Polígono de Barres (Castropol) Occidente industrial.

0
109
Poligono de Barres (Castropol)
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Castropol está preparado para acoger nuevas empresas. Ya inaugurada la tercera fase del polígono de Barres, y ya agotadas la primera y la segunda con todas las parcelas ocupadas, dispone de espacio para ofertar en excelentes condiciones.


Para favorecer la ocupación y animar a los empresarios a instalarse en el Parque empresarial de Barres, se dispusieron subvenciones de las que se informó puntualmente durante el primer semestre de 2014, con promociones especiales para dar movimiento a la venta de parcelas.
Tras el éxito de la primera y segunda fase, en 2007 se puso en marcha la construcción de la tercera para aprovechar al máximo la excelente situación del polígono y los prometidos accesos a la futura Autovía del Cantábrico. Con semejante ubicación, constituía una de las opciones más apetecibles para empresarios buscando un lugar para instalarse en el occidente asturiano, con conexiones con la vecina Galicia. El proyecto continuó adelante, pero el estallido de la crisis económica ha condicionado su evolución, más lenta de lo previsto debido a las dificultades para mantener la actividad empresarial existente o iniciar nuevos proyectos.
Pero las buenas condiciones son las que son, y la tercera fase, con casi 165 mil metros cuadrados netos, continúa ofreciendo opciones interesantes, a la espera de que las condiciones económicas recuperen la estabilidad necesaria para dar confianza a empresarios y emprendedores. Queda pendiente un aspecto importante, que revalorizaría notablemente todo este espacio, y es la construcción del ansiado acceso directo a la A-8, Autovía del Cantábrico. Con toda seguridad, sería un aliciente que aceleraría la ocupación, aunque de momento se encuentra detenido por los recortes presupuestarios para este tipo de obras.
En la buena marcha del Polígono tiene mucho que ver ASPOBA, Asociación de Empresarios del Polígono de Barres, que desde su creación en el año 2003 ha estado velando porque año tras año se incluyesen mejoras y se solucionasen los problemas que iban surgiendo. También, han procurado contagiar a los empresarios de la necesidad de colaboración mutua para hacer de ese espacio empresarial e industrial, un lugar cómodo para desarrollar sus actividades y a la vez atractivo para nuevas empresas. Gracias a sus indicaciones, fruto de la experiencia, la tercera fase nació ya con muchas mejoras incorporadas, tales como calles más anchas, mejor gestión de las aguas, más plazas de aparcamiento, alumbrado LED más económico, y otras mejoras.
La Asociación confía en que la crisis económica comience pronto a mostrar signos de recuperación, de modo que se reactive la demanda de espacio por parte de empresarios. Además, defienden que una gestión conjunta servirá para mejorar más y más rápidamente todas las condiciones de un Polígono que aguarda el momento de su despegue definitivo.

 

Asociación de Empresarios del Polígono de Barres

Francisco José García Fernández, presidente: «Nos falta un empujón: el acceso a la autovía»

Es consciente de que la situación económica no permite todavía afrontar ese deseado proyecto, pero aún así no se cansará de repetir que es fundamental para el desarrollo del complejo empresarial en que puede convertirse el Polígono de Barres. «Este polígono tiene muchas posibilidades de futuro, pero nos falta ese último empuje. Mientras no se haga, las consecuencias las pagamos tanto los que ya estamos instalados como los que podrían venir pero no terminan de animarse».

-Hay una Entidad de Conservación que mejoraría mucho todas las gestiones. ¿En qué momento se encuentra?
-Los que compren en la tercera fase ya forman parte automáticamente de la Entidad de Conservación. El problema es que cuando se ocuparon la primera y segunda fase no estaba articulada la fórmula para que se hiciese de esa manera. Por lo tanto desde la Asociación, desde Apia y el Ayuntamiento buscamos la solución para que las dos primeras fases entren definitivamente en la Entidad, que sería lo lógico. Eso nos unificaría muchísimo porque ahora no todos pensamos igual, ni la cuestión del mantenimiento tiene la misma importancia para todos, por mucho que esté demostrado que cuando algo se deteriora pierde valor.
-Ese sentido de colaboración para un fin común ¿sigue siendo una cuenta pendiente entre los empresarios?
-En la Asociación tenemos una capacidad de acción limitada por falta de poder adquisitivo. Está claro que si estuviéramos aportando más, tendríamos todo en mejores condiciones. A veces resulta algo frustrante que uno se ocupe de tener bien su parte mientras el de al lado la deja caer, ése es el problema fundamental, que la mitad de los propietarios estamos peleando mientras que la otra mitad parece que no tuviera nada que ver con todo esto.
-¿En qué momento de ocupación se encuentra la tercera fase?
-Hay algunas empresas instaladas, como un tanatorio, y otras están gestionando sus condiciones, como una dedicada al lavado de camiones y una gasolinera. Sabemos también que se están llevando a cabo negociaciones con una gran empresa, pero no hay nada concreto todavía. Sería un gran paso porque supondría la creación de puestos de trabajo, muy bienvenidos en la zona. La construcción del acceso a la autovía sería muy importante para eso.
-¿Cuáles son las más importantes ya instaladas?
-El movimiento económico de esta zona debe mucho a los Astilleros Gondán, que están en Figueras pero tienen aquí una nave, y también a la empresa Maquinaria del Eo, que tiene abierta una línea de exportación.
-Para ayudar a los empresarios se abrió en su momento una vía de ayudas…
-Sí, una apuesta fuerte tanto por parte del Principado como de Caja Rural. Sinceramente, la pena es que en este momento de tránsito puede dejarse pasar una ocasión muy interesante para pequeños empresarios.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí