara a dar clases, ¡necesitado te veas!, y descubrí que es algo que me encanta hacer y que puedo aportar al que viene, no solo un conocimiento técnico, sino también una enseñanza de vida a través de los paralelismos que suceden con el barro y la vida misma. Para mí ha sido una gran escuela de autoconocimiento y de superación, donde cada día surgen formas, acabados y pensamientos nuevos… que encajan de alguna forma en esta trayectoria a la que me he entregado. Como bien dicen, esto no es un trabajo, sino una forma de vida.

En cuanto a mi trabajo, empecé con urnas funerarias, lo que me obligó a aprender a tornear. Después seguí haciendo lámparas, luego utilitarios, joyería cerámica, detalles para cualquier evento… el potencial del barro es inacabable.

Jarrón de Maider Arte Cerámica

Me he presentado también a alguna exposición más artística como CERO, en Oviedo, pero no es un camino al que esté dedicando gran parte de mi tiempo. Voy a algún mercado, sobre todo de ceramistas que organiza la Agrupación de Ceramistas de Asturias y poco más.

Mi vida dio un giro total en muchos aspectos, pero el más importante de todos es que creo que estoy haciendo algo bueno, las clases son muy enriquecedoras para todo el mundo que viene y eso me hace muy feliz.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos