Polígono Industrial de Asipo. Servicios y seguridad para las empresas

0
126
Polígono Industrial de Asipo (Llanera)
Polígono Industrial de Asipo / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Gracias al trabajo de los empresarios, el polígono de Asipo (Llanera) mantiene su carácter innovador al tiempo que es una de las áreas empresariales destacadas de la zona centro de Asturias.

En los años 60 un grupo de empresarios puso en marcha la idea de crear un espacio industrial en el que poder establecerse y llevar a cabo su labor profesional, así nació Asipo (Asociación de Industriales de la Provincia de Oviedo). Años más tarde se trasladaron a Llanera, donde tomó forma el polígono industrial. Para ello adquirieron una propiedad que pertenecía a Explosivos Riotinto y así comenzó una nueva andadura, en una superficie más adecuada para el desarrollo de las empresas. Gracias a esta iniciativa, se puede decir que hoy Asipo es un polígono moderno, dinámico y adaptado a los tiempos, cuyo origen y gestión se debe totalmente a la iniciativa privada.
Al frente de la Asociación se encuentra Delfín Cuervo, que lleva más de 11 años ostentando la presidencia. El empresario de Señalizaciones Asturias (SEAS), también miembro del consejo ejecutivo de FADE, explica que “el polígono tiene unos cimientos muy sólidos gracias a la labor que han hecho las personas que estuvieron en los órganos de gobierno en las distintas etapas de la Asociación, consiguiendo cosas como el tratamiento de los residuos sólidos o el establecimiento del punto limpio. Yo ahora también aporto mi granito de arena”. Entre las últimas tareas que ha afrontado el empresario hay que reseñar de forma especial el sistema de alerta temprana, una metodología pionera que pretendía solucionar carencias en la seguridad del polígono.

El próximo objetivo a conseguir podría ser la reducción de costes económicos en materia de iluminación del polígono mediante la instalación de placas fotovoltaicas. De momento, el proyecto se encuentra en fase de estudio

El presidente de Asipo se manifiesta muy satisfecho por la instalación que lleva operativa algo más de un año, “aunque disponíamos de un sistema de vigilancia 24 horas y una red de cámaras de vídeovigilancia seguíamos teniendo una zona vulnerable en el polígono en la parte colindante a la autovía. Los ladrones rompían la malla y accedían por una zona que no estaba controlada. Ahora reforzamos la seguridad con el sistema de alerta temprana en parte del perímetro y en mi opinión ha sido un éxito total: desde que se instaló no hubo más intrusiones por este punto”. La seguridad es uno de los puntos clave del área que también se ha preocupado este año de completar el sistema de cámaras de vídeovigilancia “teníamos una zona sombría en la calle C, y conseguimos una subvención para conseguir que todos los viales estén cubiertos en materia de vigilancia”.
El próximo reto a conseguir es la reducción de costes económicos en materia de iluminación del polígono mediante la instalación de placas fotovoltaicas. El pasado mes de abril. el Gobierno central aprobó un decreto ley que autorizaba este tipo de instalaciones en polígonos industriales y comunidades de vecinos. De momento, el proyecto en Asipo se encuentra en fase de estudio. “Todavía estamos analizándolo -explica Cuervo- hay que cuantificar el coste que estamos asumiendo recibiendo la energía de una compañía abastecedora, ver a cuánto asciende la inversión y cuál es el retorno de amortización. Nuestro objetivo es poder abaratar los costes de infraestructura, y así tener excedentes con los que poder afrontar mejoras en servicios”.

Las grandes ventajas de Asipo son su privilegiada ubicación y los buenos accesos por autopista al resto de las principales ciudades de la región

Además de ser un área industrial solvente que todos los años incorpora novedades, los empresarios de Asipo también asumen los gastos de reformas estructurales, “hay actuaciones que son imponderables como es el mantenimiento de la red de saneamiento y esto merma nuestra capacidad de afrontar otro tipos de gastos”, explica el presidente. Por eso permanece en espera un proyecto de remodelación en los accesos de entrada al polígono que incluirá la mejora de la caseta de los vigilantes. “Ya está aprobado por la junta de gobierno y en cuanto sea posible lo afrontaremos”.
Lo que sí está a la vuelta de la esquina es la puesta en marcha de su nuevo portal empresarial (www.asipo.org) que se halla en fase de actualización para dotarlo de más contenidos y hacerlo más asequible a los usuarios. La web pretende ser una ventana permanentemente abierta al empresario y a la sociedad, constituyendo un escaparate para dar a conocer las empresas del polígono más allá de las fronteras del recinto industrial.
La gran ventaja de Asipo es su ubicación privilegiada, tan próxima a la capital del Principado y con buenos accesos por autopista al resto de las principales ciudades de la región. Además, muy cercanas se encuentran otras áreas como el Parque Tecnológico y el Polígono de Silvota, juntas consiguen que la zona de Llanera sea un polo de referencia industrial en el Principado de Asturias.
La seña de identidad de este espacio industrial que ha sido pionero en la región son los tres edificios que se han impulsado desde la Asociación empresarial y la Sociedad para el Desarrollo Integral de Asipo (SODIASA) para albergar nuevas iniciativas y ofrecer servicio al área. Asipo I,
de 12.300 metros cuadrados, se inauguró en el año 2003 y entre sus ocupantes figura la Asociación del polígono y el Club de Calidad. Tres años más tarde, Asipo II se puso oficialmente en marcha con 1.600 metros cuadrados, mientras que el tercer y último equipamiento del Parque Empresarial de Asipo se inauguró en 2010 con 9.500 metros cuadrados.

Asipo es uno de los escasos poligonos industriales en España que cuentan con una iglesia. El templo, hoy desacralizado, es un equipamiento para la práctica del skate

El polígono suma cerca de 2.800 puestos de trabajo y, aunque la crisis económica supuso un gran varapalo con una fuerte caída de la actividad, alrededor de doscientas empresas están asentadas en sus instalaciones. La mayor parte se corresponden con pymes de sectores variados: construcción, hostelería, madera, distribución, metalurgia, artes gráficas, etc.
En el polígono está situado un punto limpio en el que las empresas pueden depositar residuos no peligrosos como cartón, madera, plásticos, escombros, etc. Para los peligrosos existe un contrato firmado con una empresa externa que cobra según el precio acordado por tonelada. Así mismo el coste del transporte se prorratea entre todas las empresas que utilizan el servicio.
El transporte público está asegurado a través de un servicio de trenes y una línea de autobús que comunica la ciudad ovetense con el núcleo de Lugones y las áreas industriales de Llanera.

Interior de la iglesia de Asipo
Interior de la iglesia de Asipo / Foto: Elchino Pomares

Algo más que un polígono

Entre las peculiaridades de Asipo se encuentra la de poseer una iglesia en el interior del área empresarial.
La iglesia cuya construcción finalizó en el año 1913 pertenecía antiguamente a la Fábrica de Explosivos Santa Bárbara y ofrecía sus servicios a los trabajadores de la misma. Al parecer durante la Guerra Civil fue un objetivo de interés por ambos bandos debido a la fábrica de pólvora, de ahí que en su estructura se aprecien impactos de bala.
Ahora se halla desacralizada y desde 2015 se ha transformado en un templo del “skateboarding” debido a que un colectivo de patinadores asturianos, Church Brigade, reconvirtió este espacio instalando una rampa de skate en su interior. A esta iniciativa se sumó otra, la iniciada por el artista urbano Okuda San Miguel que llenó el templo de color y formas geométricas con un resultado espectacular al que denominó Kaos Temple.


Ramiro Gutiérrez, empresario de transporte y logística en Asipo

“En Asipo estamos contentos al 100%”

Ramiro Gutiérrez, empresario de transporte y logística en Asipo
Foto: Fusión Asturias

Desde hace años son una empresa referente en el sector del transporte y la logística. Guttrans comenzó su andadura empresarial en 1987 con cuatro furgones que daban servicio de reparto al Corte Inglés de Asturias, y no fue hasta 1995 cuando adquirió un tráiler con el que inició el transporte internacional. Aunque estos primeros pasos a nivel empresarial los dieron en Asipo, luego se trasladaron a otras áreas, pero hace cuatro años retornaron a sus orígenes, instalando en el polígono de Llanera la parte de la empresa dedicada a almacenaje. “Dimos este primer paso y ahora nuestra intención es traer toda la empresa, con lo cual tendríamos aquí la parte de transporte y también la de almacenaje” reconoce Ramiro Gutiérrez, gerente. Si todo va bien y los plazos se van cubriendo, a mediados de mayo la empresa al completo estará operativa en Asipo, con lo cual se convertirán en una de las de mayor tamaño, ocupando una superficie de veinte mil metros cuadrados en la que trabajarán 50 personas.
Gutiérrez reconoce que todo lo que puede decir del polígono es bueno. “Estamos contentos al 100%. Lo que más nos gustó de Asipo fue la seguridad que tiene, nuestros almacenes tienen una mercancía y lo que más nos preocupa es que esté bien custodiada y aquí tenemos esa tranquilidad. Además está muy bien comunicado con buenas salidas a cualquier parte de España o de Europa”.
Aunque todavía se están recuperando de las heridas producidas por la crisis económica, el sector va retomando el pulso y el trabajo vuelve a resurgir con fuerza volviendo a situar a la logística como una parte vital de la economía. Desde
Guttrans reconocen esta mejoría y afirman que tras los tiempos de dificultad se está comenzando a crecer de nuevo. “Nosotros pasamos de tener una plantilla de treinta personas a una de cincuenta y creciendo. Aunque quedan cosas por hacer, puedo asegurar que va bien. También es cierto que nosotros trabajamos todo, desde llevar un paquete a algún lugar de Asturias hasta llevar un tráiler a Rusia. El sector servicios cada vez crece más, hay más competencia y tienes que afinar más los precios, pero está creciendo”.
El gerente de la empresa reconoce que está ilusionado por retornar a Asipo y que, como siempre, intentarán dar el mejor servicio a sus clientes basando su trabajo en principios básicos para ellos: fiabilidad, calidad, confianza y profesionalidad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí