Aventura a dos ruedas en un Occidente asturiano de película

0
404
Embalse de Doiras y pueblo de Silvón
Embalse de Doiras y pueblo de Silvón / foto: MGDron
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 3)

Naturaleza en estado puro, soledad, inmensidad y unos paisajes de cine es lo que propone esta ruta motera que nos conduce al interior de Asturias, sumergiéndonos de lleno en un viaje al pasado.

El recorrido nos llevará por dos enclaves mágicos de un concejo del suroccidente asturiano, Pesoz, y dará a conocer algunos de los secretos de una Asturias olvidada que todavía tiene mucho que decir. Nos veremos inmersos en la aldea medieval de Argul, un pueblo de película, cuyas casas y construcciones parecen desafiar al tiempo y nos asomaremos a un abismo, el de A Paicega, para entender las claves de un valle que ha crecido en torno al caudal del río Navia.

Eso sí, atención a los viajeros, estén preparados para abordar sinuosas y estrechas carreteras locales, ideales para aventureros dispuestos a adentrarse en paraísos perdidos, en los cuales predomina la naturaleza en estado puro y en ocasiones escasean algunos servicios. De ahí, que antes de iniciar este tipo de recorridos debemos asegurarnos de contar con la moto adecuada, -si no es así, en portales como compramostumoto.es te pueden facilitar y asesorar sobre el cambio-, y un kit básico de herramientas para que nada impida un viaje con total seguridad. La buena gastronomía y la hospitalidad estarán, por el contrario, garantizadas en la restauración de la zona.

El recorrido nos llevará por dos enclaves mágicos del concejo del suroccidente asturiano Pesoz, y dará a conocer algunos de los secretos de una Asturias olvidada que todavía tiene mucho que decir.

Para ponernos en situación hay que explicar que Pesoz es un concejo de 39 km² y una población de tan solo 141 habitantes. Enclavado en la montaña asturiana, a 856 metros de altitud, este territorio agreste y escarpado forma parte del Parque Histórico del Navia. La ruta de acceso que recomendamos en esta ocasión recorre la Autovía del Cantábrico A-8 hasta llegar a la localidad de Navia donde tomaremos la AS-12 que recorre todo el valle. Nos esperan 64 kilómetros de una carretera conocida como el corredor del Navia, repleta de curvas que habrá que trazar a la velocidad adecuada, especialmente en periodo invernal ante la aparición de lluvia y hielo. Lejos de desanimar a los moteros menos experimentados, la ruta es una aventura que ofrece paisajes increíbles dominada por bosques y los embalses de Arbón y Doiras.

AS 12 a su paso por Boal e Illano
AS 12 a su paso por Boal e Illano. Foto MGDron

La ruta es una aventura que ofrece paisajes increíbles dominada por bosques y los embalses de Arbón y Doiras.

Tras atravesar los concejos de Villayón, Boal e Illano y antes de llegar a la capital de Pesoz, una desviación a mano derecha nos conducirá hacia la aldea de Argul, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2004 en la categoría de Conjunto Histórico (lat: 43.274312/long: -68.69101). Entrar en este núcleo es como realizar un viaje al pasado: las edificaciones de piedra se apoyan en el roquedo natural ganando así espacio para las tierras de labor y muestran entre sí singulares mecanismos de comunicación, de forma que mediante túneles y altos corredores es posible pasar de unas edificaciones a otras sin llegar a pisar la calle. Entre los ejemplos más impresionantes de este conjunto arquitectónico llama la atención el túnel de aproximadamente 20 metros que posee una de las casas, la Casa de Vilar.

La singularidad que ofrece Argul es la que sedujo al cineasta Samu Fuentes a la hora de rodar escenas de su película Bajo la piel del lobo. El actor Mario Casas, personaje central del largometraje, pudo comprobar en persona la idoneidad de esta localización, que rezuma tranquilidad dada la escasa población que permanece de forma habitual en ella. Recorrer este escenario de película, pasear por las estrechas calles de este asentamiento rural, circulando entre gruesos muros de piedra y bajo corredores medievales es una experiencia inolvidable.

Rincón en la aldea de Argul
Rincón en la aldea de Argul / Foto: Archivo Fusión Asturias

La singularidad que ofrece Argul es la que sedujo al cineasta Samu Fuentes a la hora de rodar escenas de su película “Bajo la piel del lobo”.

Igual de sorprendente es el siguiente punto de la ruta que nos conduce a las ruinas del poblado de A Paicega, también en el municipio de Pesoz. Para acceder a este antiguo asentamiento, hoy abandonado, hay que retomar la AS-12 en dirección a Grandas de Salime y continuar hasta el núcleo rural de Sanzo, donde comienza una pista de tierra de aproximadamente 1 km que conduce al lugar indicado (lat: 43.242805/long: -6.848618).

Situado sobre una loma, en una de las márgenes del río Navia, el poblado no solo nos retrotrae en el tiempo, también nos permite disfrutar de un paisaje espectacular sobre el curso del Valle y las instalaciones del embalse de Grandas de Salime. La historia de este emplazamiento está totalmente ligada a la construcción de esta gran presa y su central hidroeléctrica, una obra faraónica que se inició en 1946 y en la que se emplearon cientos de trabajadores llegados de diferentes puntos de la península. A Paicega fue uno de los asentamientos principales con una docena de pabellones para viviendas. Tal era la magnitud del proyecto y su duración en el tiempo que el poblado llegó a disponer de su propio economato, escuela, cine, peluquería, casino e iglesia.

Embalse de Grandas de Salime
Embalse de Grandas de Salime / Foto: Fusión Asturias

La inauguración de la presa, en su día la más grande España, trajo también el abandono de A Paicega, pero incluso en ruinas este poblado obrero suscita el asombro y la curiosidad de los visitantes. El mirador de nuevo cuño, instalado cercano a una iglesia que actualmente está en reconstrucción, invita a disfrutar de un silencio ensordecedor que aún en plena naturaleza parece evocar sonidos de épocas anteriores.

De vuelta a la moto, la aventura puede ampliarse regresando a Navia por otro itinerario, enfilando en dirección al puerto de La Garganta, un puerto clásico del occidente asturiano que une la zona de los Oscos con el litoral asturiano. El itinerario promete de nuevo muchas curvas, puede que incluso más que en el trayecto anterior, pero nuevamente la orografía de esta parte del Parque Histórico del Navia recompensa el esfuerzo.

Asturias tiene vocación motera y posee incontables rutas para nómadas viajeros.

Un dato importante a tener en cuenta en esta parte de Asturias es la escasez de gasolineras cercanas al punto de destino. Tomando como referencia la capital del concejo de Pesoz, la más cercana se encuentra a 7 kilómetros de distancia, en la localidad de Grandas de Salime. La segunda estación de servicio en proximidad se encuentra a 36 kilómetros, en el núcleo de Boal.

Si tras concluir la jornada todo ha sido satisfactorio, habrás de conocer que Asturias tiene vocación motera y posee incontables rutas para nómadas viajeros. Una vez que ha picado el gusanillo de la aventura la siguiente estará a la vuelta de la esquina, pero sea cual sea la elegida hay que recordar que garantizar la seguridad es fundamental.

Guía para viajeros extra

No hay una respuesta única para la pregunta de qué modelo de moto debo elegir, pero si te estás planteando realizar viajes más largos has de contar con el vehículo apropiado. Potencia, consumo, conducción y seguridad son factores a tener muy en cuenta a la hora de elegir el modelo.

La cilindrada de tu moto no puede ser inferior a 400 CC si no quieres un motor súper revolucionado que irremediablemente consumirá más de lo conveniente. Además de la eficiencia del vehículo en carretera (consumo de litros/ kilómetro) hay que tener en cuenta las dimensiones del tanque de gasoil o gasolina, preferiblemente de buena capacidad para evitar un excesivo repostaje. En el caso de elegir vehículo eléctrico hay que controlar las horas de autonomía.

Motorista

El tercer punto, pero no por ello menos importante, es relativo a la conducción. Elegir una moto cómoda que permita mantener una buena postura corporal evitará futuras molestias y dolores, además, si te planteas viajar en pareja lo ideal es apostar por la confortabilidad de los asientos biplaza.

El mercado ofrece actualmente tres tipos de motocicletas, las Trail, recomendadas para viajar tanto por asfalto como por pistas de tierra; las Touring, con buena estabilidad y confortables para viajes largos, ideales para viajar en pareja, y las Custom que, aunque de menor potencia que las anteriores también pueden recorrer grandes distancias.

Si ya dispones de un vehículo, pero este no cumple los requisitos necesarios para tu creciente espíritu viajero, lo mejor es buscar asesoramiento profesional y reemplazarla. Si este es tu caso y te surge la pregunta de ¿cómo puedo tasar mi moto?, encontrarás todo tipo de facilidades para venderla a buen precio de forma online sin moverte de casa. Así que no reprimas tu necesidad de aventura y da los pasos necesarios para continuar en la carretera.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí